España

UPyD abandona las instituciones madrileñas al no alcanzar el 5% mínimo del sufragio

Unión Progreso y Democracia (UPyD) abandonará tanto la Asamblea de Madrid como el Ayuntamiento de la capital tras los resultados electorales de este domingo, al no haber alcanzado el 5 por ciento de los votos necesarios para obtener representación.

MADRID, 24 (EUROPA PRESS)

Se cumplen así las encuestas y sondeos de los últimos meses, que avanzaban el desplome del partido magenta tras el ascenso de Podemos y Ciudadanos en el último año.

La formación magenta es consciente de que se ha visto afectada por dos factores: el ascenso de Podemos desde las elecciones europeas de mayo de 2014 y el conflicto entre UPyD y Ciudadanos a nivel nacional, que se tradujo en la dimisión de altos cargos de la formación de Rosa Díez y el trasvase de algunos de sus candidatos al partido liderado por Albert Rivera.

Así, el partido se ha desplomado en los sondeos en el último año pese a la evolución positiva entre 2011 y mediados de 2014. A nivel de la Asamblea de Madrid, la candidatura liderada por Luis de Velasco en las elecciones autonómicas de 2011 logró 8 escaños, con un 6,32 por ciento del voto.

Dos años después, la desafección hacia los dos grandes partidos, PP y PSOE, hizo que las encuestas otorgaran a UPyD una intención de voto de entre 16 y 19 escaños en 2013. Sin embargo, en 2014 la horquilla bajó hasta un mínimo de 11 asientos cuando Podemos empezó a ser incluida en los sondeos.

En el cuarto trimestre de 2014 se produjeron las negociaciones entre Ciudadanos y UPyD a nivel nacional, que rompería Rosa Díez. El eurodiputado magenta Sosa Wagner fue relevado por el partido por pedir este acuerdo en agosto de 2014, tras lo que se han ido sucediendo bajas como los diputados Irene Lozano y Toni Cantó después de la caída electoral de la formación en las autonómicas andaluzas.

De hecho, el propio portavoz de UPyD en la Asamblea de Madrid, Luis de Velasco, que anunció en septiembre de 2014 que no se presentaría a las primarias de su formación por una "razón estrictamente personal" y no "ideológica", declaró tras las elecciones andaluzas que abandonaba el partido. Aunque rectificó a las pocas horas, finalmente dimitió del Consejo de Dirección de la formación por "coherencia" tras "perder dos votaciones en el Consejo de Dirección".

Ya en 2015, de las encuestas sobre la candidatura encabezada por Ramón Marcos sólo la del diario 'El País' de febrero de 2015 le dio representación. En la encuesta preelectoral del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) se le otorgó un porcentaje de intención de voto superior al 2,5 por ciento, con un 3,2, pero se necesita un mínimo del 5 por ciento para tener representación en la cámara regional. "Siempre duplicamos los datos del CIS", advirtió Marcos en la apertura de campaña, no obstante.

Un proceso similar ha atravesado la formación magenta en el Ayuntamiento de Madrid. Tras lograr 5 concejales en las municipales de 2011 bajo el liderazgo de David Ortega, las encuestas le han llegado a dar hasta 4 puntos más de intención de voto y siete concejales hasta 2014, cuando empezó a caer. Las realizadas durante 2015, como la encuesta preelectoral del CIS, ya no le daban representación en el Consistorio al no lograr el 5 por ciento mínimo establecido, como finalmente ha sucedido.

HISTORIA

UPyD se fundó en septiembre de 2007, por lo que las primeras elecciones a las que pudo concurrir la formación a nivel municipal y autonómico fueron las de mayo de 2011, cuando la desafección política de parte de la ciudadanía se había hecho patente en las calles madrileñas días antes, con la acampada del 15-M.

En aquel entonces, la lista encabezada por Luis de Velasco fue la cuarta más votada, recabando 189.055 votos, lo que supuso un 6,32 por ciento del escrutinio y 8 asientos en la Asamblea de Madrid. La lista al Ayuntamiento de Madrid logró 119.601 votos, con un 7,85 por ciento de los sufragios y consiguiendo 5 ediles. Además, obtuvo representación en 33 ayuntamientos con 64 concejales en total.

Aquel 22 de mayo de 2011, tras conocer el resultado, la líder de la formación, Rosa Díez, compareció con los candidatos y destacó que, aunque parecía "imposible", se "ha roto el muro construido por el bipartidismo". "David ha ganado a Goliat porque es una causa justa", apuntó en referencia a Ortega.

"Este es nuestro reto basado en la honestidad, preparación y la eficacia", indicó ortega, prometiendo que no decepcionarían a los madrileños porque habían puesto "mucha ilusión" en su partido y querían "una nueva forma de hacer política".

Y precisamente estas cuestiones son las que han esgrimido durante las dos semanas de campaña electoral de este 2015, destacando que son un partido "útil" que conoce de verdad Madrid y sus problemas, combatiendo el "despilfarro" en ambas cámaras, sacando a la luz tramas como la de las 'tarjetas black' de Caja Madrid, y comprometiéndose a no llevar ningún imputado en sus listas electorales. Por ello, defienden que durante sus cuatro años han "cambiado las instituciones".

Además, UPyD realizó una precampaña con iniciativas diferentes a lo acostumbrado, como dar 'micromítines' en los vagones de Metro de Madrid; la iniciativa 'Desenchufa al corrupto', que recorrió diversos municipios de Madrid implicados en escándalos de corrupción; la propuesta 'Un ciudadano, una idea', en la que recogieron peticiones de la ciudadanía para conformar su programa electoral; y la implantación de un 'iglú' en diversos puntos del centro de Madrid sin las siglas del partido para poder hablar con los vecinos que se acercaban.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin