España

Contratadas más obras contra las fugas de agua de la piscina del Tiro de Línea de cara a su reapertura

Los socialistas defienden que la reapertura completa del recinto es una "prioridad" para el Gobierno municipal

SEVILLA, 4 (EUROPA PRESS)

El Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Sevilla ha adjudicado por 5.336 euros, un nuevo contrato destinado combatir las fugas de agua detectadas desde hace años en la piscina del centro deportivo Tiro de Línea, cerrada el 19 de enero de 2013 después de que un temporal de vientos arrancase su cubierta y abierta sólo en verano hasta que dicha cubierta sea repuesta, extremo prometido por el actual alcalde, el socialista Juan Espadas.

La situación actual de la piscina pública del Tiro de Línea, construida allá por los años 70 y remozada integralmente en 2004, queda descrita en la memoria técnica de un contrato licitado por el IMD, precisamente para la "detección de fugas de agua" en la citada piscina, que como hemos señalado sólo funciona los meses de julio y agosto, desde que en enero de 2013 unas fuertes rachas de viento destrozasen la cubierta presostática instalada en 2004.

Desde entonces, las autoridades municipales han manifestado que la restitución del funcionamiento completo de esta instalación deportiva, es decir su apertura durante los 12 meses del año, estaba sujeta a la consecución de un acuerdo con la compañía con la que estaba contratado el seguro del recinto al objeto de reponer la cubierta desprendida, así como a la subsanación de las importantes pérdidas de agua detectadas y la realización de obras de reforma en espacios como los vestuarios. La reapertura completa de la piscina, por cierto, es un compromiso electoral del alcalde, el socialista Juan Espadas.

LAS FUGAS DE AGUA

Pero volviendo al problema de las pérdidas de agua, un informe emitido en junio de 2014 por el IMD y recogido por Europa Press exponía que las diversas inspecciones y pruebas realizadas en la piscina pusieron de relieve que las pérdidas de agua, que en 2012 se elevaban a una media diaria de 94 metros cúbicos, ascendían a 240 metros cúbicos al día durante los dos meses del verano de 2013 que la piscina funcionó al aire libre.

Los técnicos del IMD, de cualquier modo, avisaban de "los perjuicios económicos" de las fugas de agua, pues la pérdida diaria de 240 metros cúbicos implicaba un sobrecoste mensual de aproximadamente 13.320 euros. "La situación de pérdidas actuales hace inviable el uso de la piscina en tanto no se solucionen las fugas", concluían los técnicos en este documento, toda vez que a lo largo de estos años no han sido pocas las actuaciones emprendidas por el Instituto Municipal de Deportes para intentar atajar este problema.

Un reciente informe técnico, recogido por Europa Press, da cuenta de que las pérdidas de agua "persisten" con "una media diaria de 80 metros cúbicos" de agua, insistiendo los técnicos en que "la situación de pérdidas actuales hace inviable el uso de la piscina en tanto no se encuentren y se solucionen las fugas", porque la pérdida media diaria de 80 metros cúbicos de agua implica un "perjuicio económico" de 4.440 euros al mes y "problemas de seguridad a causa del lavado constante del terreno circundante".

De cualquier modo, y en el marco de las actuaciones emprendidas para solucionar los problemas de este equipamiento emblemático para el barrio del Tiro de Línea, el IMD ha aprobado una modificación presupuestaria en la que figuran 87.967 euros para actuaciones en esta piscina y ha contratado, por 5.336 euros, nuevas tareas de "detección de fugas de agua" en la instalación, defendiendo los socialistas que la reapertura de la piscina es "una prioridad para este gobierno municipal".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin