España

UGT denuncia peores servicios públicos y más costes por la externalización

Madrid, 29 abr (EFE).- La Federación de Servicios Públicos de UGT ha denunciado la excesiva externalización del empleo público, que genera más costes y peores servicios, como en el caso del Fondo de Garantía Salarial (Fogasa) y ha alertado de la pérdida de 374.000 empleos públicos desde el inicio de la legislatura.

El secretario general de UGT-FSP, Julio Lacuerda, ha presentado hoy el informe "Menos Servicios Públicos, menos derechos, menos empleo" y ha advertido de que el Fogasa no es capaz de gestionar las indemnizaciones por falta de personal.

Precisamente el Tribunal Supremo dictó ayer una sentencia en la que obliga al Fogasa a resolver todas las solicitudes que superen los tres meses que marca la ley, ya que "debe entenderse estimada por silencio positivo".

El estudio de UGT señala que las administraciones públicas gastaron 24.000 millones de euros en externalizaciones durante 2012 cuando se subcontrataron 116.000 servicios públicos.

Lacuerda ha denunciado que los recortes en el sector público han ido acompañados de un "revisionismo legal permanente" que consolida -en su opinión- la reducción del presupuesto público más allá de la crisis.

Por otra parte, el informe elaborado por este sindicato también se refiere a la percepción que tienen los ciudadanos de los servicios públicos y en este sentido advierte de que el Defensor del Pueblo recibió 23.964 quejas relacionadas con el funcionamiento de la administración en 2014.

Lacuerda ha llamado la atención sobre el descenso continuado de la oferta pública de empleo directa, a pesar de que la última EPA señalara un aumento de 29.000 empleos públicos, algo que -de acuerdo con él- se sostiene en externalizaciones y modalidades contractuales que podrían ser fraudulentas en algunos casos.

Además, ha denunciado que la administración, en lugar de consolidar el trabajo interino los últimos años, lo mantuvo así porque "eso es lo que ha permitido reducir el empleo" después.

En su opinión, que aumente el empleo público en periodo electoral "plantea serios problemas de calidad de nuestra democracia" y ha alertado que genera una situación en que hay personas que "tienen que acudir a la caridad, y no a la caridad desinteresada, sino a la caridad clientelar".

Según el estudio, entre 2011 y 2015 la sanidad y la educación han perdido, respectivamente, un 9,1 % y un 21,20 % de financiación por los Presupuestos Generales del Estado, mientras que el gasto en cultura ha caído un 31,1 % y los recursos destinados a desempleo en un 16,6 %.

La única partida de gasto social que subió es la de las pensiones con un incremento acumulado en los cuatro años del 16,3 %, que el informe atribuye al aumento de pensionistas y no al de las cuantías.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin