España

(ampliación) el juez andreu rechaza imputar a fernández ordónez y restoy por la salida a bolsa de bankia

MADRID, 01 (SERVIMEDIA)

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ha rechazado citar como investigados (antigua figura de imputado) al exgobernador del Banco de España Miguel Ángel Fernández Ordóñez y al exvicepresidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Fernando Restoy, por su actuación en la salida a Bolsa de Bankia. El magistrado connsidera "iverosímil" su participación "dolosa" en los hechos investgados.

La Confederación Intersindical de Crédito (CIC) había solicitado el juez que les citara en calidad de investigados y también al que fuera director general de Suprevisión del Banco de España Javier Ariztegui y a su sucesor Jerónimo Martínez Tello, como responsables de avalar la auditoría que respaldó el estreno en el parqué del banco presidido por Rodrigo Rato.

Esta petición se produjo tras la declaración de la firma auditora Deloitte y su socio Francisco Celma que dijeron al juez en su declaración del pasado lunes que habían actuado “en todo momento siguiendo instrucciones del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores”, los órganos encargados de la vigilancia del sistema financiero.

En ese momento al abogado de la acusación popular ejercida por CIC, Andrés Herzog, entregó al magistrado dos cartas, una de mayo de 2013 y otra de abril de 2014, que demostrarían que los trabajos de auditoría y consultoría de Deloitte “se hicieron a requerimiento de los órganos reguladores”.

El magistrado entiende que la atribución de un hecho punible a una persona determinada en el curso de una instrucción sumarial no basta para conferir la condición procesal de investigado, sino que debe haber una valoración de los hechos por parte del juez.

Moreno advierte a Herzog que debe considerar "verosímil o fundada" la sospecha de delito contra personas determinadas y en este caso llega a la conclusión de que la diligencia solicitada es "impertinente e inutil, por infundada".

CIC consideraba en su escrito que "no hubo una verdadera supervisión. O peor aún, la supervisión consistió más bien en impulsar el SIP (Sistema Integral de Protección) y fomentar la salida a Bolsa de Bankia, colaborando a la perpetración de los delitos objeto de investigación".

Herzog entiende que esos delitos no podrían haberse cometido "sin la actuación del Banco de España y de la CNMV" y acusa al supervisor de fomentar "una huida hacia adelante causante del inmenso quebranto patrimonial de la entidad".

Sin embargo, el magistrado entiende que estos cargos no pudieron "mantener una calculada inacción institucional", por lo que atribuir un delito resulta "inverosímil".

Además, el juez reprocha a la parte acusadora "su inadecuado enfoque del proceso y de la justicia penal que no puede, en ningún caso, desempeñar un papel de suplencia general en la exigencia de responsabilidades de todo orden, como remedio al mismo tiempo exclusivo y exhaustivo de cualquier infracción del orden social o político".

Moreno recuerda a Herzog que ya ha apreciado actitudes similares de esta acusación "que antes ostentaba la asistencia letrada de un partido político (UPyD)".

(SERVIMEDIA)

01-JUL-16

SGR/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin