España

La comisión de investigación de CAN asume el compromiso de seguir los trabajos la próxima legislatura

La comisión de investigación de Caja Navarra ha aprobado este viernes en su última sesión las conclusiones de su trabajo de dos meses, entre las que ha salido adelante el compromiso de crear una nueva comisión para seguir investigando en la próxima legislatura.

PAMPLONA, 20 (EUROPA PRESS)

El dictamen, que integra prácticamente en su totalidad las aportaciones de UPN, PSN, PPN e Izquierda-Ezkerra, será debatido y votado en el próximo pleno del 26 de marzo, el último de esta legislatura.

El acuerdo para retomar los trabajos de investigación, impulsado por Bildu, Aralar-Nabai, I-E y Geroa Bai, ha prosperado con el respaldo de PSN, la oposición de UPN y la abstención del PPN.

En lo que a las conclusiones respecta, UPN y PSN coinciden en que la comisión de investigación ha servido para constatar que la transformación de la CAN de entidad de crédito a fundación bancaria es "consecuencia de la reestructuración promovida por la Unión Europea y encauzada por las autoridades estatales conforme a las modificaciones legales aprobadas por las Cortes Generales".

Según destacan ambos, la principal manifestación de esa radical remodelación es que únicamente dos de las 45 Cajas de Ahorro que había en España a principios de 2010 mantienen a día de hoy la condición de entidad de crédito.

UPN y socialistas coinciden también en que, frente a la desaparición de la mayoría de las Fundaciones de las Cajas, la Obra Social de la Fundación CAN no solo se mantiene, sino que "sigue estando entre las más potentes del sector tanto en términos absolutos como en términos per cápita".

Del mismo modo, UPN y SN contraponen la rentabilidad obtenida por los preferentistas de Caja Navarra (superior al 50%) y Banca Cívica (superior al 60%) y los accionistas en la salida a Bolsa de esta última (17% similar a la de otros Bancos), a lo acontecido en otras entidades financieras cuya "transformación y rescate han supuesto en su conjunto más de 60.000 millones de euros a los ciudadanos".

A partir de ahí, el PSN se desmarca para, entre otros, censurar la "regulación unilateral" de la Fundación Caja Navarra efectuada por el Gobierno foral "desoyendo la voluntad del Parlamento de Navarra", al considerar que "no es la adecuada en orden a la transparencia, gestión, conservación y promoción del legado de Caja Navarra".

Por otra parte, PSN señala que el Ejecutivo de UPN "no ha cumplido exhaustiva y eficazmente su labor de supervisión" sobre la CAN, "lamenta la clara falta de voluntad de colaborar que denota la no remisión o remisión parcial" de determinados documentos, y concluye que "la no tramitación de las comparecencias ha impedido examinar las responsabilidades políticas del Gobierno de UPN".

Esta última valoración es la única que ha quedado excluida de sus aportaciones, al oponerse UPN, Bildu y Aralar-Nabai. El resto han sido validadas con el voto a favor de UPN, las abstenciones de PPN y Geroa Bai y los votos en contra de Bildu, Aralar-Nabai e I-E.

Las aportaciones de UPN al dictamen han sido aprobadas íntegramente con las abstenciones de PSN y PPN y los votos en contra de Bildu, Aralar-Nabai, I-E y Geroa Bai.

Las conclusiones del PPN mencionan la "falta de control" del Gobierno sobre la CAN y se apoya en el último informe de la Cámara de Comptos para confirmar "la dejación de funciones del Ejecutivo en un momento clave que coincidió con el proceso que condujo a la desaparición de la entidad".

Además, los 'populares' hacen extensiva dicha dejación al Banco de España, que "tampoco ejerció en toda su extensión su labor de alta inspección sobre la actividad financiera de la entidad y a resultas de las inspecciones ejecutadas por el Gobierno de Navarra, inexistentes entre 1982 y 2011".

Del mismo modo, el PPN pone de relieve la "nula colaboración de la Fundación Caja Navarra", reprueba la "politización" de sus órganos de representación y atribuye la imposibilidad de ejercer un control eficaz a la "instauración de un sistema de dietas y a la creación un órgano opaco (Comisión Permanente), también vinculado a cargos públicos".

Finalmente, se tacha de "muy negativa" la gestión del equipo directivo que se hizo cargo de Caja Navarra en 2002, hasta el punto de erigirse en "uno de los elementos decisivos para entender la posterior desaparición de la entidad".

Las aportaciones del PPN al dictamen han sido aprobadas con el voto en contra de UPN y la abstención de PSN. El resto, a favor.

"CAN PODRÍA HABER SOBREVIVIDO"

Izquierda-Ezkerra, por su parte, llega en sus conclusiones a la "certeza de que con otra gestión y otras decisiones Caja Navarra podría haber sobrevivido a las crisis financieras de 2008 y 2011".

A su juicio, el origen de su desaparición estriba en la "megalomanía de un proyecto faraónico que, creyendo que el ciclo de crecimiento y expansión iba a ser permanente, llevó al abandono del objeto fundacional de la CAN (desarrollo social y económico de Navarra) en aras a transformar una caja regional en una gran entidad financiera de ámbito estatal e incluso internacional".

A decir de I-E, las "responsabilidades políticas del Gobierno de Navarra son evidentes, pues sin su conformidad el equipo directivo y gestor de la CAN no podría haber puesto un proceso de expansión tan irracional", según se desprende del informe de Comptos, cuyos datos en relación a los "costes del plan de expansión, prejubilaciones o equipo directivo" tacha de elocuentes.

Las aportaciones de I-E al dictamen han sido aprobadas con el voto en contra de UPN y la abstención de PSN. El resto, a favor.

RECHAZO A LAS CONCLUSIONES DE EH BILDU Y GEROA BAI

Las aportaciones de Bildu y Aralar-Nabai, por un lado, y las de Geroa Bai, por otro, han sido excluidas del dictamen de conclusiones con el voto en contra de UPN y las abstenciones de PSN y PPN. Ambas, sin embargo, se mantienen como votos particulares para su debate y votación en pleno.

En su escrito de conclusiones, Bildu y Aralar-Nabai resaltan la "falta de voluntad" de la Fundación Caja Navarra a la hora de poner a disposición de la comisión la información de que disponía y, por el contrario, realzan el informe elaborado por la Cámara de Comptos.

Además, imputan al Gobierno de Navarra una "dejación absoluta de su función de inspección y protectorado", pues, "siendo preceptiva, no se produjo su autorización para el proceso de fusión y constitución de Banca Cívica".

Así, tras dejar patente que "tampoco se ha podido constatar que las dietas abonadas a los miembros del Gobierno entre 2000 y 2012 por participar en diferentes órganos de la CAN estuvieran justificadas", se da cuenta de la "enorme pérdida" de patrimonio materializada entre 2009 y 2012 (1003,532 millones) y se achaca a la gestión del equipo directivo y no a la crisis "el deterioro y posterior desaparición" de la CAN.

Geroa Bai, por su parte, señala que no están en disposición de dar una "explicación completa y comprensible de por qué Caja Navarra decidió desaparecer como entidad financiera, ni de por qué su valor patrimonial y el de las acciones que se recibieron a cambio disminuyó en 1.000 millones, casi el 80% de su valor de partida a finales de 2009".

La coalición argumenta que no ha podido acceder a "información crucial", la necesaria para desentrañar "qué perdidas obedecen a la entrada en Banca Cívica y qué pérdidas habría que haber asumido de continuar como Caja Navarra". "La ciudadanía sigue teniendo pendiente una explicación clara y comprensible acerca de por qué nos quedamos sin Caja y por qué, en ese camino, perdimos 1.000 millones", añade.

Las conclusiones aprobadas por el pleno, que no serán vinculantes para los Tribunales ni afectarán a las resoluciones judiciales, serán publicadas en el Boletín Oficial del Parlamento y comunicadas al Gobierno foral, sin perjuicio de que la Mesa del Parlamento dé traslado de las mismas al Ministerio Fiscal para el ejercicio, cuando proceda, de las acciones oportunas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin