España

La nueva prisión de Mas d'Enric en Tarragona se pondrá en marcha a finales de noviembre

El conseller de Justicia de la Generalitat, Germà Gordó, ha anunciado este miércoles que el nuevo centro penitenciario de Mas d'Enric, en el Catllar (Tarragona), se pondrá en marcha la última semana de noviembre con la llegada de los primeros internos trasladados de la cárcel de Tarragona.

TARRAGONA, 29 (EUROPA PRESS)

La inversión necesaria para equipar la prisión será de unos 10 millones de euros --la Obra Social La Caixa aporta más de un millón--, que se suman a los 102 millones que ha costado la construcción del edificio, ha informado la Conselleria en un comunicado.

Gordó ha hecho este anuncio al visitar el centro la mañana de este miércoles, y ha resaltado que el conjunto de internos que acogerá este centro podrá realizar tareas laborales, con sus retribuciones correspondientes y con alta en la Seguridad Social.

Para el conseller, que los internos trabajen incrementa su grado de inserción: "Hemos conseguido aumentar la reinserción en los últimos cuatro años, en que hemos pasado del 60% al 70%, uno de los grados más elevados de Europa".

Este centro penitenciario, a 13 kilómetros de Tarragona, que sustituirá los centros penitenciarios de Tarragona y cuenta con una superficie construida de 65.636 metros cuadrados, tiene capacidad para acoger a 1.020 presos, con 618 celdas distribuidas en siete módulos ordinarios, un departamento de mujeres y otro para jóvenes.

La apertura se hará de manera progresiva: en una primera fase se incorporará personal para preparar la recepción de los primeros internos; en una segunda, se recibirá a los primeros presos de la cárcel de Tarragona, y se abrirán tres módulos ordinarios, el departamento de jóvenes y mujeres y los módulos de enfermería, ingresos y departamento especial.

En las fases posteriores, se harán conducciones sistemáticas semanales de internos de otros centros con vínculos con la provincia, y se hará una apertura paulatina de los otros cuatro módulos ordinarios.

CENTRO ABIERTO

La antigua prisión de Tarragona, por su situación geográfica y sus características, se reconvertirá en un centro de régimen abierto para 175 hombres y 50 mujeres, aunque el equipamiento deberá adecuarse a esta nueva condición.

Los trabajadores de prisiones de la cárcel de Tarragona podrán escoger entre quedarse en el futuro centro abierto o bien incorporarse a la nueva prisión.

En la visita, el conseller ha estado acompañado del presidente de la Diputación de Tarragona, Josep Poblet; el delegado del Govern en Tarragona, Joaquim Nin; el alcalde en funciones del Ayuntamiento de Tarragona, Javier Villamayor; el alcalde del Catllar, Antonio López; el secretario general de Justicia, Enric Colet, y el director general de Servicios Penitenciarios, Pere Soler, entre otras autoridades.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin