España

Los obispos aprueban un documento de cercanía a quienes más sufren la crisis

Ávila, 24 abr (EFE).- La Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha aprobado un "importante documento" en torno a la situación social y política de España que supondrá un "acercamiento" a las personas que "más están sufriendo todavía" la crisis económica.

Este anuncio ha sido realizado a los periodistas por el secretario general y portavoz de la CEE, José María Gil Tamayo, una vez finalizada la misa presidida en la Casa Natal de Santa Teresa, en Ávila, por el presidente de la Conferencia Episcopal, el abulense Ricardo Blázquez.

Esta acto se enmarcaba dentro de la peregrinación que los obispos de España, junto con el nuncio del papa en España, Renzo Fratini, han realizado a la capital abulense, con motivo del V Centenario del Nacimiento de Santa Teresa.

La peregrinación a Ávila ha servido para clausurar la reunión de la CV Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal, que ha aprobado un "importante documento" de "muchas páginas", según Gil Tamayo.

Su presentación oficial ante los medios de comunicación tendrá lugar este lunes por parte del portavoz de la CEE y por el presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Juan José Omella.

"No quiero adelantar nada", ha comentado al respecto José María Gil Tamayo, que sí ha señalado que supone un "acercamiento a las personas que están sufriendo todavía", pese a que "ciertamente hay recuperación de la crisis económica".

Sin embargo, ha incidido en la "alta tasa de paro", especialmente en los jóvenes, destacando el grupo de "parados de larga duración".

A todos ellos les quiere mostrar la Iglesia su "cercanía", al mismo tiempo que hace una reflexión al señalar que, "detrás de la crisis económica hay una crisis de valores y una crisis ética". Ello, en su opinión, hace necesaria una "regeneración moral que ayude a todos a ser mejores" para lograr "una gran justicia para todos".

Al ser preguntado si la Iglesia ha realizado alguna reflexión política en torno a las elecciones municipales y autonómicas, para cuya celebración falta un mes, Gil Tamayo se ha limitado a decir: "No hago opiniones políticas".

En su reflexión, el portavoz de la CEE ha defendido el trabajo de los más de 19.000 sacerdotes que en España "se están dejando la piel por los demás", después de lamentar los casos de corrupción que a su juicio son "poquísimos" entre los "ministros de la Iglesia", aunque "muy desagradables".

Previamente, ha expresado la "emoción" de los 78 obispos españoles, entre ellos cinco cardenales, que han participado en esta peregrinación a Ávila para "rendir homenaje" a Santa Teresa, a la que ha definido como "una gran mujer" y "un ejemplo cabal de la grandeza del ser humano".

José María Gil Tamayo ha subrayado la "vigencia de los valores espirituales" de la primera doctora de la Iglesia, que en su opinión es "de las más grandes cosas que tiene la marca España en todo el mundo y a lo largo de la historia".

En este contexto, ha reconocido que el hecho de celebrarse este acto en Ávila, la tierra natal del presidente de la CEE, está siendo "una gozada" para el cardenal y arzobispo de Valladolid, Ricardo Blázquez, de quien ha dicho que está "feliz y se le nota".

En su homilía, Blázquez ha repasado la figura de Santa Teresa, a la que se ha referido como "una figura poliédrica", ya que puede ser "admirada desde muchos lados", si bien ha comentado que "el centro de su vida y misión es la oración cristiana".

Al inicio de la ceremonia religiosa en la iglesia del Convento de La Santa, el obispo de Ávila, Jesús García Burillo, ha definido el acto de hoy como "acontecimiento histórico", tal y como habían hecho previamente tanto el vicario general de la Orden de Carmelitas Descalzos, Emilio Martínez, como el alcalde de Ávila, Miguel Ángel García Nieto.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin