España

Educación fija en el curso 2016/17 un mínimo de 15 alumnos para Latín y Griego pero permitirá menos si el centro lo pide

La Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid ha fijado un mínimo de 15 alumnos para los grupos de Latín y Griego de cara al curso que viene, aunque permitirá un número menor de estudiantes si el centro lo solicita y lo razona.

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

Así lo indican fuentes de la Consejería de Educación para aludir a este punto incluido en las instrucciones de inicio de curso que se presentarán a los centros de cara al curso que viene y tras las críticas de UGT ante este planteamiento.

Anteriormente, las asignaturas de Latín y Griego podían ofertarse en Secundaria con un mínimo de cinco alumnos. Ahora, Educación establece esta franja de 15 alumnos pero con "flexibilidad" al permitirse, previa solicitud y exposición argumentada del centro, un número menor para estos grupos.

UGT ha criticado esta instrucción que establece ese mínimo de 15 alumnos matriculados en las materias troncales de opción, específicas y de libre configuración, salvo en el caso de Segunda Lengua Extranjera, para la que se exige un mínimo de 10 o Religión, para la que no se establece límites de mínimos.

Teme el sindicato que en los grupos impartidos en Bachillerato de Latín I y Griego I con menos de 15 alumnos podrían perderse de cara al curso 2016/17 los grupos de Latín II y Griego II al verse "obligados" sus alumnos a abandonar dichas materias o tener que desplazarse a otro centro que las pudiera ofertar.

Para UGT, esta situación, además, se agrava por la implantación de la LOMCE en 2º de Bachillerato para el curso 2016-17, que impide a los alumnos de Ciencias Sociales cursar Latín II y que priva a Griego II de su condición de materia troncal general del itinerario de Humanidades.

"Por tanto, la combinación de las citadas instrucciones con la implantación de la LOMCE podría provocar desplazamientos y supresiones de docentes de Latín y, sobretodo, de Griego; obligarlos a impartir sus asignaturas en varios centros como profesor compartido, o a asumir otras materias ajenas a su formación", lamenta el sindicato.

UGT cree que esta medida vulnera "el derecho del alumnado a elegir, cursar y diseñar su proyecto educativo, dado que muchos no podrán formarse en aquellas competencias y materias que hayan elegido para su futuro académico, eliminando la optatividad" de dichas enseñanzas cuando todavía no ha finalizado el curso, dado que las pruebas extraordinarias se realizan en septiembre y aún no ha terminado el proceso de escolarización de las mismas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin