España

El alcalde de Oroso y cuatro concejales declaran este miércoles en Ordes por una denuncia de supuesta prevaricación

Mirás Franqueira defiende que "se hizo todo correctamente" en relación a una obra que se adjudicó a una empresa pero se ordenó pagar a otra

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 5 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Oroso (A Coruña), Manuel Mirás Franqueira (PSdeG-PSOE), y cuatro concejales de la junta de gobierno, están llamados este miércoles a declarar ante el Juzgado número 1 de Ordes, a raíz de una denuncia por supuesta prevaricación en el Ayuntamiento.

En concreto, la denuncia, interpuesta por un particular, se refiere a una obra que el Consistorio adjudicó en junio de 2014. El denunciante asegura que el pago se efectuó a otra empresa distinta de la adjudicataria, pero creada por la mujer del administrador de la concesión.

"Y encima, el asesor de dichas empresas es el alcalde, por medio de la gestoría que tiene", ha asegurado el denunciante, Manuel García, en un escrito remitido a Europa Press.

Según García, en el momento de la adjudicación "ya constaba en el Ayuntamiento orden de embargo por la Agencia Tributaria" contra la primera de las empresas.

"EL PP QUIERE GANAR LAS ELECCIONES EN EL JUZGADO"

Por su parte, el regidor, consultado por Europa Press, ha vinculado a esta persona con el Partido Popular, y ha atribuido esta acción judicial a la voluntad de los populares de "ganar las elecciones en el juzgado". "Les daría un consejo, judicializar la política da muy malos resultados", ha expuesto Mirás Franqueira.

El primer edil de Ordes, así, ha defendido que "todo se hizo correctamente", y que la obra, de colocación de unas ventanas y por un valor que ha cifrado en unos 5.200 euros, "se hizo bien".

Lo que ocurrió, según su versión, es que "en la propuesta de gasto iba el nombre de una empresa, pero --los encargados de elaborar el decreto para abonar la factura-- se equivocan haciendo el decreto, y ponen otro nombre".

DICE QUE FUE UN "FALLO HUMANO" Y "MATERIAL"

Según el alcalde, por esto, lo que hay aquí es "un malentendido", y un "fallo humano y material", así que entiende que el caso "no va a tener mayores consecuencias".

Además, censura la oposición del PP, al que acusa de tener formado "un contubernio para hacer denuncias". "Están actuando de mala fe, porque no preguntaron, y aquí no hay nada que esconder", ha aseverado.

En este sentido, ha defendido que cuando firmó el decreto no se le "pasó por la cabeza" que pudiera contener ese "fallo material" que, según dice, se cometió en cuanto al nombre de la firma.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin