España

La Comunidad destinará 80 millones a un plan para reducir las listas de espera quirúrgica y diagnóstica

Se busca que la espera media para intervenciones quirúrgicas no urgentes no exceda de los 30 días

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid destinará 80 millones de euros esta legislatura a un plan para reducir las listas de espera quirúrgica y diagnóstica, ha informado este martes la presidenta autonómica, Cristina Cifuentes, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.

"Vamos a poner una inyección de 80 millones de euros a la sanidad pública madrileña para mejorar la situación de las listas de espera quirúrgica y diagnóstica", ha avanzado Cifuentes, quien ha precisado que el Plan de Mejora de la Lista de Espera Quirúrgica 2016-2019 estará dotado con ochenta millones para la legislatura (20 por año).

Cifuentes ha explicado que tras homologar el modelo de cuantificación de las listas de espera de la sanidad madrileña al del Sistema Nacional de Salud, que cuenta con unos criterios "más homogéneos, realistas y transparentes", ahora se contabilizan 79.000 personas en la lista de espera madrileña y para reducir esta lista se pone en marcha este plan que contempla medidas como la apertura de quirófanos por las tardes y los fines de semana, la motivación a los profesionales sanitarios y la mejora de la eficiencia de todos los centros.

Lo que se quiere es que la espera media para intervenciones quirúrgicas no urgentes no exceda de los 30 días. Además, tendrán que ser muy inferiores las esperas en los casos de mayor riesgo.

APERTURA DE QUIRÓFANOS POR LA TARDE Y MÁS PERSONAL

Para conseguirlo, Cifuentes ha relatado una batería de diez medidas concretas que forman parte del informe. El primero es el presupuesto de los 80 millones, y el segundo, la incorporación del mayor número de profesionales sanitarios a la agilización de las listas de espera, suscribiendo acuerdos con ellos, a través de los 'Pactos de Gestión'.

En tercer lugar, se contempla establecer un sistema de incentivos para los profesionales sanitarios, relacionado con la consecución de los objetivos y la cuarta medida es la apertura de quirófanos por las tardes y durante los fines de semana, algo que ya se ha empezado a poner en práctica.

En concreto, Cifuentes ha indicado que, a fecha 15 de enero, los 29 hospitales del Servicio Madrileño de Salud con actividad quirúrgica están en disposición de hacer cirugía por la tarde, tras aceptar incorporarse a esta iniciativa tres nuevos centros, pendientes de concretar su actividad en ese horario.

El 90 por ciento de los hospitales con cirugía ya cuenta con actividad quirúrgica planificada en horario de tarde, lo que ha permitido que durante el último mes se hayan realizado 1.173 intervenciones quirúrgicas en hospitales públicos en horario de tarde.

OPERACIONES EN FUNCIÓN DE LA GRAVEDAD

En quinto lugar, se incorpora un nuevo modelo para establecer prioridades en las listas de espera, en función de la gravedad de las patologías y de si suponen un riesgo vital o afectan significativamente a la calidad de vida. Por ello, se marcarán objetivos específicos en los tiempos máximos de atención, que son "aún más exigentes que los implantados a nivel nacional".

El objetivo es conseguir que la espera media para intervenciones quirúrgicas no urgentes no exceda de los 30 días, debiendo ser muy inferiores en los casos de mayor riesgo, como los relacionados con enfermedades oncológicas o cirugía cardíaca.

La sexta medida que ha destacado Cifuentes es el establecimiento de iniciativas concretas para obtener el máximo rendimiento de toda la red sanitaria pública.

SE PODRÁ DAR DE ALTA LOS FINES DE SEMANA

En este apartado, por ejemplo, se evitará que los pacientes que puedan ser dados de alta los viernes, tengan que esperar durante el fin de semana para poder salir del hospital hasta el lunes siguiente, ocupando innecesariamente una cama, y manteniendo una situación que médicamente no es necesaria. Así, habrá facultativos para poder dar el alta los viernes, los sábados o los domingos.

En séptimo lugar, se potenciará la cirugía mayor y menor ambulatoria, elaborando un catálogo de los procedimientos quirúrgicos que pueden llevarse a cabo mediante este sistema; en octavo, se impulsará la participación de los profesionales de Atención Primaria en la cirugía menor en los Centros de Salud; y, en noveno lugar, se mejorará la gestión clínica en los hospitales públicos, dando prioridad a la derivación de pacientes entre los propios centros públicos, y disminuyendo al máximo la externalización.

Finalmente, como décima medida, se pondrá en marcha en breve, con carácter complementario, el Plan Integral de Mejora de la Lista de Espera Diagnóstica.

EL CAMBIO "NO ES UNA CRÍTICA"

"Es importante cambiar el cómputo e ir a un sistema más homogéneo con el resto de comunidades", ha defendido la presidenta, que a pesar de que ha insistido en que el nuevo modelo de cómputo que seguirá la Comunidad se rige por unos criterios "más homogéneos, transparentes y realistas", ha rechazado valorar el sistema implantado por sus antecesores.

Cifuentes ha asegurado que "no se trata de ninguna crítica, sino de querer hacer las cosas de manera diferente, como en muchos otros asuntos". "No puede extrañar a nadie", ha considerado la jefa del Ejecutivo autonómico, que tras alabar la política sanitaria de los gobiernos anteriores, ha especificado que ella no ha venido para hacer todo igual, sino para mejorar. "Nuestra obligación es mejorar aunque aparezcan más personas", ha apostillado.

En cuanto a los números ha relatado que están encontrando "tremendas dificultades para saber a ciencia cierta" cuál es la lista de espera en otras comunidades, porque los datos no son "homogéneos ni transparentes". Por eso, ha instado a que la agilidad que han pedido a su gobierno los grupos de la oposición en la Asamblea de Madrid, también la tengan "en las comunidades en las que gobiernan".

Aún con estos datos encima de la mesa (casi 80.000 personas en lista de espera), Cifuentes ha resaltado que en Madrid hay una la demora media de 42 días en la lista estructural de pacientes para ser operados cuando la media nacional es de 87 días. "45 días menos de demora media en la lista de espera para operar", ha remarcado.

Por su parte, el consejero de Sanidad ha afeado que no exista la comparativa entre comunidades autónomas en la materia, porque se utilizan diferentes parámetros. Por ello, propondrán en el Consejo Interterritorial de salud que se publiquen todas las listas de espera "con los mismos items" para poder comparar.

"CHINAS EN EL CAMINO"

En otro orden de cosas, el consejero del ramo ha indicado que no puede detallar aún el número de profesionales que van a sumarse a ese plan porque aún se está desarrollando. Eso sí, con los veinte millones de este año encima de la mesa, ha precisado que de ellos 8,5 irán destinados a capítulo 1 (personal).

De ellos, el 64,7 por ciento (5,5 millones) irán destinados a la productividad, es decir, a los pactos de gestión y a la contratación de personal estatutario. No obstante, ha indicado que también hay profesionales que están poniendo "chinas en el camino" porque hay sectores que no quieren operar por la tarde.

Además, ha señalado que en nueve hospitales de los 29 que están preparados para operar no se está operando porque hay "una asignatura pendiente" y es que "algunos pacientes no quieren ir al hospital al que se les invita" a acudir, entre otras razones, porque "hay un cartel patrocinado por determinados sindicatos que invita a los ciudadanos a que no hagan caso" de estas invitaciones. Pero ha dicho que se verá caso por caso.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin