Buscar

El BNG de Ourense no prevé pactar con el PSOE por su situación judicial y sus "incumplimientos" en el gobierno

25/04/2015 - 12:05

Destaca que la oposición sirvió al Bloque para recuperar su "espacio" y hacer propuestas que "no era tan fácil hacer desde el gobierno" Rechaza que la Justicia deba mantenerse "al margen" de la campaña pero le pide "más indicios antes de tomar medidas" que "influyen" en política

OURENSE, 25 (EUROPA PRESS)

La candidata del BNG a la Alcaldía de Ourense, Susana García, está prácticamente convencida de que no reeditará la alianza con el PSOE en la ciudad de As Burgas, pues no guarda buen recuerdo de la última experiencia que, en este mandato, concluyó en ruptura. Entre los argumentos que esgrime para dar por hecho que ni siquiera apoyaría la investidura de un eventual regidor socialista no sólo ha hablado de la situación judicial, sino también de los "incumplimientos" del pacto de gobierno e, incluso, del "boicot" a los proyectos del Bloque.

En una entrevista concedida a Europa Press, la nacionalista ha alegado que esos tres motivos fueron los que precipitaron su salida del gobierno local. "No hicieron la labor que esperábamos, no tuvieron en cuenta nuestras propuestas desde la oposición y boicotearon muchos proyectos que el BNG tenía iniciados", ha reprochado al equipo liderado por Agustín Fernández tras la dimisión del anterior alcalde, Francisco Rodríguez, a causa de su detención en el marco de la Operación Pokémon.

Por todo ello, ha sentenciado: "ahora mismo, en las condiciones actuales, no habría pacto con el PSOE". "Tendrían que darse otras circunstancias que, de principio, no parece que se vayan a dar. No sé qué puede cambiar a partir del 24 de mayo, no lo veo; pero, en las circunstancias actuales y con las personas del gobierno que repiten, no podría haber apoyo", se ha reafirmado Susana García.

Acerca de eventuales acuerdos con otras formaciones, ha resuelto que las diferentes posibilidades se explorarán una vez se celebren los comicios. "Tendremos que contrastar proyectos, programas, compromisos...", ha explicado, y únicamente ha dejado claro que "obviamente" con el PP "no" hay opciones de pacto porque ambas fuerzas políticas están "en las antípodas". De hecho, ha advertido de que el BNG tratará de "impedir" que el PP lidere el consistorio: "porque ya sabemos cómo gobierna".

"INFLUIR EN LA VIDA POLÍTICA"

Sin salir del ámbito electoral, la concejala del Bloque ha concretado que sus expectativas de cara a estas elecciones pasan por "mejorar" los resultados actuales, de tres ediles en una corporación de 27. Y, tras admitir que la entrada en escena de "nuevas formaciones" puede "afectar" al cómputo final, ha declinado emitir pronósticos en "un escenario muy diferente" al de 2011.

Al hilo de ello, Susana García también ha rechazado decir que "los jueces deban mantenerse al margen" de la campaña tras una legislatura muy marcada por los asuntos judiciales, pues ha sostenido que "deben hacer su trabajo si encuentran motivo para hacerlo". No obstante, ha reflexionado sobre que tal vez deberían "recopilar más indicios y pruebas antes de tomar medidas que saben que van a influir en la vida política".

MANDATO "MUY IRREGULAR"

En cuanto a lo que han sido los últimos cuatro años en la capital de su provincia, ha señalado que el mandato ha sido "muy irregular y convulso" y, en lo que atañe directamente a su formación, ha concluido que el análisis general es "positivo". "Creemos que fueron muchos más los aciertos que los errores", ha defendido.

Además, ha juzgado que el hecho de que su socio de gobierno, el PSOE, "no" respondiese a las expectativas generadas, ha "desvirtuado mucho" la labor del BNG en la dirección política del ayuntamiento.

Ya en la oposición, ha opinado que su actuación ha sido "muy positiva". "Recuperamos nuestro espacio, hicimos propuestas que desde el gobierno no era tan fácil hacer y fuimos más el BNG que queremos ser", ha sintetizado la edila del BNG.

PLANES PARA OURENSE

Preguntada sobre sus planes para la ciudad, Susana García ha constatado que es "urgente" reformar "el funcionamiento interno" del ayuntamiento, tras tres años sin presupuestos municipales, y también "mejorar la imagen" que el consistorio traslada "hacia fuera".

"Queremos que la visión que la ciudadanía tiene del gobierno municipal sea una imagen de ética, de transparencia, de personas que están ahí para servir a la ciudadanía", ha enfatizado, partidaria de "abandonar" la etapa actual de "poca estabilidad y muchas sorpresas judiciales".

En paralelo, ha situado como "una prioridad" la creación de empleo y ha apostado por "mantener los servicios sociales" o incluso "incrementarlos en la medida de lo que se pueda". Asimismo, ha puesto el foco en la aprobación definitiva del planeamiento local para frenar "el urbanismo especulativo" que pretende, ha dicho, el PP.

"Nosotros no queremos una edificabilidad desfasada, queremos respetar las zonas verdes y, para nosotros, los equipamientos son prioritarios", ha esgrimido, para juzgar que el "espíritu" del PGOM que está en trámite "es el correcto". Sobre el AVE, la nacionalista ha lamentado que "llega tardísimo" a Ourense y ha cuestionado el "impulso" que está recibiendo "justo un mes antes de las municipales".

Adicionalmente, a la Xunta le ha puesto "un absoluto suspenso" por su gestión en la ciudad en el último mandato, pues "la inversión fue cayendo año tras año" pese a que "ya era baja". "Ni se inició ningún proyecto en Ourense desde la Xunta ni se apoyó al ayuntamiento en muchas de las cosas iniciadas", ha justificado su puntuación.

"AVAL, CERO"

En la misma línea, ha considerado que el "aval" del candidato del PP, Jesús Vázquez Abad, es "cero", dado que ha estado sentado en el Consello de la Xunta los últimos seis años. "Y su labor siempre fue boicotear los proyectos para Ourense", le ha recriminado.

De José Ángel Vázquez Barquero, el aspirante socialista, ha recordado que actualmente es concejal de Hacienda y "no fue capaz de sacar unos presupuestos" en los últimos tres años. "Dice mucho de su labor", ha recalcado; y ha criticado la política "no constructiva" del cartel de Democracia Ourensana, Gonzalo Pérez Jácome.

Finalmente, ha lamentado que el pleno del Ayuntamiento de Ourense ha vivido en este mandato "episodios de insultos bastante despectivos", que ha focalizado tanto en Jácome como en el portavoz del PP, Rosendo Fernández. Así, para los cuatro años venideros, desea "un espíritu más constructivo por parte de todos".