España

Colectivos de IUCM crean un espacio de confluencia de izquierda ante la "deriva" de IU y su subordinación a Podemos

Grupos y colectivos de IUCM se encuentran detrás de Confluencia de la Izquierda (CdlI), un ámbito que se articula jurídicamente como partido político y que nace por la necesidad de la existencia de "un espacio político de la izquierda transformadora inexistente en la actualidad" tras la "inexorable deriva de IU" y su subordinación a Podemos.

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

En su manifiesto fundacional, al que ha tenido acceso Europa Press, CdlI justifica su nacimiento por la desaparición de IU al quedar diluida en "candidaturas de corte transversal e interclasista, denominadas presuntuosamente de unidad popular, hegemonizadas y al servicio de los intereses partidarios de Podemos".

"Hoy IU se ha convertido en una fuerza subordinada de Podemos", aseveran desde Confluencia de la Izquierda, en la que se encuentran, entre otros, Ángel Pérez, Gregorio Gordo, Miguel Reneses, Pepa Merin, Silvia Uyarra, Julián Sánchez Urrea o concejales de Parla, Móstoles o Getafe, entre otros.

Consideran desde CdlI que "no es un problema por lo tanto de presencia o patrimonio de siglas" sino que se trata de "la desaparición de un proyecto político, de sus programas y propuestas, transformándose en un mero aparato electoral subordinado a Podemos, sin programa y, por lo tanto, sin proyecto social".

En este espacio se encuentran distintas corrientes del pensamiento de la izquierda y del activismo social "generado en torno a las luchas por la defensa de los servicios públicos, el derecho a la vivienda y contra los desahucios, los derechos vitales básicos, y los derechos laborales y la defensa e impulso del sindicalismo de clase", explica el manifiesto.

CdlI defiende que los problemas de la mayoría social trabajadora "no residen en los métodos de elección de unas candidaturas, ni en la edad de los dirigentes políticos, ni en la telegenia de dinámicos y ambiciosos aspirantes a dirigir difusas ciudadanías".

Por todo ello no pueden asumir que lleguen las elecciones generales y que en el Congreso de los Diputados haya "partidos nacionalistas, de derecha, de centro derecha, de centro, de centro izquierda, incluso hasta ni de izquierdas ni de derechas, y no quede rastro de una izquierda que se atreva a plantear causas justas".

"No asumimos olvidarnos de la defensa de la memoria democrática. No asumimos olvidarnos de la defensa del sector público que garantice la igualdad de derechos. No asumimos olvidarnos de democratizar las finanzas y renunciar a la necesidad de disponer de un banco público con el que financiar el cambio de modelo productivo. No asumimos dejar de escuchar la palabra izquierda justo en la fase más dura del neoliberalismo", defienden en el manifiesto.

En el mismo documento añaden que no asuman que "nadie defienda las luchas nobles y justas de pequeños grupos de trabajadores que reclaman derechos laborales frente a grandes empresas, que sí dispondrán de varios partidos que no tienen pudor en llamarse derecha".

"No asumimos la deriva hacia un país sin memoria, cobarde, preso de la inmediatez, que mira los síntomas y no las causas del dolor social", han apostillado. En definitiva, CdlI nace porque no sumen que la crisis y el neoliberalismo regalen "un país sin izquierda".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin