España

Consumo inspeccionará más de 700 productos industriales no alimenticios para verificar su calidad y seguridad

En la campaña de 2014 se hallaron irregularidades en casi el 70% de las muestras analizadas

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

La Secretaría General de Consumo, a través de los Servicios de Consumo provinciales, inspeccionará hasta el próximo mes de diciembre un total de 720 productos industriales no alimenticios para comprobar su calidad y seguridad, así como su etiquetado. Las actuaciones se desarrollan a través del Plan de Inspección que cada año realiza la Junta, para "garantizar y reforzar los derechos de las personas consumidoras y usuarias".

En el marco de esta campaña, se va a vigilar el etiquetado de una "amplia variedad" de productos industriales como accesorios de limpieza, artículos de bricolaje y de protección, decoración y cristal, ferretería, artículos de marroquinería, calzados, peletería, electrodomésticos, bisutería, equipos de informática, fotografía y óptica, libros, productos textiles y otros, ha indicado el Gobierno andaluz en una nota.

Además, los inspectores de Consumo van a examinar y a tomar muestras de guantes EPIS --Equipos de Protección Individual--, destornilladores manuales, cucharas y tenedores de acero inoxidable, rollos de cocina para uso alimentario, productos higiénicos a base de celulosa, velas decorativas y cuerdas para escalada. Las muestras se remitirán para su análisis al Centro de Investigación y Control de Calidad, dependiente de la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aecosan).

En caso de detectarse irregularidades que puedan afectar a la salud o seguridad de las personas consumidoras, se valora el riesgo y, si procede, se incluye el producto en la Red de Alerta de Productos de Consumo.

Los controles se realizan en todo tipo de establecimientos, concentrándose el 50 por ciento de las actuaciones en tiendas tipo bazar y aquellas que ofrecen estos productos a precio reducido.

CAMPAÑA 2014

En la campaña de 2014, los inspectores de Consumo levantaron un total de 858 actas en la visita a 485 establecimientos, con un resultado del 40 por ciento de actas positivas (344). Asimismo, se han analizado un total de 167 muestras de las que casi el 66 por ciento (116) contiene deficiencias relacionadas con aspectos de seguridad, los elementos físico-químico o el etiquetado.

Las principales irregularidades detectadas en el etiquetado son la falta de instrucciones o advertencias correctas (28,3% de los casos), no indicar el domicilio de la empresa responsable (casi 19%), no mostrar correctamente las instrucciones o consejos para su uso, instalación o manejo (16,3%); incumplimientos sobre las características del producto que inducen a error (13,1%) y la falta de indicación sobre la composición, cuando ésta debe figurar (casi 13%).

INCLUYEN VARIOS ARTÍCULOS EN LA RED DE ALERTA

Por su parte, como consecuencia del análisis de muestras se han incluido varios artículos en la Red de Alerta de Productos de Consumo entre los que destacan una cocina eléctrica marca Bravo Nippon, por riesgo de calentamiento; un adaptador múltiple marca Leiva, una base de superficie marca Ady y dos adaptadores de viajes marcas Gifpro y Tech, respectivamente, todos ellos por posibilidad de "provocar choque eléctrico".

De igual modo, también se ha incluido un ventilador portátil, marca Kool Fan, que "puede causar lesiones diversas".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin