icon-avatar
Buscar

Catalá anima a Suárez-Quiñones a mantener "señas de identidad" del Gobierno como "el diálogo y la cercanía"

15/04/2015 - 20:18

Antonio Beteta cree que la "recuperación económica" en CyL y España es "una prueba" de la "importante labor" de Ramiro Ruiz Medrano

VALLADOLID, 15 (EUROPA PRESS)

El ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha animado este miércoles al nuevo delegado del Gobierno en Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha desarrollar sus funciones de acuerdo con las "señas de identidad" que considera que caracterizan al Ejecutivo de Mariano Rajoy, como "el diálogo y la cercanía con los ciudadanos".

Catalá ha sido uno de los muchos representantes políticos, judiciales, militares y sociales que se han dado cita en el acto de la toma de posesión del nuevo representante gubernativo, celebrado en la sede de la Delegación del Gobierno. El ministro ha acompañado sobre la tarima a Suárez Quiñones, quien también ha estado flanqueado por el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, y el delegado del Gobierno saliente, Ramiro Ruiz Medrano.

El miembro del Ejecutivo central, que ha recalcado que Ruiz Medrano ha tenido que asumir la responsabilidad de la Delegación del Gobierno en tiempos "muy difíciles" en un período que finaliza cuando se observa ya la "recuperación económica, ha animado también a Suárez-Quiñones a mantener las "señas de identidad" que caracterizan, a su juicio, al Gobierno de España.

Así, Catalá ha citado "el diálogo y la cercanía con los ciudadanos" como actitudes fundamentales para "solventar las diferencias" y encontrar puntos en común para construir un "mejor futuro para Castilla y León y para España".

El ministro de Justicia, que ha recordado que conoce al nuevo delegado del Gobierno desde su etapa como juez decano de los Juzgados de León, ha destacado de Juan Carlos Suárez-Quiñones valores como la "responsabilidad", la "búsqueda de la equidad" y la vocación de prestar servicio a los ciudadanos.

Con ello y con su "profesionalidad", a juicio de Rafael Catalá, el recién llegado al cargo de delegado podrá "continuar con la labor" que ha desarrollado en los últimos tres años Ramiro Ruiz Medrano con la "puesta en marcha de iniciativas que redunden en la mejora y en el bienestar social de Castilla y León", en pro del interés general y al servicio de los ciudadanos.

También se ha referido específicamente Rafael Catalá a otro de los "ejes" de la labor del delegado del Gobierno, como sería la "comunicación bidireccional" entre las distintas instituciones y con los ciudadanos.

Sobre el delegado saliente, de quien el ministro ha ensalzado sus condiciones de la "prudencia", el trabajo y la dirección del "gran equipo" que ha conformado con los subdelegados del Gobierno, el responsable ministerial ha querido agradecer su labor en unos tiempos que ha calificado de "muy difíciles".

Pese a ello, ha destacado, en el momento en que Ruiz Medrano deja el cargo para centrarse en su papel como candidato del PP a las Cortes de Castilla y León, la Comunidad y el país se encuentran en fase de "recuperación económica y del empleo", y se ha conseguido mantener las políticas de bienestar social, todo ello gracias al "esfuerzo importante" de los representantes del Gobierno.

EL "DESAFÍO A LA UNIDAD DE ESPAÑA"

Pero las dificultades, como ha apuntado Catalá, no han sido sólo económicas y sociales, sino que también en estos últimos años se ha vivido el "desafío de algunos a la unidad de España", en referencia a las voluntades soberanistas de la Generalitat de Cataluña, cuando considera que esa unidad y en la Constitución Española han supuesto el "instrumento" que ha generado la "etapa más amplia de bienestar" en el país.

En definitiva, ha aseverado que en el futuro Ramiro Ruiz Medrano contará con el "marchamo" y el "orgullo" de haber colaborado con el Gobierno para dar soluciones en esta etapa "compleja". También ha recordado la colaboración que ha mantenido con el exdelegado en proyectos conjuntos como miembro de la Administración estatal como secretario de Estado en el Ministerio de Fomento, primero, y ahora como ministro de Justicia.

Por su parte, el secretario de Estado Antonio Beteta ha enfatizado la importancia que tiene el cargo de delegado del Gobierno en la coordinación entre administraciones, aunque ha matizado que en el caso de esta Comunidad "resulta sencillo defender Castilla y León como delegado porque el Gobierno de la región también defiende a España".

El secretario de Estado ha centrado sus palabras en el delegado saliente, de cuyo trabajo ha considerado una "prueba" el "desarrollo económico" que vive el país en la actualidad. Por ello, ha destacado el trabajo de Ruiz Medrano ante "cosas" que se encontró en su llegada al cargo y que tuvieron que solucionarse con herramientas como el mecanismo de Pago a Proveedores que ha aportado 1.052 millones de euros.












No ha sido posible realizar el purgado