España

Avanzan los trabajos de conservación y musealización del espacio arqueológico de los Mondragones

Los trabajos de conservación del espacio arqueológico de la zona de Los Mondragones de Granada, donde se creará un espacio museístico de unos mil metros cuadrados para exhibir los restos de la almazara romana del siglo I y los de un edificio de planta basilical de época visigoda que han sido hallados en el entorno, avanzan a buen ritmo.

GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)

En una visita a la zona, la delegada de Educación, Cultura y Deporte de la Junta en Granada, Ana Gámez, ha explicado que el espacio de musealización ha sido diseñado para una adecuada conservación de los restos, además de para facilitar su uso didáctico y divulgativo, dando unidad al conjunto y manteniendo la contextualización en el mismo entorno en el que se hallaron".

Gámez ha detallado que "los restos del edificio de planta basilical han sido extraídos de su ubicación original y se han trasladado al lugar previsto, apenas a diez metros de su ubicación original, justamente delante de la almazara".

"Se ha realizado de forma totalmente satisfactoria una operación muy compleja, racional y rigurosa, que implicaba desmontar el edificio por piezas para su posterior reubicación". Para ello, se proyectó un sistema que creaba una estructura portante de vigas metálicas y un encofrado específico para cada una de las piezas en las que se dividió la basílica. Finalmente cada una de las piezas fue trasladada con una grúa a la espera de su remontaje en el espacio elegido.

Hace unos días ha finalizado la obra prevista para el montaje de la basílica, que ha quedado ubicada definitivamente frente a la almazara, a escasos metros de su lugar original, en la misma cota en que se encontró y con la misma orientación.

Dentro de ella y en los mismos lugares en que aparecieron, se han ubicado las tumbas visigodas que habían sido extraídas igualmente en un complejo proceso de desmontaje. Una vez trasladadas las piezas, se han soldado con morteros de cal y con la misma tierra en que estaban ubicadas, al igual que se ha hecho con las tumbas.

Todo el conjunto formado por la basílica y las tumbas se une al espacio ya existente donde se han conservado los molinos de la almazara y otros elementos de la misma y, finalmente se ha cubierto todo con las medidas habituales de protección de geotextiles y gravas inertes reversibles a la espera de su musealización final.

Asimismo, la delegada territorial ha explicado que "los espectaculares mosaicos del siglo IV encontrados en este entorno arqueológico están siendo objeto de un complejo proceso de restauración que finalizará previsiblemente el próximo mes", y ha avanzado que próximamente estarán en disposición de ser expuestos para el disfrute de toda la ciudadanía.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin