España

Sesión on line de UNIR indica que dieta saludable se consigue "fomentando educación nutricional"

Una dieta saludable se consigue "fomentando la educación nutricional", ha señalado el jefe de componentes y aditivos del centro nacional de alimentación de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición, Pedro Mario Fernández, en una sesión on line organizada por la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR).

LOGROÑO, 26 (EUROPA PRESS)

En concreto, la actividad quería explicar "cómo ha evolucionado el consumo de alimentos en España en los últimos 40 años y a la que han asistido alumnos deL Curso de Experto Universitario en Nutrición y Dietética de UNIR".

El doctor Fernández ha señalado algunos cambios que se han producido en los hábitos alimentarios de la población española como "una ingesta excesiva de grasas y proteínas que ha aumentado el aporte calórico de la dieta. También un déficit en hidratos de carbono y fibra, un incremento del consumo de grasas saturadas y un alto consumo de sal, (9,8 gramos al día). Además hay una proliferación de restaurantes de comida fast food y una deficiente educación nutricional".

En este sentido, María Barado, profesora del curso de Experto Universitario en Nutrición y Dietética de UNIR, señala que "en los programas educativos que actualmente están vigentes en los centros escolares, la alimentación está presente en los contenidos formativos de los niños de 6 a 12 años. Pero es a partir de esa edad, cuando se hace más necesaria la formación en educación nutricional, ya que comienzan a relacionarse socialmente con otros adolescentes en lugares de ocio y restauración sin que estén los padres, pudiendo elegir los alimentos que van a consumir y por tanto deben conocer que ingredientes contienen y en qué cantidad se deben consumir".

En los últimos 40 años, según el doctor Fernández, ha habido un considerable "aumento del consumo de frutas, carnes y derivados, pescado y marisco. Tiene mucho que ver la introducción del pescado congelado. Se consumen también menos bebidas no alcohólicas, leche y productos lácteos y platos precocinados, esta última de manera notable. Por consiguiente se ha disminuido el consumo de patatas, legumbres, arroz, aceite de oliva, vino y pan, actualmente este último alimento se consume la tercera parte de lo que se hacía en los años 60".

DIETA MEDITERRÁNEA

A lo largo de esta sesión online celebrada en la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR), el doctor Fernández ha destacado que la dieta mediterránea está formada por alimentos naturales que sin necesidad de modificación alguna parecen tener un efecto beneficioso sobre la incidencia de diversas patologías.

"Una dieta rica en hidratos de carbono y en fibra, alta ingesta de aceite de oliva, un correcto aporte de grasas saturadas, grasas trans y colesterol, alto contenido en vitaminas y minerales, dieta rica en componentes antioxidantes y un prototipo de vida activa son fundamentales", según el doctor Fernández.

Los beneficios de la dieta mediterránea se han visto descritos en numerosos estudios científicos y "han reflejado un incremento de la longevidad, un menor riesgo de padecer depresiones y la prevención de enfermedades crónicas como las cardiovasculares", según ha afirmado el doctor Fernández en esta sesión online de UNIR. Además recuerda que dos de los alimentos destacados de la dieta mediterránea como son el aceite de oliva y el tomate, "han demostrado propiedades antioxidantes y antineoplásicas".

DECÁLOGO

Decálogo de una dieta saludable, según el doctor Fernández. "Comer para vivir":

1.La dieta debe ser variada y equilibrada. El aporte calórico deberá tener aproximadamente un 15 por ciento de proteínas, un 30 por ciento de grasas y un 55 por ciento de hidratos de carbono.

2.Se debe comer despacio y masticando bien.

3.Consumir preferentemente ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos omega 3 y omega 6. Controlar el consumo de grasas saturadas, ácidos grasos trans y alimentos ricos en colesterol.

4.Ingerir alimentos ricos en hidratos de carbono complejos y fibra alimentaria.

5.Consumir de forma habitual frutas, verduras y hortalizas.

6.Moderar el consumo de azúcares simples y productos de bollería industrial.

7.Complementar alimentos ricos en proteínas de origen animal con otros ricos en proteínas de origen vegetal.

8.Ingerir 2 litros de agua al día y moderar el consumo de sal (menos de 5 gramos al día).

9.Un consumo de alcohol moderado.

10.Evitar el sedentarismo y realizar ejercicio físico.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin