España

Aprobado en Corts el dictamen que concluye que el accidente del metro fue "evitable" con el voto en contra del PP

PSPV, Compromís, Podemos y C's afean una gestión "infame" y "desprecio" a las víctimas y el PP mantiene que el accidente fue "imprevisible"

VALENCIA, 13 (EUROPA PRESS)

El pleno de las Corts Valencianes ha aprobado este miércoles el dictamen que elaboró la Comisión de Investigación sobre el accidente de Metrovalencia ocurrido el 3 de julio de 2006, en el que perdieron la vida 43 personas y otras 47 resultaron heridas. Este documento

--aprobado con el voto a favor de PSPV, Compromís, Podemos y Ciudadanos (C's) y en contra del PP-- califica el siniestro como "previsible y evitable" y señala a 13 responsables, políticos, responsables de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y del tratamiento comunicativo posterior al incidente.

El dictamen se ha aprobado en un pleno en el que los portavoces de los distintos grupos parlamentarios que participaron de la comisión se han emocionado al defender su posición favorable con respecto a las conclusiones adoptadas y el grupo 'popular' ha presentado su voto particular, con el que dice que fue un accidente "imprevisible e inevitable".

Al finalizar la votación, todo el hemiciclo se ha levantado con un gran aplauso, dirigiéndose hacia los representantes de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio (AVM3J), que han exhibido una camiseta que recordaba a los 43 muertos y 47 heridos.

La presidenta de la comisión, la socialista Sandra Martín, ha explicado estas conclusiones visiblemente emocionada, ha destacado que "a lo largo de estos diez años, no se atendieron las peticiones de las víctimas y ha habido un desprecio a la asociación por cuestionar la verdad oficial", ha señalado a los responsables y ha finalizado la lectura del documento, producto de una comisión que ha contado con 17.000 documentos, 22 reuniones, 75 comparecencias y más de 150 horas de trabajo, con un largo aplauso por parte de los grupos que han votado a favor.

El dictamen apunta, en cuanto a las responsabilidades políticas, al expresidente de la Generalitat Francisco Camps; el exvicepresidente Víctor Campos; los exconsellers Juan Cotino y Serafín Castellano y el ex director general de Transporte, José Vicente Dómine. Sobre la gestión en Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), el documento señala a directivos como la ex directora gerente, Marisa Gracia. Y en cuanto al tratamiento de la comunicación sobre el accidente, destacan al exdirector de RTVV, Pedro García, y al exresponsable de Informativos Lluís Motes.

"CALVARIO"

En su turno de palabra, la diputada de Podemos Fabiola Meco ha comenzado diciendo que el 3 de julio de 2006 "todo podía suceder y sucedió lo peor", también visiblemente afectada, y ha añadido que "un calvario dio inicio ese fatídico día para las víctimas". "La paz impuesta se tejió de desinformación y abuso de poder; pretendieron que se asumiera sin ruido que no había más causa que la velocidad, lo sostuvieron con uñas y dientes hace diez años y lo siguen haciendo hoy, con su voto particular", ha criticado.

Por su parte, el síndic de C's, Alexis Marí, ha recordado que le dijo al expresidente Camps, cuando compareció ante la comisión, que la gestión del accidente había sido "infame no, muy infame". El portavoz ha dedicado gran parte de su intervención a criticar la actuación del exjefe del Consell, porque considera que "se engañó a todos los valencianos, dimos una imagen de una comunidad corrupta, que quería ocultar sus vergüenzas con la mentira, la coacción, las amenazas veladas, e intentando comprar voluntades, una verdadera vergüenza".

En este sentido, ha añadido que han sido "diez años con un relato del miedo, montando una trama más parecida a la mafia calabresa que a la de una Comisión de Investigación". Asimismo, Marí ha sostenido que los actuales miembros del PP "han imitado lo que ya hicieron mal sus compañeros; no se les puede atribuir que quisieran la muerte de 43 personas pero sí de esconderlas".

La parlamentaria de Compromís Isaura Navarro ha reprochado que se intentara "culpar al maquinista" y se ha preguntado: "¿Se puede ser más indigno?".

Además, ha señalado que el Gobierno valenciano preguntaba

"¿Estás con nosotros o con la asociación?" pero, ha continuado, "ni los callaron ni los compraron, querían saber qué había ocurrido y por qué habían muerto sus seres queridos".

La diputada socialista Ana Barceló, por su parte, ha manifestado: "La víctima podía haber sido cualquiera, el que se bajó en la estación anterior, el que no llegó a tiempo o el que cambió de idea en el último momento y por eso la tragedia nos conmueve a todos". "Resulta fácil solidarizarse con las personas que sufren. Frente a esa solidaridad, las irresponsables maniobras del (anterior) Consell para evitar la verdad", ha indicado.

"El Gobierno valenciano puso las instituciones al servicio de su propio interés político, llegando incluso a cambiar el nombre de la estación del metro con tal de borrar definitivamente lo ocurrido", ha declarado. Ha agregado que si los diputados del PP "si hubieran perdido un hijo, una nieta o un padre se preguntarían cada noche por qué, por qué y por qué" y les ha dicho: "Si quieren recuperar el alma, pidan perdón y voten sí a este dictamen".

"MENTIRAS CONSCIENTES" EN EL DICTAMEN

El 'popular' Alfredo Castelló, cuyo grupo ha votado en contra del dictamen y ha presentado un voto particular contrario a la tesis del documento aprobado por el resto de formaciones, ha asegurado que "hay que analizar los datos, no basta con repetir un mantra, 'previsible y evitable', sin justificarlo" porque, considera el diputado que las conclusiones estaban "predeterminadas". "El dictamen rebosa omisiones, falsedades, mentiras conscientes y juicios de valor, no se ven las causas del accidente", ha criticado.

Por otro lado, ha argumentado que el Consell "ayudó a las víctimas con un convenio con el Colegio de abogados; medió con los bancos porque había personas que tenían problemas con las hipotecas; puso profesores de apoyo a un niño discapacitado que se había quedado sin padre; se favorecieron becas para que fueran a centros privados si les venía mejor; y se regularizó a inmigrantes que estaban en situación irregular, entre otras cosas".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin