España

Besteiro resuelve que las listas ya están cerradas y descarta acudir a Ourense, como pidió la dirección provincial

Niega "totalmente" que la exclusión de Seara sea por su proximidad a Pachi Vázquez o Madina y recuerda que Ourense no envió "una candidatura cerrada"

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 20 (EUROPA PRESS)

El secretario xeral del PSdeG, José Ramón Gómez Besteiro, se ha pronunciado este martes sobre el conflicto abierto en su partido en Ourense por la designación de dos personas --una de ellas, independiente-- como cabezas de lista al Congreso y el Senado en detrimento de otras que habían recibido más apoyo de la militancia y que se han visto relegadas o, en caso de los actuales representantes del socialismo ourensano en las Cortes, Laura Seara y Miguel Fidalgo, directamente excluidas.

Al respecto, ha resuelto que las listas ya "están cerradas", pues fueron aprobadas el sábado por la práctica unanimidad del Comité Federal del PSOE reunido en Madrid. En cuanto a la polémica generada, la ha atribuido a "un mal entendimiento" del proceso de votación de los candidatos, que --ha puntualizado-- "no son primarias", sino tan solo "sugerencias" de los afiliados, y que la última palabra la tienen los órganos federales del partido.

En paralelo, ante la insistencia de los periodistas, ha señalado que la directiva del PSOE en Ourense no remitió "una candidatura cerrada". Lo explicó el pasado viernes a Europa Press el líder provincial, Raúl Fernández, quien explicó que la lista se enviaba "abierta" para permitir a Pedro Sánchez cierto "margen de maniobra" para hacer su equipo eligiendo entre "continuidad y renovación" pero sin ver afectada la voluntad de la militancia.

En concreto, la militancia socialista de la provincia de Ourense apoyó mayoritariamente la continuidad de Laura Seara --muy destacada en la campaña a favor de Eduardo Madina para alzarse secretario general frente a Pedro Sánchez-- en la Cámara baja, seguida por la concejala en Piñor Sandra Álvarez; mientras que para la Cámara alta la propuesta más votada fue Teresa Taboada, por delante del todavía senador Miguel Fidalgo.

No obstante, la Comisión Federal de Listas desechó estos nombres y optó por las propuestas alzadas por la directiva local del PSOE en Ourense, enfrentada con la ejecutiva provincial: Rocío de Frutos, una inspectora de trabajo que quedó cuarta en el orden de preferencias de los afiliados de la provincia, para el Congreso; y el exjefe superior de la Policía en Galicia Luis García Mañá, el tercero en apoyos, para el Senado.

En este escenario, preguntado Besteiro sobre si acudirá a Ourense a explicar lo ocurrido, tal y como reclamó la dirección del PSOE en la provincia en una reunión que concluyó al filo de la una de la madrugada, lo ha descartado. "En los próximos días no tengo previsto visitar Ourense, (...) lo haré de forma intensa en campaña y contestaré a cualquier tipo de pregunta que cualquier militante me quiera hacer, y que me quiera escuchar", ha apostillado, y ha negado "totalmente" que Seara haya sido excluida por su proximidad a Pachi Vázquez o su campaña en favor de Madina.

EN OURENSE CENSURAN EL "CAMBIAZO"

En la reunión de la ejecutiva provincial de los socialistas ourensanos del lunes por la noche, según fuentes del partido consultadas por Europa Press, se censuró el "cambiazo" de los nombres, pues "por primera vez en la historia del partido se descabalgaron los dos cabezas de lista". De igual modo, se aprobó exigir al secretario xeral que acudiese a Ourense para dar cuentas de la finalización del proceso.

En medio de esta crisis interna, la secretaria de Organización del PSOE en Ourense, María Quintas, ha confirmado a Europa Press que son "cinco o seis" los integrantes de las listas socialistas en la provincia que han avanzado su deseo de no seguir formando parte de ellas. Ante ello, se ha hecho un llamamiento a la "calma" y en próximos días la directiva provincial se verá con ellos para intentar "reconducir" esa decisión sobre su futuro político.

COMENTARIO "IMPROPIO"

Sin abandonar esta polémica, Besteiro ha respondido en rueda de prensa a las declaraciones de María Quintas a 'La Voz de Galicia' en las que advierte de que no tolerará que "actitudes fascistas propias de vendettas rancias desprecien de esa forma tan burda decisiones democráticas tomadas por la militancia".

"Es un comentario impropio", ha lamentado el lucense, para quien su práctica política no encaja en esos "calificativos". Entre apelaciones al "respeto", ha descartado tomar medidas, tal y como ocurrió cuando el ya exlíder provincial en A Coruña Francisco Caamaño tildó de "golpista" a la dirección gallega liderada por él.

En septiembre del pasado año, apenas dos meses después de que profiriese esa acusación tras un congreso provincial en el que no logró sacar adelante su lista de delegados, Besteiro decidió remitir a Ferraz toda la información sobre lo ocurrido con el también exministro de Justicia ante la negativa de éste a dejar el cargo.

Asimismo, acordó con su ejecutiva solicitar a la cúpula federal del partido que evaluase la posibilidad de constituir una gestora en la provincia coruñesa. Sin embargo, finalmente no fue necesario tomar esa decisión, pues a los pocos días Caamaño anunció primarias para renovar su cargo y que él no se presentaría.

En cambio, ahora el jefe de filas del PSdeG ha zanjado la cuestión afirmando que "cada uno sabrá lo que dice, lo que hace y cómo actúa" y ha preferido poner el foco en el trabajo que queda por delante para "el cambio", para que Pedro Sánchez sea "el próximo presidente del Gobierno".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin