España

La Biblioteca Nacional digitaliza 'Las vidas de artistas' de Vasari con anotaciones del Greco

La Biblioteca Nacional ha catalogado y digitalizado los tres volúmenes del ejemplar de 'Le vite de' piu eccellenti pittori, scultori, e architettori' ('Las vidas de artistas') del pintor y arquitecto Giorgio Vasari, en su segunda edición florentina (1568), que formaron parte de la biblioteca particular del Greco y fueron profusamente anotados por él, según informa la institución.

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

Las obras han quedado incorporadas al depósito de fondo antiguo del departamento de Manuscritos, Incunables y Raros de la Biblioteca Nacional de España. De este modo, se permitirá su accesibilidad tanto a la comunidad científica, como al público general y de expertos. La BNE y la Fundación El Greco adquirieron conjuntamente a finales de 2014 a la familia Salas la obra bibliográfica y la Fundación donó su volumen a la Biblioteca Nacional.

Giorgio Vasari es considerado uno de los primeros historiadores del arte y se le atribuye el haber acuñado el término 'renacimiento'. Destacan sus biografías de artistas italianos, colección de datos, anécdotas, leyendas y curiosidades recogidas en su libro 'Vida de los mejores arquitectos, pintores y escultores italianos', editado en 1550. En 1568 sale la segunda edición revisada y ampliada. La obra se compone de tres volúmenes que tienen varias características como las anotaciones manuscritas al texto de Vasari, Federico Zuccaro, El Greco y Luis Tristán.

El ejemplar perteneció a Federico Zuccaro por sus anotaciones en italiano en algunas vidas, dato que además corrobora el propio Greco cuando en sus comentarios apostilla a quién pertenece esa otra mano. Probablemente, según la BNE, Zuccaro regalase esta obra al Greco cuando fue su anfitrión en Toledo en 1586, en un descanso de su trabajo en el Monasterio de El Escorial. Después, la obra pasaría a su discípulo Luis Tristán, que continúa en menor medida con las anotaciones, una de las cuales aparece con su firma. Será este el motivo por el cual la obra ya no figure en la relación de libros del inventario de 1614 realizado con motivo de la muerte del pintor.

Asimismo, por las marcas de propiedad se sabe también que la obra formó parte de la librería de un convento de Madrid, aunque al encontrarse hoy casi ilegibles no permiten determinar si pudo ser el de la Trinidad Calzada. La BCN ha apuntado que se trata de una "obra de referencia de tres pintores y fuente básica para conocer el pensamiento del Greco respecto a la pintura de su época".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin