España

(AM) Pachi Vázquez, "seguro" de su "inocencia", renuncia a su escaño para defenderse como "un ciudadano de a pie"

Se siente "dolido pero no desanimado" ante una causa que ve "injusta" y cree que "se está juzgando al exsecretario xeral del PSdeG"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 4 (EUROPA PRESS)

El exsecretario xeral del PSdeG, exconselleiro de Medio Ambiente con el bipartito y exalcalde de O Carballiño (Ourense), Pachi Vázquez, ha anunciado la renuncia a su escaño en el Parlamento de Galicia. Sin dejar de reivindicar su "inocencia", ha explicado que esta decisión supone que dejará de ser aforado y, de este modo, podrá defenderse como "un ciudadano de a pie".

"Tomo esta decisión para que nadie diga que me escondo detrás del Parlamento (...) y para acudir a la defensa de mi honorabilidad como un ciudadano más, con la fuerza que me da la tranquilidad de mi conciencia", ha proclamado en rueda de prensa.

Esta reacción se produce apenas una semana después de que el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG) declarase "concluso" el sumario abierto contra el diputado socialista por un delito de prevaricación continuada en relación al supuesto enchufe de 37 personas en O Carballiño durante su etapa como regidor.

Con su renuncia, según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, Pachi Vázquez pierde su condición de aforado y, cuando el alto tribunal gallego debía pronunciarse acerca de si se le abría juicio oral, su caso será derivado a la justicia ordinaria.

De hecho, el juzgado de instrucción número 1 de O Carballiño ya está analizando en la actualidad la gestión del sucesor del exdirigente del PSdeG al frente del consistorio, el también socialista Carlos Montes, de dos ahora exconcejales de Personal y de otra edila que actuó como alcaldesa en funciones.

COMUNICACIÓN CON EL PARTIDO

Sobre su dimisión, Vázquez ha aseverado que se trata de "una decisión personal" en la que no han influido presiones del partido en vísperas del arranque de la campaña, puesto que todavía no se halla en ninguno de los supuestos que marca el código ético del PSOE para exigir su dimisión.

Tanto es así que, al ser preguntado al respecto, Pachi Vázquez ha indicado que no comunicó --ni comunicará-- su decisión al actual líder de su partido, José Ramón Gómez Besteiro, sino que se limitó a trasladársela este mismo lunes a sus compañeros del Grupo Parlamentario Socialista y que de ellos recibió "palabras de afecto", pero también "sorpresa" y "cabreo" por su marcha.

Solo ante los focos por decisión propia, asistieron a su comparecencia el diputado vigués Abel Losada, a quien designó portavoz parlamentario durante su etapa al frente del PSdeG, y la ourensana María Quintas.

Otro de los motivos que ha esgrimido Vázquez para justificar su renuncia es que le queda por delante "un camino muy duro" para demostrar su inocencia y, bajo su criterio, cuando la senda es "incómoda", es "mejor hacerla solo". "No quiero hacer pasar por esta situación ni al Parlamento ni al partido; es cosa mía", ha resuelto.

"SE ESTÁ JUZGANDO AL EXSECRETARIO XERAL"

Y es que, como ha señalado, tiene la percepción de que la causa abierta contra él está predeterminada. "Tuve la sensación desde el minuto uno de que no se estaba juzgando al exalcalde de O Carballiño, sino al exsecretario xeral del PSdeG", ha expresado, sin dejar de recalcar que "siempre" cumplió la ley.

En este punto, ha enfatizado que fue "casi todo" en su formación y que también ocupó altos cargos públicos. "Y nunca jamás incumplí ni las normas de mi partido ni de las instituciones", se ha reafirmado Pachi Vázquez, ejemplificando esta afirmación en su aplicación de la máxima 'un militante, un cargo' en el PSdeG, que tantos "problemas" le causó.

PROCESO "CURIOSO"

Dicho esto, el anterior líder de los socialistas gallegos ha puesto el foco sobre lo que ha calificado como "un proceso curioso" en el que no se siente "capaz" de demostrar cosas "elementales".

Así, ha recordado que desde el principio mantuvo que existían "pruebas documentales" sobre sus contrataciones en O Carballiño y que le "sorprendía" que el ayuntamiento afirmase que "no estaban allí", así como que el TSXG redujese a "fotocopias" los informes aportados por él.

Esa percepción se agravó, tal y como ha comentado, al ver que la instrucción de su caso se cerraba "en menos de un día" y que en el expediente de su caso obran 2.900 folios, ante los que compareció, de "expedientes" de contratación.

"IR HACIENDO AMIGOS"

"Cuando vi los expedientes me di cuenta de que hay cosas que son como son", ha agregado, convencido de que "la decisión está tomada". Al ser cuestionado acerca de quién ha tomado esa decisión, ha recurrido a "tres frases maravillosas del gallego" como "yo qué quieres que te diga", "tú ya me entiendes" y "para qué vamos a hablar" para eludir más concreción.

"Saben a lo que me voy a enfrentar y tampoco quiero ir por ahí haciendo amigos", se ha disculpado ante los periodistas, pero ha mantenido que "esto no va de papeles", sino de "una decisión que está tomada". Así es que ha considerado que su imputación no sólo "no es razonable" sino que es "absolutamente injusta".

DUDA DEL "AZAR"

Además, ha puesto en duda que, "por azar", la Fiscalía de Ourense revisase la contratación en el Ayuntamiento de O Carballiño de hace más de una década y que el caso se haga público "10 días después" de anunciar que se presentaría a las primarias para ser el candidato del PSOE en la capital de provincia. "Me cuesta trabajo creerlo", ha apostillado.

Máxime, ha proseguido, cuando no existen --ha asegurado-- informes negativos ni del secretario ni del interventor municipales, del Consello de Contas o del Tribunal de Cuentas, ni tampoco denuncias de sindicatos o trabajadores por los 37 contratos que están en cuestión.

"Me produce una sensación dolorosa", ha manifestado, para señalar que el cierre de la instrucción "en un día" le impidió requerir documentación a las consellerías que financiaban los puestos de trabajo municipales o al INEM. "No me dieron ni un día", ha enfatizado, convencido de que en la instrucción de su causa no ha tenido "las mínimas garantías".

Sin embargo, ha vuelto sobre su filosofía de "no esconderse de nada" para insistir en que renuncia al aforamiento y a "todas las prebendas" para convertirse en "un ciudadano de a pie que se enfrenta a una situación de injusticia" con "absoluta tranquilidad" y desde el convencimiento de que tiene "pruebas" para defenderse.

Al hilo de ello, ha dado por hecho que "se acabará imponiendo la justicia", pero, por el momento, ha optado por confiar en sus "ojos" y en sus "manos", que "ven y tocan" lo que la Justicia no está admitiendo.

SU FUTURO

Acerca de su futuro, tras puntualizar que deja su asiento en el Pazo do Hórreo pero no su "militancia" ni la política, ha indicado que colaborará en la campaña como militante de base y que volverá a su puesto como médico del Sergas

"Me siento dolido, pero no desanimado", ha concluido, desde el convencimiento de que "lo más importante es la honorabilidad, la convicción y la ética".

Por último, ha expresado su "gratitud" hacia su partido, sin personalizarlo en nadie, pues "lo más importante" es "el ideario". Cuestionado directamente sobre si esa gratitud se extiende también al secretario xeral, ha mostrado su "respeto" con "la jerarquía".

Tras su renuncia, el puesto que deja vacante Pachi Vázquez lo ocupará la ourensana Noela Blanco, secretaria provincial de Medio Ambiente.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin