España

La Xunta apostaba por un mediador obligatorio en el nuevo paquete lácteo, pero "impedimentos legales" lo vetaron

La oposición critica que el Gobierno gallego no ataje imposiciones de precios de la industria y Quintana vuelve a defender la "neutralidad"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 (EUROPA PRESS)

La conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, ha informado este miércoles de que el Gobierno gallego defendía para la reforma del paquete lácteo realizada en febrero la obligación de que se firmasen contratos por un periodo mínimo de un año --actualmente se pueden romper con justificación-- y la figura de un sistema obligatorio de mediación si no se consigue acuerdo entre productores e industria --finalmente solo se puede convocar si lo hacen voluntariamente ambas partes--. Sin embargo, ambas propuestas "no pudieron ser incorporadas por impedimentos legales y no por falta de voluntad", afirmó.

En el pleno del Parlamento gallego, ha remarcado que el reglamento de la UE por el que se crea la organización común de mercados de productos agrarios "establece que el ganadero tiene el derecho a rechazar" la duración mínima de un contrato por escrito y, "por ende", en la reforma del decreto lácteo "tampoco se puede imponer" la figura del mediador y solo se puede utilizar si lo acuerda de forma voluntaria las dos partes.

"Por lo tanto, creo que queda claro que las cuestiones que demandábamos no pudieron ser incorporadas por impedimentos legales y no por falta de voluntad", ha justificado Rosa Quintana sobre una reforma del paquete lácteo en la que se ha "llegado hasta donde legalmente fue posible".

Con todo, Rosa Quintana ha defendido que la reforma del paquete lácteo "permitirá un mejor funcionamiento de las relaciones comerciales entre los distintos operadores".

La diputada del BNG Tereixa Paz ha presentado una interpelación sobre la reforma del paquete lácteo, que "está dejando indefensos a los ganaderos frente a unas industrias que están imponiendo precios de 28 céntimos", mientras los costes de producción se cifran en unos 30 céntimos. Por ello, cree que el mediador "si no es obligatorio no vale para nada".

En este sentido, recrimina que la reforma del paquete lácteo "dejó sin posibilidades de negociación" a los ganaderos, ya que, según censura Paz, es usado por las industrias "como una auténtica amenaza".

Además, ha censurado que la reforma del paquete lácteo unida al fin de las cuotas hace que el precio que se paga a ganaderos "se está volviendo absolutamente insostenible", cuando ya es "el precio más bajo de todo el Estado español y toda la UE".

"NEUTRALIDAD" DE LA XUNTA

En su turno de respuesta, la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, ha defendido que la Xunta "estuvo, está y estará siempre a favor del sector lácteo gallego", con "la disposición a colaborar siempre".

Asimismo, ve "pasos adelante" en la reforma del paquete lácteo, como que los contratos deban tener una duración mínima de un año, aunque puedan ser de menos tiempo con justificación; así como que las industrias tengan que presentar un contrato por escrito con dos meses de antelación y que no se puedan cambiar las condiciones firmadas en precio o volumen.

Aunque ha admitido que el sector puede considerar como un "gran desastre" la bajada de siete céntimos del precio de litro de leche, ha apuntado que en 2009 "no pasaba nada" cuando la caída era mayor. Sobre esta cuestión, ha reiterado que considera "evidente" que la Xunta "tiene que ser neutral", porque apuesta tanto por un sector "fuerte" para productores, como industrias y distribución.

A este respecto, Tereixa Paz le ha recriminado a la conselleira de Medio Rural que abogue por ser "neutral", ya que la "neutralidad es situarse claramente del lado de los que están machacando a los ganaderos", al tiempo que censura que use la leche por la distribución en las áreas comerciales como "un producto banal" sin que el Gobierno gallego tome medidas.

Ante el nuevo escenario sin cuotas, Paz ha lamentado que los ganaderos gallegos han invertido "más de 200 millones de euros" para comprar cuota y "ahora tienen que aguantar que el Gobierno les diga que hizo los deberes y que quien no hizo los deberes fueron los ganaderos". A esto se unen otras "trabas" como las existentes la ampliación de la base territorial.

Por todo ello, Paz ha señalado que le dan "ganas de llorar" al visitar explotaciones en las que los ganaderos le trasladan que "es absolutamente insostenible poder continuar con la actividad ganadera".

"NO HAY PLAN ESTRATÉGICO" PARA EL FIN DE CUOTAS

Por su parte, el diputado de AGE Antón Sánchez ha reprochado que "la Consellería de Medio Rural no está haciendo políticas de medio rural", mientras que los ganaderos "cobran el precio más bajo del país", a la vez que "no hay libertad de mercado para los ganaderos, que no existe, tienen que firmar lo que pone la industria". Por este motivo, cree que "un mediador de mutuo acuerdo no va a valer para nada".

Y es que Sánchez ha llamado la atención sobre el panorama "dramático" de las explotaciones agrarias, con pérdida de 9.000 titulares de explotaciones en los últimos años, en donde los mayores de 60 años han pasado de ser el 51% al 59%, mientras se reducen los jóvenes y "no hay relevo", "¿A usted no le preocupa este camino que llevamos hacia la destrucción?", ha cuestionado.

Sobre este extremo, ha criticado que, a diferencia de otros países, "no hay plan estratégico" ante el final del sistema de cuotas, en lo que ve "un auténtico páramo" y "no hay futuro".

"ATAQUE FURIBUNDO" DE LA OPOSICIÓN

En lo tocante a la figura del mediador y la obligación de contratos de un año Pablo García (PSdeG) le ha recriminado a Rosa Quintana que "pudo haber dicho hace tres meses" que esa era su postura, ya que "si es ilegal es ilegal", pero considera que "no fue capaz de influir" para cambiarlo.

En su intervención, García ha expuesto diversos contratos que las industrias imponen actualmente en Galicia a ganaderos, mientras denuncia que "la horquilla" de precios que se ofrecen "están entre 0,21 y 0,26 céntimos".

En esta línea, Consuelo Martínez (Grupo Mixto) cree que los ganaderos "cada vez están más empobrecidos y con dificultades para seguir adelante con sus explotaciones", mientras la Xunta "está amparando los abusos de las grandes empresas y de las multinacionales".

Finalmente, la diputada popular Isabel García Pacín ha lamentado el "ataque furibundo" y e intención de "desgaste de gobierno" por parte de la oposición. Una cuestión en la que ha coincido Rosa Quintana, quien cree que "solo traen cifras negativas" sobre el sector al Parlamento.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin