España

Un libro editado por el Parlamento extremeño revela algunas de las cartas que Godoy envió a Pepita Tudó en su exilio

Un libro editado por el Parlamento de Extremadura revela entre sus páginas seis de las cartas que el político extremeño y primer ministro de Carlos IV, entre 1792 y 1797, Manuel Godoy, envió durante su etapa de exilio a Pepita Tudó.

MÉRIDA, 14 (EUROPA PRESS)

Las misivas forman parte de una colección más amplia, propiedad de la Cámara regional, que los descendientes del conocido como Príncipe de la Paz, han guardado durante años; para ahora, ponerlas a disposición de todos los extremeños a través de la institución. En total son 71 cartas, algunas estarán expuestas al público.

'La larga agonía del extremeño Godoy. Cartas a Pepita Tudó (1808-1851)' analiza, a través de dichas cartas, el "testimonio" y los "sentimientos" del político tras haber sido despojado de sus privilegios "de forma encarnizada" por mandato de Fernando VII y vivir en el exilio.

El libro ha sido presentado este martes en Mérida, en un acto que ha contado con el respaldo del presidente del Gobierno extremeño, José Antonio Monago; el presidente de la cámara autonómica, Fernando Manzano; y el escritor, investigador y descendiente de Godoy, Enrique Rúspoli.

PERSONAJE "IMPRESCINDIBLE"

En este sentido, Monago ha destacado la figura de Godoy como uno de los personajes "imprescindibles" en los libros de historia de España y como uno de los extremeños que "marcó no sólo el destino del país, sino el de buena parte del mundo", ya que con apenas 30 años, "ostentaba el cargo de primer ministro".

Según el presidente extremeño, con este libro, el Parlamento regional "recupera un capítulo" histórico, pero además, "permite conocer desde un punto de vista más personal a este político que marcó su tiempo, así como la importante contribución que hizo a la España de la época".

Durante su intervención, también ha dedicado unas palabras a aquellos extremeños "que cambiaron la Historia" como Vasco Núñez de Balboa o Hernán Cortés y ahora también, Manuel Godoy, que casi tres siglos después "sigue estando presente".

Entre tanto, el presidente autonómico ha puesto de manifiesto la "importante" labor científica y cultural que realizó Godoy, ya que "a él" --ha indicado-- se debe las excavaciones arqueológicas en Mérida, al tiempo que ha resaltado su papel como mecenas del arte, promocionando a figuras como Goya.

"Hoy reivindicamos y luchamos por esos dos ámbitos imprescindibles para la fortaleza de una región" ha señalado, como son la "extensión de la formación" y la "defensa de la cultura".

Finalmente ha agradecido a la familia la cesión de las cartas y ha asegurado que el libro "pone en valor la relevancia del pueblo extremeño", y que servirá "para arrojar un poco de luz a la realidad del Godoy hombre y el peso que ha tenido en la región a lo largo de los siglos".

CARTAS "SINCERAS Y AUTÉNTICAS"

Por su parte, Rúspoli ha indicado que las cartas de la colección son "íntimas, sinceras y auténticas", donde cuenta situaciones "estremecedoras" en algunas ocasiones y "esperanzadas" en otras, pero "todas dignas de un hombre de honor".

"Nos muestras los sentimientos de Godoy, su amor por Pepa desde el principio hasta el final, las desavenencias con su hija Carlota, los intentos para asegurar el futuro económico de su hijo Manuel o la angustia y las lamentaciones de los años finales", ha explicado el escritor.

También aparece el testimonio de un hombre "maltratado por los suyos", según Rúspoli, "que se aferra a la última esperanza de los esfuerzos de Pepita Tudó para recuperar su honor y bienes. Un hombre entero a pesar de su miseria".

Además --ha continuado-- "sorprende" el análisis "minucioso" que Godoy realiza de los asuntos que aborda, su "interés por el detalle, y su condición de hombre acostumbrado a mandar, dando órdenes a su Pepa y mostrando la misma disposición intelectual que en sus memorias". Estas cartas, explica, "reflejan la auténtica personalidad del Príncipe de la Paz, de ahí, que tengan un gran valor de testimonio humano".

En palabras de Enrique Rúspoli, Manuel Godoy sufrió un "encarnizamiento" por parte de Fernando VII, que le despojó de sus bienes y honores nobiliarios tras el exilio, un acoso que no cesó tras su muerte, de hecho --apunta el investigador-- "Godoy nada transmitió a sus descendientes salvo parte de sus títulos y su honor".

PERSONAJE "INJUSTAMENTE" TRATADO

En la presentación de la obra, el presidente del Parlamento regional, Fernando Manzano, ha señalado que estas cartas "servirán para ampliar el conocimiento de una de las personalidades extremeñas más relevantes y que más injustamente ha sido tratada por la historia".

Según Manzano, este libro es uno de los documentos que muestran "el lado más humano de Godoy", al tiempo que ha asegurado que precisamente ese carácter "personal e íntimo" de las cartas, es el que las convierte en un documento "histórico de gran valor", porque presentan su personalidad "sin artificios ni ataduras".

El presidente del Parlamento regional ha afirmado que con la edición de este libro, y "siempre desde el riguroso respeto a la verdad", el Parlamento de Extremadura pretende "recuperar" para la memoria de "todos" la figura de uno de los extremeños "más ilustres".

Finalmente, ha agradecido a la familia de Alicia Crespo Guijarro, descendiente del político extremeño, el haber guardado "para la historia" estas cartas, al director general de Desarrollo Rural, José Luis Gil Soto, "por haberlas recuperado para Extremadura" y a los cronistas e historiadores, Alberto González y Luis Alfonso Limpo, por su colaboración para hacerlas públicas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin