España

Interior entrega a la Jefatura Superior de Policía en CyL la bandera de España para su uso en actos protocolarios

El ministro aprovecha el acto para reivindicar un respeto a la Enseña Nacional pues lo contrario supone "repudiar los valores"

VALLADOLID, 24 (EUROPA PRESS)

El paseo central de la Acera de Recoletos de Valladolid, en pleno corazón de la capital del Pisuerga, el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, ha hecho entrega este mediodía a la Jefatura Superior de la Policía Nacional en Castilla y León de la bandera de España, enseña que a partir de ahora tendrá la misión de custodiar en sus dependencias y que utilizará en aquellos actos protocolarios dentro de los límites de dicha Comunidad autónoma.

El simbólico y emotivo acto, en presencia de numerosas autoridades locales y regionales, ha contado, en calidad de madrina de la bandera, con el concurso de la diseñadora vallisoletana Amaya Arzuaga y se ha desarrollado ante un total de 353 agentes de la Policía Nacional dispuestos en formación, pertenecientes a distintas unidades del Cuerpo en la Comunidad y en representación de los casi 3.000 funcionarios policiales que prestan servicio en el territorio autonómico.

En su alocución, Fernández Díaz, tras reconocer su emoción como vallisoletano, ha aprovechado para realizar una encendida defensa de la bandera de España y para solicitar respeto hacia ella y los valores que encierra como elemento que nos identifica y nos une, "un crisol en el que, sin exclusiones", se funde toda la diversidad de nuestro país que nos enriquece y cuyo respeto es el "fundamento básico de la unidad de España y de la convivencia entre los españoles".

A su vez, ha señalado que los símbolos colectivos como la Enseña Nacional son importantes para cada sociedad porque integran conceptos que van más allá de la racionalidad y se adentran en el ámbito de los sentimientos y de las pasiones y ha manifestado que "un tratamiento frívolo o indiferente" de aquello que nos identifica significa repudiar nuestro carácter e ignorar el gran país en el que vivimos y la gran sociedad que somos.

Durante su intervención, el ministro ha recordado a los agentes allí formados que integran una de las instituciones más valoradas por los españoles, "una institución imprescindible para hacer de España un mejor país, un país más seguro y un país más libre", al tiempo que no ha desaprovechado la oportunidad para rendir homenaje emocionado hacia los agentes que cayeron en acto de servicio y, en particular, a los 188 policías nacionales asesinados por el terrorismo.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin