España

El Congreso rechaza, con los votos de PP y Foro, frenar el decreto de evaluaciones para alcanzar el consenso

El Pleno del Congreso de los Diputados ha rechazado, con los votos del PP y Foro de Asturias, la moción del PNV, pactada con Izquierda Plural, que solicitaba la paralización del decreto de evaluaciones en ESO y Bachillerato con el objetivo de iniciar un proceso de diálogo abierto con las comunidades autónomas, grupos parlamentarios y sociedad civil.

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

En el texto pactado (había alcanzado además el respaldo de CiU, UPyD, ERC y PSOE) se planteaba la creación, en el plazo máximo de un mes, de un grupo de trabajo conjunto y permanente entre representantes del Ministerio de Educación, de las comunidades autónomas y de los grupos parlamentarios para consensuar este decreto así como todas aquellas disposiciones que desarrolle la LOMCE.

PP: LAS EVALUACIONES SON NECESARIAS

Durante el debate, la portavoz de Educación del PP, Sandra Moneo, anunció su voto en contra a esta iniciativa porque consideró que el sistema educativo español precisaba de una ley de mejora de la calidad educativa como la LOMCE, frente a "la dejación de funciones de algunos gobiernos y el fundamentalismo ideológico" que había impregnado al sistema.

A su vez, defendió que los principales países de la OCDE contaban en sus sistemas educativos con este tipo de evaluaciones por lo que, de ponerse en marcha en España, el país "estaría por encima de la media de la OCDE".

Además, indicó que PISA señalaba que este tipo de pruebas estandarizadas y externas mejoran el rendimiento escolar. Con todo ello ha pedido "rigor y seriedad" a los grupos de la oposición a la hora de realizar este tipo de propuestas en el sistema educativo.

A FAVOR DE LA MOCIÓN

La diputada que defendió la moción del PNV, Isabel Sánchez Robles, criticó que desde el Gobierno constantemente se diga que se tiende la mano en materia educativa cuando en realidad no se hace.

A su vez, acusó al ministro de Educación, José Ignacio Wert, de "cercenar el debate" y de "hacer saltar por los aires todos los puentes", además de "recentralizar, uniformizar, destruir equidad, generar desigualdades, minusvalorar el papel del profesorado en la educación, alejar el centro de decisión del aula, del centro educativo, retorciendo la ley y laminando competencias de las comunidades autónomas de manera fraudulenta con el único interés de acaparar todo el poder".

Desde la Izquierda Plural, Ricardo Sixto cree que desde el ministerio no se podría echar "más leña al fuego" para acabar con el sistema público de educación y acabar con el consenso. "Sí que pensamos que habría que paralizar el decreto por intentar el consenso y creemos que este proceso de diálogo debería incluirse a la sociedad civil", señaló.

Al mismo tiempo, Mario Bedera, del PSOE, apoyaba esta moción aun sabiendo que la mano tendida de Wert es "sólo postureo" y sabiendo que el Gobierno dará la "callada por respuesta".

Marti Barbera, de CiU, sí apoyó la moción porque consideraba que Wert ha vuelto a "poner los límites a su famoso modelo de diálogo", y cuando estas pruebas "sí son realmente reválidas". "La LOMCE no se va a implementar nunca", ha augurado.

Mientras, el portavoz de Educación de UPyD, Carlos Martínez Gorriarán, dijo que sí iba a apoyar la moción porque considera que hay un "problema muy serio" de "desarrollo y caos" en el sistema educativo, que han sido generados por la LOMCE.

A su juicio, esta normativa está sembrando el caos, y ve "adecuada" esta propuesta del PNV. Eso sí, ha advertido de que "no es cierto" que 'per se' las reválidas "sean perversas". Abogó por trabajar para que sean comunes y útiles para todos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin