España

El Cabildo de Tenerife recibe la gestión del Parque Nacional del Teide y abre la puerta al cobro por servicios

Alonso descarta tasas por el acceso pero consensuará un catálogo que incluya visitas guiadas, centros de visitantes o aparcamiento

SANTA CRUZ DE TENERIFE, 3 (EUROPA PRESS)

El Cabildo de Tenerife y la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias, han formalizado este miércoles la delegación de funciones para gestionar el Parque Nacional del Teide.

La corporación insular recibirá este año una partida de 3,9 millones, a lo que añadirá otra de 650.000 euros con recursos propios, para terminar el centro de visitantes de Cañada Blanca, la cubierta del centro Telesforo Bravo --cuya gestión seguirá por ahora en manos del Ejecutivo regional-- y la mejora del Jardín Botánico del centro de visitantes de El Portillo.

Alonso, que ha comparecido ante los medios de comunicación acompañado por la consejera, Nieves Lady Barreto, ha dicho que la mayor parte de los fondos (600.000 euros) se destinará al Centro de Visitantes de Cañada Blanca, actualmente cerrado por reformas en el Parador del Teide.

El presidente ha señalado que la delegación de competencias es un "día importante" para Tenerife porque "acerca" la gestión del Parque Nacional y se coordinará con el resto del espacio natural de la isla, al tiempo que ha recordado la labor realizada por Ricardo Melchior, Domingo Berriel, Ana Lupe Mora o Wladimiro Rodríguez Brito.

Cara a la nueva gestión, Alonso ha dicho que se va a mantener el Patronato y se trabaja en el diseño de un catálogo de servicios de cobro --con distinción entre residentes y no residentes-- cuya recaudación se reinvertirá en el mantenimiento del parque.

Entre ellos, ha destacado visitas guiadas, entradas a centros de visitantes o aparcamiento con seguridad, pero en ningún caso cobrar por el acceso al parque. "No queremos aumentar el número de visitantes sino que su experiencia sea más rica", ha comentado.

LA GOMERA Y LA PALMA, EN ENERO DE 2017

Alonso ha abogado por que la gestión del parque "no sea elemento de disputa política", y por ello se va a plantear un acuerdo en el pleno del mes de febrero al resto de fuerzas políticas de la corporación para que el catálogo de servicios se haga con consenso.

Barreto, por su parte, ha comentado que se abre una "nueva etapa" en la relación entre administraciones y espera que próximamente se hagan procesos similares con la Caldera de Taburiente, Timanfaya y Garajonay. En el caso de La Palma y La Gomera, la previsión es que el traspaso de competencias se realice en enero de 2017, ya que con el Cabildo de Lanzarote hay conversaciones pero está más retrasada.

En el Parque Nacional del Teide trabajan casi una treintena de trabajadores entre directores, técnicos, administrativos, agentes de medio ambiente, vigilantes y operarios, y medios económicos y materiales.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin