España

Piden 4 y 5 años al conductor que dio positivo en alcohol y drogas y que causó un accidente mortal en Cogeces

El vecino de Megeces (Valladolid) José Miguel M.M, conductor que el pasado mes de enero circulaba bebido y drogado y causó un accidente mortal a la altura de Cogeces de Íscar, podría ser condenado a una pena de hasta cinco años de prisión, tal y como solicita la acusación particular en su escrito de calificación provisional.

VALLADOLID, 28 (EUROPA PRESS)

El juicio por estos hechos se celebrará el próximo día 16 de octubre en el Juzgado de lo Penal número 4 de Valladolid, donde el imputado, en la actualidad en libertad provisional, se enfrenta a los cinco años de cárcel y los diez de retirada del permiso de conducir pedidos por la familia de la víctima, el vecino de Cogeces Cruz Miguel Ángel B.Z, de 59 años, y los cuatro de privación de libertad y otros tantos sin carné que interesa el Ministerio Fiscal, así como al abono de indemnizaciones próximas a los 155.000 euros, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

En concreto, Fiscalía imputa al acusado, de 43 años, un delito contra la seguridad del tráfico en concurso con uno de homicidio por imprudencia, delitos que recoge en su escrito la acusación particular y a los que incorpora el de conducción temeraria.

Ambas acusaciones sí coinciden en el capítulo indemnizatorio, en concreto 126.538 euros para la viuda, 10.544 para cada uno de sus dos hijos, de 30 y 33 años, y el pago de los 2.061 euros que costó el sepelio y los 5.197 euros de los daños sufridos por el vehículo de la víctima, con responsabilidad directa de Línea Directa Aseguradora.

DESPEDIDO DEL HABITÁCULO

En la vista se reconstruirán los hechos registrados sobre las 09.40 horas del día 18 de enero del presente año, cuando el imputado, quien según la acusación particular había estado de fiesta esa noche, circulaba con su vehículo Audi A-5 y a la altura del kilómetro 9,800 de la VP-1.202 en sentido Portillo, dentro del término de Cogeces, alcanzó por detrás a la Peugeot Partner conducida por la víctima, que transitaba por delante, lo que provocó la muerte en el acto de esta última al salir despedida del turismo.

Sometido por miembros de la Guardia Civil a los controles pertinentes, el causante del accidente dio positivo en consumo de alcohol (0,39 y 0,41 miligramos por litro de aire espirado), pero también--consintió hacerse el test de saliva--por ingesta de sustancias: 229 nanogramos de anfetaminas, 10,6 de metabolito de cocaína y 18,9 de la misma droga.

Las acusaciones comparten la tesis de que el consumo abusivo de todas estas sustancias por parte del procesado afectó de modo significativo a su capacidad sensorial, de atención y de reflejos, causa primordial del fatal accidente, si bien el letrado de la familia del fallecido añade también la excesiva velocidad que llevaba José Miguel M.M, máxime cuando las condiciones de la carretera, con una limitación a 90 kilómetros hora, no eran las más adecuadas debido a la fina capa de nieve existente ese día y la climatología adversa.

Por ello, dicho letrado entiende que el imputado mostró una "temeridad manifiesta y un absoluto desprecio por la vida e integridad de los demás", al tiempo que recuerda que en su declaración ante la Guardia Civil reconoció que antes del siniestro había bebido seis whiskies con cola y esnifado una raya de 'coca' y más tarde, en sede judicial, que conocía esa carretera y que debería haber tenido más cuidado con la velocidad.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin