España

Miles de romeros veneran a la Virgen de la Cabeza, la Reina de Sierra Morena

Andújar (Jaén), 24 abr (EFE).- El redoble de las campanas y una lluvia de pétalos de rosas han recibido a la Virgen de la Cabeza en la salida de su basílica, donde esperaban a la Reina de Sierra Morena miles de peregrinos llegados de toda España que participan en una de las romerías más antiguas del país

El día grande de esta romería, que se remonta a 1227, comenzó a las 09.30 horas con el traslado de la Virgen desde su camarín hasta las andas, y después hasta el lugar de la celebración, a las 10.00 horas de una misa presidida por las cofradías de Andújar y Colomera y oficiada por el obispo de Jaén, Ramón del Hoyo.

En la explanada del santuario, desde la que se divisaba la gran cantidad de romeros que cubrían las faldas del cerro, el obispo ha hablado especialmente de amor, en el año de la Misericordia, con referencias a la guerra en Ucrania y a los refugiados de la isla de Lesbos.

Los "anderos", que han estado toda la noche, algunos afirman que más de 24 horas, cogidos a las andas han sacado la imagen en procesión a las 12.30 horas.

Abrían la procesión, por delante de la Virgen, la Cruz Alzada del Santuario con ciriales, una bandera de Andújar y otra de Colomera, además de la cofradía de los Defensores del Santuario -por el asedio sufrido en la Guerra Civil- y el resto de cofradías por orden inverso de antigüedad.

Dos frailes trinitarios, subidos en las andas custodiando la imagen, iban cogiendo objetos que les daban los romeros para ser pasados por el manto, al igual que los niños, que eran elevados hasta las andas para ser bendecidos por la Virgen.

Tras el regreso a su camarín, comenzará la vuelta a casa por el Camino Viejo y la carretera de los romeros, que llevan como distintivo de su estancia en el santuario los estadales (pequeñas medallas insertadas en cintas), que serán repartidos entre los que no han acudido a la romería, al igual que el "pito" de barro (pequeño instrumento musical popular del que se tiene referencias desde el siglo XVII).

La cofradía matriz, cientos de carretas, caballerías y todos los que pernocten en el santuario emprenderán el regreso mañana por la mañana después de despedirse de su patrona, haciendo parada obligada para almorzar en el Lugar Nuevo y por la tarde la ciudad de Andújar saldrá a recibirlos.

Cuenta la tradición que a unos kilómetros de la zona de la batalla de las Navas de Tolosa que en 1212 enfrentó a árabes y cristianos, en agosto de 1227 un pastor de Colomera (Granada) encontraba la imagen de la Virgen en la concavidad de dos peñas, tras oír el sonido incesante de una campana y ver unas extrañas luces en lo alto de un cerro.

Esa imagen, desaparecida durante la Guerra Civil, dicen que era la que traía consigo al venir a España san Eufrasio, discípulo del apóstol Santiago y primer obispo de Andújar, y que en el siglo VII, cuando la ciudad fue ocupada por los árabes, fue escondida en uno de los cerros mas altos e inaccesibles de Sierra Morena para evitar su profanación.

La devoción a la "Morenita", como popularmente se la conoce a la Virgen de la Cabeza, ha pervivido a lo largo de la historia.

Los primeros documentos aparecen en el "Libro de los fueros de Andújar", donde el santo rey Fernando III mandó describir el feliz hallazgo de la imagen, el rey Alfonso X también hizo mención en su "Cantigas de Santa María", y Alfonso XI se refiere al Santuario como lugar bien conocido en su "Libro de la Montería" (1340).

En la literatura, Miguel de Cervantes la nombra en "Los trabajos de Persiles y Segismunda" (1617), y Lope de Vega en "La tragedia del rey don Sebastián" y en "La conversión del príncipe de Marruecos".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin