Buscar

La Junta reclama mayor visibilidad para las personas afectadas por fibromialgia

12/05/2015 - 13:07

Más de 2.200 pacientes se benefician de 243 talleres

Más de 2.200 pacientes se benefician de 243 talleres

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 12 (EUROPA PRESS)

La consejera en funciones de Igualdad, Salud y Política Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha subrayado este martes, Día Mundial de la Fibromialgia, el papel de los talleres para pacientes de esta enfermedad "para mejorar la calidad de vida de las personas con esta patología crónica, otorgándoles un papel más activo y responsable, de la mano de profesionales sanitarios y otros pacientes que han pasado por el mismo problema".

Según ha informado la Junta, más de 2.200 personas con fibromialgia se han beneficiado de alguno de los 243 talleres celebrados hasta ahora en la Escuela de Pacientes, un proyecto formativo y participativo puesto en marcha en 2008 por la Consejería andaluza.

Sánchez Rubio, que ha visitado la mesa informativa sobre Fibromialgia y Fatiga Crónica organizada por la Asociación Fibroaljarafe, ha ensalzado la labor del asociacionismo "para visibilizar la enfermedad y conseguir una mayor concienciación sobre lo que representa este problema que padece entre el uno y el cuatro de la población, sobre todo mujeres".

En este sentido, ha recordado el ejemplo de la Federación Alba Andalucía, premiada en la última edición del Premio Andaluz a las Buenas Prácticas en la Atención a las Personas con Discapacidad en la modalidad 'Igualdad de oportunidades', por hacer "más visible la realidad y las necesidades de las personas con fibromialgia, síndrome de fatiga crónica y sensibilidad química múltiple".

Sánchez Rubio ha manifestado que "el empuje y el compromiso de esta asociación, en la que se integra el trabajo de 66 asociaciones y más de 11.600 personas socias, la han convertido en una aliada para el desarrollo de acciones que redundan en una mayor calidad de vida y autonomía de las personas afectadas".

Así, ha mantenido que la implicación del asociacionismo, de las personas afectadas y las familias "es fundamental para seguir avanzando en la lucha contra este problema de salud tanto en el ámbito sanitario como en el social".

En España, más de un millón de personas podrían sufrir fibromialgia, mientras que en Andalucía puede llegar a afectar a 200.000. Esta patología puede presentarse de manera aislada o asociada a otras enfermedades y se caracteriza por un estado de dolor crónico y generalizado, que presenta una elevada comorbilidad y afecta a la calidad de vida de las personas que la padecen. Además, la fatiga es un síntoma muy frecuente en esta enfermedad.

El manifiesto leído este martes "en defensa de una vida digna y de pleno derecho para estas personas reivindica el reconocimiento y la normalización de esta enfermedad, profesionales con una formación específica para abordar de manera integral este problema de salud, con protocolos y tratamientos basados en la evidencia científica, así como una mayor corresponsabilidad de la persona enferma en la vivencia de la cronicidad de esta patología".

Igualmente, defiende "una mayor integración laboral y social, con el apoyo inequívoco de las administraciones públicas y la sociedad en su conjunto, sumando esfuerzos con el movimiento asociativo".

Según añade la Consejería, en el ámbito asistencial, el Proceso Asistencial Integrado de Fibromialgia "es un ejemplo de las estrategias de cooperación que mantiene la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales con el movimiento asociativo en la lucha para conseguir esa atención homogénea y desde una visión integradora".

Este proceso, implantado en 2007, tiene el fin de mejorar la atención sanitaria que reciben los pacientes afectados por esta patología, "aunando la práctica clínica en torno a esta enfermedad, facilitando el conocimiento de aquellos aspectos asistenciales más adecuados y promoviendo una mejor utilización de los recursos sanitarios".

Se trata, según explica, "de un modelo de organización que garantiza la accesibilidad de los pacientes a los servicios sanitarios y favorece la continuidad asistencial gracias a la coordinación existente entre los servicios de Atención Primaria y Especializada". Son normas de calidad y criterios diagnósticos que deben seguir los médicos de familia y los correspondientes criterios de derivación a otros especialistas para el abordaje específico de la situación clínica.

La intervención del médico de atención primaria resulta fundamental, ya que es el primero que puede percibir los síntomas que ayuden al diagnóstico de la enfermedad y el plan terapéutico se basa en tres pilares básicos: ejercicio físico, tratamiento farmacológico y terapia educacional. Si el caso lo requiere, el paciente puede ser derivado para valoración y seguimiento a un especialista, que propondrá una actuación específica.

De igual modo, el Plan Andaluz de Atención a Personas con Dolor ha permitido ordenar el abordaje multifactorial de la fibromialgia, desde el punto de vista farmacológico, psicológico, físico y social.

En relación con la fibromialgia, son varios los proyectos de investigación que en este campo tienen en marcha los profesionales del sistema sanitario público de Andalucía, con líneas que van desde el control del dolor y la osteopenia, al estudio de la efectividad de la terapia cognitivo-conductual, el ejercicio físico y la acupuntura en pacientes con fibromialgia, así como otras que estudian la respuesta a antioxidantes orales.

Las jornadas 'Retos para la ciencia', en las que asumen el protagonismo conjunto asociaciones y profesionales, permiten actualizar los conocimientos y las experiencias de los equipos asistenciales en este ámbito.

EJERCICIO FÍSICO

La Consejería de Salud ha añadido que recientemente se ha puesto a disposición de los afectados y los propios profesionales sanitarios encargados de su atención una guía específica con programas de ejercicio que contribuyen a mejorar su movilidad. La práctica de actividad física produce los mismos efectos que en los individuos sanos.

En este sentido, mejora de la función cardiorrespiratoria, reduce los factores de riesgo de enfermedad coronaria, disminuye la mortalidad y morbilidad cardiovascular y mejora de la función psicosocial. También produce un incremento de la fuerza muscular y movilidad articular y mejoras en el equilibrio y control postural, facilitando una mejor capacidad funcional para el desarrollo de las actividades de la vida cotidiana.

Respecto a los efectos del ejercicio físico sobre los síntomas propios de la enfermedad, la Sociedad Española de Reumatología afirma que el ejercicio físico aeróbico produce mejorías en el dolor, la salud mental en términos generales, el grado de ansiedad y el impacto global de la fibromialgia en la vida de la enferma.

La guía, elaborada por profesorado de la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada, en colaboración con profesionales sanitarios de la sanidad pública andaluza, recoge de forma precisa qué modalidades y características de actividad física con beneficiosas para las personas afectadas de fibromialgia.

El manual, que está disponible en la web de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, dentro del Plan para la Promoción de la Actividad Física y la Alimentación Equilibrada (PAFAE) (www.juntadeandalucia.es/salud/pafae), ofrece 30 sesiones de ejercicios para realizar en seco y 30 sesiones para hacer en agua, y se completa con varios anexos con ejercicios para mejorar la movilidad articular, realizar estiramientos en agua y en seco, cuatro circuitos de ejercicios de articulaciones, e indicaciones sobre cómo levantarse del suelo desde la posición de tumbado.