España

Las empresas y familias andaluzas en quiebra bajan un 30,4% en el primer trimestre de 2016

Las familias y empresas andaluzas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron un 30,4 por ciento en el primer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2015, hasta sumar 112, según la Estadística de Procedimiento Concursal del Instituto Nacional de Estadística (INE) publicada este viernes.

SEVILLA/MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores fueron 21, frente a las 15 del mismo trimestre del año anterior, lo que supone un incremento del 40 por ciento, mientras que las empresas concursadas fueron 91, un 37,6 por ciento menos que las 146 del primer trimestre de 2015.

De las 91 empresas que entraron en concurso en el primer trimestre de 2016, un total de 72 eran sociedades limitadas, siete sociedades anónimas, cinco personas físicas con actividad empresarial y otros siete sociedades con otra naturaleza jurídica.

En cuanto al número de asalariados, son mayoría las que tienen entre uno y dos asalariados (23 empresas), por delante de las que no tienen asalariados (12) y las que tienen entre tres y cinco (otras 16 empresas).

Según el tipo de concurso, de los 112 concursos del primer trimestre de 2016, 90 fueron voluntarios y 22 necesarios; mientras que atendiendo a la clase de procedimiento, los ordinarios sumaron 35 procedimientos, mientras que los abreviados sumaron 77 concursos.

DATOS POR PROVINCIAS

De las 21 familias concursadas, seis se ubican en Sevilla, otras seis en Almería, dos en Málaga y otras dos en Cádiz, otras dos en Granada, dos en Huelva y una en Jaén.

Asimismo, de las 91 empresas en quiebra en el primer trimestre de 2016, 34 se ubicaron en Sevilla, 14 en Málaga, 14 en Cádiz, diez en Almería, siete en Córdoba, siete en Granada, tres en Huelva y dos en Jaén, respectivamente.

POR SECTORES

Por actividad económica principal, de las 91 empresas declaradas en concurso, 16 pertenecen al sector de la construcción --tanto edificación y promoción inmobiliaria como el resto del sector-- y 17 al comercio al por mayor, y una al comercio al por menor y vehículos. Las siguen industria y energía, con nueve concursos; hostelería, con cinco concursos; transporte y almacenamiento, con ocho concursos; agricultura y pesca, con un procedimiento.

Las inmobiliarias, financieras y seguros registraron dos concursos; información y comunicaciones, cinco concursos en el primer trimestre; las actividades profesionales aglutinaron cinco procesos.

DATOS NACIONALES

En el conjunto del país, las familias y empresas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas bajaron un 27,6 por ciento en el primer trimestre del año en relación al mismo periodo de 2015, hasta sumar 1.171.

En concreto, las familias que se declararon en concurso de acreedores ascendieron a 146, lo que supone un descenso del 7,6 por ciento respecto al mismo trimestre de 2015, mientras que las empresas concursadas bajaron un 29,8 por ciento, hasta sumar 1.025 procedimientos de quiebra.

En tasa intertrimestral (primer trimestre del año sobre cuarto trimestre de 2015), el número de deudores concursados retrocedió un 15,2 por ciento, su mayor caída en los últimos cinco años, con un descenso del 17 por ciento en el número de familias declaradas en concurso y del 14,9 por ciento en el de las empresas concursadas.

De las 1.025 empresas que entraron en concurso en el primer trimestre, 117 eran sociedades anónimas, con un descenso interanual del 44,5 por ciento, mientras que 824 eran sociedades limitadas, un 28 por ciento menos que en el primer trimestre de 2015.

Las personas físicas con actividad empresarial recortaron los procesos concursales un 11,8 por ciento en tasa interanual, hasta totalizar 45, y los redujeron un 2,2 por ciento respecto al trimestre anterior.

Durante el primer trimestre, los concursos voluntarios bajaron un 28,5 por ciento en relación al mismo periodo de 2015, hasta sumar 1.082, en tanto que los concursos necesarios retrocedieron un 14,4 por ciento, con un total de 89 procesos.

Por clase de procedimiento, los concursos ordinarios descendieron un 39 por ciento en tasa interanual y los abreviados, un 25,4 por ciento, hasta 164 y 1.007 procesos, respectivamente.

CONSTRUCCIÓN Y COMERCIO, SECTORES CON MÁS EMPRESAS EN CONCURSO

El 20,1 por ciento de las empresas que entraron en concurso entre enero y marzo tenían como actividad principal el comercio (206 concursos), mientras que el 18,2 por ciento se dedicaba a la construcción (187 empresas concursadas) y el 13,2 por ciento al resto de servicios (135). Así, más de la mitad de empresas declaradas en concurso durante el primer trimestre pertenecía a estos sectores.

Asimismo, la estadística refleja que casi seis de cada diez empresas concursadas tiene menos de seis asalariados, y dentro de ellas, el 27,3 por ciento no tiene trabajadores a su cargo. El 23,5 por ciento de las empresas concursadas tiene una antigüedad de 20 o más años, en tanto que el 14,6 por ciento se fundaron cuatro años atrás o menos.

Según el INE, el 17,3 por ciento de las empresas concursadas de menos de cuatro años de antigüedad operaban en el sector denominado resto de servicios, mientras que el 45,6 por ciento de las que tenían 20 o más años de antigüedad se dedicaban al comercio y al sector industrial y energético.

El 38,5 por ciento de las empresas concursadas en el primer trimestre se concentraron en el tramo más bajo de volumen de negocio (hasta 250.000 euros) y eran principalmente sociedades limitadas.

CATALUÑA, A LA CABEZA DE LOS CONCURSOS

Por comunidades, Cataluña, Comunidad Valenciana y Madrid fueron las comunidades con mayor número de declaraciones de concurso en el primer trimestre, dado que acapararon la mitad del total de procedimientos. En concreto, Cataluña sumó 247 concursos, Comunidad Valenciana registró 183 y Madrid, 153.

Las regiones con menos suspensiones de pagos en el primer trimestre fueron Extremadura (12), Navarra (13), Cantabria (15), Castilla-La Mancha (20) y Asturias (21).

La comunidad que más recortó su número de deudores concursados durante el primer trimestre fue Castilla-La Mancha, con un descenso interanual del 65,5 por ciento, mientras que Cantabria, Castilla y León y Canarias fueron las únicas regiones que incrementaron los concursos, con avances del 36,4 por ciento, del 18,6 por ciento y del 12,8 por ciento respecto al mismo periodo de 2015, respectivamente.

Con la entrada en vigor de la Ley Concursal el 1 de septiembre de 2004, el INE sustituyó la antigua estadística de suspensiones de pagos y declaraciones de quiebra por la de procedimiento concursal, reemplazando los conceptos jurídicos de suspensión de pagos y declaración de quiebra por el de concurso de acreedores, denominándose deudores concursados a las entidades sometidas a este proceso.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin