España

Blesa acusa a rato de ceder a la extorsión de ausbanc cuando llegó a la presidencia de caja madrid

MADRID, 16 (SERVIMEDIA)

El expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa acusó este jueves a su sucesor en el cargo, Rodrigo Rato, de ceder a las extorsiones de Ausbanc para blindar el prestigio de la entidad y volver a pagar a Luis Pineda, lo que propició que la valoración de la caja en los medios mejorara sensiblemente.

En su declaración como testigo ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz, Blesa explicó que bajo su mandato Caja Madrid rescindió los contratos de publicidad con Ausbanc y a partir de ese momento empezaron los problemas, las presiones y las amenazas.

Con la llegada de Rato a la Presidencia de la caja en enero de 2010 “las cosas cambiaron”, aseguró Blesa en su declaración. Aventuró que su sucesor volvió a pagar a Pineda y desde ese momento Caja Madrid, que estaba desprestigiada, pasó a ser “maravillosa”.

Blesa explicó al juez que Luis Pineda le presionaba sistemáticamente y que incluso llegó a amenazarle con hacer públicos unos supuestos vídeos comprometidos grabados en Cuba en los que aparecía en situaciones poco decorosas. Esos vídeos, de existir, nunca se hicieron públicos.

Además, expresó su convicción de que tanto Manos Limpias como Ausbanc y el juez Elpidio Silva actuaban de forma concertada en su contra en la causa que instruía éste último sobre la compra del Banco de Florida, que acabó llevando a la cárcel en dos ocasiones al banquero. Silva fue condenado a 17 años de inhabilitación por su actuación en este caso.

Blesa coincidió con el exdirector de Comunicación de Caja Madrid Juan Astorqui, que declaró ayer, en relatar cómo había reuniones entre directivos de distintos bancos que estaban siendo extorsionados por Ausbanc para intentar una estrategia conjunta que pusiera fin a estas prácticas. Estos encuentros llegaron a oídos de Luis Pineda, que les llamó a capítulo.

Blesa explicó también que otra de las vías por las que se extorsionaba a las entidades era la concesión de un sello de calidad por Ausbanc por el que durante su período de Presidencia en Caja Madrid le llegaron a pedir 300.000 euros.

Por su parte, los directivos de Catalunya Banc Joan Rafols Llach y Ramón Luis García Torre, también citados este jueves, explicaron que con motivo de la sentencia en contra de la entidad por el redondeo al alza de los tipos de interés, Ausbanc pidió una reunión a la que acudieron Pineda y María Mateos.

Los representantes del banco desconfiaban de lo que pudiera ocurrir en ese encuentro, celebrado en noviembre de 2008, y lo grabaron. Hoy han entregado copia de la grabación en el juzgado.

Ausbanc les propone un acuerdo para ejecutar la sentencia que contemplaba una “aportación institucional” de 250.000 euros y otros 250.000 destinados al pago de los afectados por ese redondeo que solicitaran compensación, dejando entrever que el excedente se lo quedarían. La entidad dio la callada por respuesta. En total, reclamaron una docena de clientes que cobraron en conjunto 5.196,30 euros.

(SERVIMEDIA)

16-JUN-16

SGR/caa

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin