Buscar

Una joven que conducía bajo efectos del alcohol choca contra un árbol, un contenedor y una farola en Badajoz

28/04/2015 - 9:50
Más noticias sobre:

La Policía Local de Badajoz ha imputado a una joven de 24 años por un delito contra la seguridad vial por conducción bajo los efectos del alcohol y perder el control de su vehículo, que ha chocado contra un árbol, derribado un contenedor de basura y posteriormente se ha estrellado contra una farola.

BADAJOZ, 28 (EUROPA PRESS)

La conductora, que multiplicaba por cuatro las tasas permitidas de alcohol, ha sufrido lesiones leves en el accidente, que ha ocurrido la madrugada de este pasado sábado al domingo, a las 02,40 horas, en la Avenida Fernando Calzadilla de la capital pacense, y ha causado "grandes desperfectos" tanto en su vehículo como en el mobiliario urbano.

Además, la agentes policiales pacenses han intervenido en tres accidentes más, "coincidiendo con la fiesta de Los Palomos", por delitos contra la seguridad vial, y los imputados "pasarán en las próximas horas a disposición de la autoridad judicial, según ha informado la Policía Local de Badajoz en nota de prensa.

Otras de las intervenciones ha tenido lugar la madrugada del viernes al sábado, a las 05,40 horas, en la Avenida de Elvas, cuando un varón de 48 años, que multiplicaba por tres las tasas permitidas de alcohol, realizaba derrapes con su turismo en la vía.

El tercer imputado ha sido un varón de 31 años, que ha arrojado un resultado positivo en alcohol que multiplicaba por "casi cuatro las tasas permitidas", y que circulaba por la Avenida Ricardo Carapeto a las 08,10 horas de la madrugada del sábado al domingo, con un turismo "haciendo eses y no respetando la luz roja de los semáforos".

Por último, la Policía Local de Badajoz ha imputado esta pasada madrugada a las 04,30 horas, en la calle Francisco Rodríguez Romero de la capital pacense, a un conductor de 61 años, que multiplicaba por cuatro las tasas permitidas de alcohol, cuando circulaba "haciendo zig-zag" con un turismo de la marca Seat Toledo, por lo que los agentes policiales le han dado "el alto reglamentario" con las señales acústicas y luminosas.