España

La jueza aclara que Castiñeiras deberá pagar la multa íntegra de 410.000 euros por robar cartas

Si es declarado insolvente o no paga la sanción no provocará que aumenten los tres años que deberá pasar en prisión por este caso

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10 (EUROPA PRESS)

La titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Santiago, María Elena Fernández Currás, que ha condenado a 190 años de cárcel al ladrón del Códice por el robo de cartas a sus vecinos, ha aclarado este martes que el exelectricista de la Catedral deberá hacer frente de forma íntegra a la multa de 410.400 euros que se le impuso.

La sentencia considera probado que José Manuel Fernández Castiñeiras cometió 190 delitos contra la intimidad (con un año de cárcel por cada uno), pero en base al Código Penal sólo puede cumplir el triple de la máxima de las penas, lo que se traduce en que no podrá estar más de tres años en prisión.

Sin embargo, según han explicado fuentes del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG), la interpretación que hace la jueza es que, en el caso de la multa, no sería de aplicación el límite que establece el triple de la mayor de las penas, por lo que Fernández Castiñeiras debería abonar los 410.400 euros íntegros.

Con todo, en el caso de que Castiñeiras fuese declarado insolvente o no pagase la multa de los 410.400 euros, no habría consecuencia en una mayor pena de privación de libertad que agravase los tres años que deberá pasar en prisión por robar las cartas de sus vecinos. En ese supuesto sí se aplicaría la doctrina que impone el límite del triple de la mayor.

COMPLICADA SITUACIÓN ECONÓMICA

Cabe recordar que Castiñeiras ya había sido condenado a un total de diez años de cárcel por llevarse el Códice Calixtino de la Catedral compostelana, así como por robar 2,4 millones de euros del templo y blanquear estos fondos comprando propiedades inmobiliarias.

Por ese caso fue condenado a indemnizar con 2.447.590 euros a la Catedral, el dinero que la sala considera que le fue sustraído. Parte de este dinero, casi 1.700.000 euros, ya fueron entregados a la Catedral por la Audiencia, al tratarse de dinero intervenido al ahora condenado.

Más allá de la multa de 410.400 euros, en el fallo por el robo de cartas se establece que Castiñeiras debe resarcir con 500 euros a 15 vecinos y con 1.000 euros a otros tres por haberles sustraído el correo durante años.

Los tiempos máximos que el ladrón del Códice Calixtino tendría que pasar en prisión oscilan entre los 13 años en caso de que las sentencias no lleguen a acumularse, o los 15 años si las penas sí llegan a acumularse.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin