España

UPO.- El Pilates combate osteoporosis y mejora caída visceral en mujeres tras parto y menopausia, según experta

Aunque indicado y recomendado para ambos sexos, el método Pilates ofrece una serie de ventajas añadidas para las mujeres debido a su condición y fisiología. Entre éstas, Cristina Benjumea, fisioterapeuta especializada en disfunción del suelo pélvico y obstetricia, ha destacado la "corrección postural" y la "tonificación de la faja abdominal y el suelo pélvico", que ayudan a prevenir problemas propios de mujeres como la caída visceral tras los embarazos o a partir de la menopausia y que puede originar "molestias, infecciones, incontinencia urinaria y problemas digestivos". Asimismo, el pilates también combate la osteoporosis o "pérdida de masa ósea, frecuente en mujeres tras la menopausia", ha añadido.

CARMONA (SEVILLA), 17 (EUROPA PRESS)

Cristina Benjumea ha realizado estas declaraciones con motivo de la celebración de la tercera edición del curso 'Introducción al Método Pilates', que se desarrolla esta semana y que este viernes se clausura en el marco de los cursos de verano que la Universidad Pablo de Olavide (UPO) celebra cada año en su sede de Carmona (Sevilla), y donde ha disertado sobre el suelo pélvico.

La especialista en el método Pilates resalta los "muchos e importantes beneficios" que éste proporciona durante el embarazo y el posparto, cuando el cuerpo de la mujer está expuesto a tantos cambios. Así, asegura que el Pilates favorece "la adaptación postural, la tonificación de la cintura escapular y mejora la respiración y circulación", además de "la movilidad de la pelvis y la tonificación de la musculatura", que resultarán vitales en el momento del parto.

Pero, para que se produzcan estos beneficios a corto y medio plazo, Benjumea recomienda la práctica del Pilates con una frecuencia de, al menos, "dos o tres veces por semana", si bien destaca que lo más importante es que se practique "en el medio adecuado y con verdaderos profesionales del método que corrijan y adapten cada movimiento al alumno", reservando las sesiones grupales sólo para una segunda fase del entrenamiento.

El Pilates no es, sin embargo, cosa exclusivamente de mujeres, sino que ha constituido un método de entrenamiento "válido para cualquier persona en cualquier estado físico, ya que siempre se va a adaptar a las necesidades y el ritmo del alumno". A nivel físico, tonifica la musculatura "estabilizadora y profunda, que es la encargada de mantener una buena salud articular", así como "asegurar la estabilidad y la prevención o rehabilitación de lesiones". Por otro lado, Benjumea ha asegurado que "ayuda a movernos de una manera más controlada y consciente y a que adoptemos mejores posturas al caminar o al estar sentados".

No en balde, el método Pilates se define como un sistema de entrenamiento físico que trabaja el movimiento consciente y controlado en el que destaca la función del sistema nervioso central, y que va enfocado principalmente a conseguir una buena estabilidad de la columna vertebral. A juicio de esta experta, "pasamos demasiado tiempo sentados", y es en esa postura cuando la columna vertebral y los discos intervertebrales "soportan más presión" y apenas tienen oscilación, con lo que "se multiplica la fatiga muscular". En consecuencia, como "no hay músculos que resistan el paso del tiempo en una silla", termina apareciendo la fatiga y "degenerando en dolor".

Por eso, una vez que se descubre, se practica y se siente, el método Pilates "cambia la vida y la forma de sentir el cuerpo y el movimiento". De hecho, la docente de la escuela de Energía Pilates afirma que, cuando se prueba, "un alto porcentaje de alumnos se quedan para siempre". O, al menos, "mientras pueden", ha apostillado la experta.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin