España

Lissavetzky se despide con humor y recomienda a Botella "que se quite la obsesión con Zapatero" para ser "más feliz"

El portavoz municipal del PSOE, Jaime Lissavetzky, se ha despedido del Ayuntamiento de Madrid con humor recomendando a la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, que se "quite la obsesión" con el expresidente del Gobierno Jose Luis Rodríguez Zapatero, pues con esa "pequeña cosa va a ser más feliz", mientras que también ha ironizado con el escaso número de concejales que repite en la siguiente legislatura.

MADRID, 10 (EUROPA PRESS)

"Se ha cerrado el círculo", ha asegurado Lissavetzky durante el Pleno extraordinario de actas que sirve de despedida a los concejales salientes y donde ha detallado que abandona la primera línea política y que regresa al Centro Superior de Investigaciones Científicas.

Se ha dirigido a la alcaldesa para desearle "todo lo mejor" y mostrar el respeto a su trabajo, pero a su vez ha recurrido al humor recomendarle que "se quite la obsesión con Zapatero", aludiendo a las referencias que hacía Botella al Ejecutivo del expresidente socialista durante los debates en el Pleno que ambos mantenían.

"Va a dormir más tranquila, va a hacer mejor la digestión (*) cuando se quite esa pequeña cosa va a ser más feliz", ha ironizado el portavoz socialista saliente quien, ya en tono formal, ha señalado que ha intentado "respetarla siempre", reconociendo que tiene unas "convicciones muy firmes" y que las ha aplicado, pese a que discrepa de ellas.

Ha recordado que tras las elecciones municipales de 2011, que el PSOE perdió, él siempre respondía a los periodistas que se iba a quedar toda la legislatura si contaba con el apoyo del grupo municipal, algo que ha tenido estos cuatro años.

Además, ha tenido palabras de agradecimiento a los tres portavoces municipales del resto de grupos (PP, IU y UPyD), a quienes considera "amigos personales". En el caso de UPyD, les ha dicho que tengan claro que se van "con la satisfacción del deber cumplido" y en alusión al portavoz de IU, Ángel Pérez, ha afirmado que su trayectoria de servicio público desde la perspectiva de izquierdas es "una realidad".

Lissavetzky desea lo mejor a la nueva corporación y espera que hagan cosas relevantes para la ciudad porque "Madrid merece la pena".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin