España

Ibercaja obtiene un beneficio neto de 28,9 millones de euros en el primer trimestre de 2016

Ibercaja ha obtenido un beneficio neto de 28,9 millones de euros entre enero y marzo de 2016, a pesar del contexto de tipos de interés en niveles mínimos, gracias a la renovada intensidad de la actividad crediticia y el positivo comportamiento de los productos fuera de balance (fondos de inversión, planes de pensiones y seguros de ahorro).

LOGROÑO, 13 (EUROPA PRESS)

Como ha informado la entidad en una nota de prensa, se ha mantenido el impulso crediticio, con un crecimiento en el volumen de formalizaciones del 22,1% con respecto al primer trimestre de 2015. Ibercaja ha firmado un total de 893 millones de euros en nueva financiación entre enero y marzo. En particular, el 56% de este importe se ha destinado a las pymes, uno de los segmentos prioritarios en el Plan Estratégico 2015-2017 de la entidad.

Los recursos de clientes administrados se cifran en 49.444 millones de euros en marzo, un 1% más que hace un año. Con respecto al cierre de 2015, Ibercaja ha incrementado su cuota de mercado nacional en fondos de inversión (3 puntos básicos hasta el 4,09%), en fondos de pensiones (7 puntos básicos hasta el 5,74%) y en seguros de vida (4 puntos básicos hasta el 3,66%).

CREDITO.

El saldo de crédito bruto a clientes asciende a 33.974 millones de euros al cierre del trimestre, lo que representa un descenso interanual del 4,2%, inherente al proceso de disminución del endeudamiento del sector privado en España. El crédito dudoso se ha reducido un 18,1% interanual, mientras que el crédito normal (no dudoso) se ha contraído un 2,6%. En particular, el saldo de crédito normal (no dudoso) a empresas no inmobiliarias aumenta un 2,5% interanual.

La trayectoria global ha venido condicionada, especialmente, por la reducción de la financiación al segmento promotor inmobiliario (caída del riesgo vivo del 25% interanual).

Mientras, el saldo de crédito al consumo ha aumentado ya un 0,3% interanual y el descenso del saldo de financiación a empresas no inmobiliarias se ha frenado también (-0,4% interanual). En definitiva, los actuales ritmos de formalización deberían permitir una estabilización del conjunto de la cartera crediticia en el segundo trimestre del año.

La entidad ha formalizado un total de 893 millones de euros en nuevos préstamos y créditos a lo largo del primer trimestre, un 22,1% más que en el mismo período del año anterior, dando continuidad a la tendencia de reactivación del flujo de crédito iniciada a finales de 2014.

La financiación hipotecaria para adquisición de vivienda ha tenido un desempeño destacado, con 162 millones de euros entre enero y marzo, prácticamente doblando la cifra del primer trimestre de 2015 (88 millones de euros).

Asimismo, Ibercaja ha seguido intensificando también su apuesta estratégica por la financiación de proyectos de inversión y crecimiento de las pymes españolas. En el primer trimestre, ha concedido 502 millones de euros con esta finalidad, lo que supone el 56% del importe total de nuevas formalizaciones.

RECURSOS DE CLIENTES.

A pesar del contexto de bajos tipos de interés y volatilidad en los mercados financieros, los recursos de clientes minoristas, 49.444 millones de euros, han crecido un 1% interanual, demostrando la solidez del modelo comercial de Ibercaja.

Los saldos gestionados en ahorro vista se han incrementado en más de 3.000 millones de euros, lo que equivale a un 20,8% interanual. Igualmente, las posiciones de clientes en productos fuera de balance han aumentado en 675 millones de euros con respecto a marzo de 2015.

El margen de intereses obtenido en el primer trimestre de 2016 ha sido de 136,1 millones de euros, un 19,1% menos que en el mismo período del año anterior, como resultado del entorno de tipos de interés en mínimos históricos y la menor contribución del negocio mayorista. En concreto, la inferior aportación del negocio mayorista (24,8 millones de euros) y del negocio asegurador (4,9 millones de euros menos) explican el 92% de la disminución del margen de intereses del banco.

De este modo, el margen de intereses procedente de la actividad recurrente con clientes se mantiene prácticamente estable entre enero y marzo, con respecto al primer trimestre de 2015, descendiendo únicamente 2,5 millones de euros.

Las comisiones netas se cifran en 80,4 millones de euros en el trimestre, un 3,9% más que entre enero y marzo de 2015. Los cobros por servicios no bancarios, especialmente los vinculados con la gestión de productos fuera de balance, aumentan hasta los 42,7 millones de euros desde los 38,3 del primer trimestre del ejercicio anterior.

Los resultados por operaciones financieras (ROF) se sitúan en 17,8 millones de euros, un 21,5% inferiores a los registrados en el mismo período de 2015.

Mientras, la rúbrica de otros resultados de explotación aporta 72,2 millones de euros en este primer trimestre, de los cuales 69,3 millones de euros se corresponden con la plusvalía obtenida por Ibercaja en el traspaso a AKTUA de su filial de gestión y comercialización de inmuebles, sellado en febrero.

Los gastos de explotación en el primer trimestre han sido de 151,4 millones de euros, un 4,9% superiores a los del primer trimestre de 2015. Este incremento viene motivado, principalmente, por el coste del lanzamiento de proyectos estratégicos contenidos en el Plan+ 2015 - 2017, por lo que su impacto se diluirá a lo largo del ejercicio, manteniéndose estable la base de costes del banco en el conjunto de 2016.

Entre enero y marzo, Ibercaja ha dotado un total de 116 millones de euros en provisiones. Los resultados extraordinarios del trimestre por el acuerdo con Aktua se destinan a provisiones voluntarias.

Excluyendo el impacto de las provisiones voluntarias, el beneficio antes de impuestos ajustado de la Entidad ha sido un 28,3% superior al registrado en el primer trimestre de 2015.

El banco ha alcanzado un beneficio neto de 28,9 millones de euros en el trimestre, incluyendo las mencionadas provisiones voluntarias, un 32% menos que entre enero y marzo de 2015. La menor contribución del negocio mayorista, el complejo entorno de tipos de interés y la concentración de gastos en este período son los principales factores que han condicionado esta evolución.

Por último, la tasa de morosidad de la Entidad ha descendido en 152 puntos básicos con respecto a marzo de 2015, para ubicarse en el 8,9%. Igualmente, el volumen de activos dudosos ha disminuido un 18,1% interanual. Por su parte, el ratio de cobertura de la morosidad cierra el primer trimestre de 2016 en el 52,6%.

La venta de inmuebles sigue su trayectoria ascendente, habiéndose ingresado por este concepto 42 millones de euros en el trimestre, un 23,8% más que en el mismo período del ejercicio anterior.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin