España

La Sindicatura de Cuentas cree que el Govern "no actuó de mala fe" en la operación Spanair

El Síndic Mayor de la Sindicatura de Cuentas, Jaume Amat, ha considerado este jueves que la Generalitat "no actuó de mala fe" en la operación Spanair, sino que invirtió en la desparecida aerolínea pensando que había una posibilidad de negocio real.

BARCELONA, 21 (EUROPA PRESS)

"La operación falló y es difícil pensar que no había riesgo, pero hay que retroceder al tiempo en que se tomaron las decisiones", ha dicho Amat este jueves en una comisión parlamentaria de la Sindicatura de Cuentas en la que se ha presentado el informe de fiscalización sobre las aportaciones de capital público a Spanair.

Según este informe, la Generalitat aportó 211,25 millones de euros a Spanair entre 2009 y 2012, cuando la aerolínea quebró, a través de aportaciones de capital y de préstamos directos o indirectos.

El informe analiza las cuentas de Spanair y de sus accionistas desde que fue adquirida mayoritariamente por inversores catalanes en 2009 hasta que dejó de operar en enero de 2012, con el objetivo de dilucidar las aportaciones de capital público que recibió la aerolínea.

La Sindicatura de Cuentas ha aceptado las alegaciones de Fira de Barcelona por las que argumenta que las inversiones que realizó --25,5 millones-- procedían de fondos propios, por lo que no pueden considerarse inversiones públicas, pese a que Fira tiene en su accionariado al Ayuntamiento de Barcelona y a la Generalitat.

OPERACIÓN POLÍTICA

El diputado de C's Sergio Sanz ha criticado que la Generalitat invirtiera en un proyecto ideológico y ha reclamado depurar responsabilidades por "tirar dinero" en esta operación, unos recursos que se podrían haber destinado a frenar desahucios o a ayudas de dependencia, ha dicho.

Desde el PSC, Òscar Ordeig ha defendido que las administraciones públicas impulsen iniciativas privadas, y ha incidido en que es un hecho generalizado el que los Gobiernos inviertan en las aerolíneas de sus países, si bien ha puesto el acento en saber "si el dinero fue a donde tocaba".

Esperanza García (PP) ha criticado que la Generalitat "se dedicara a hacer de magnate de la aviación" con Spanair, invirtiendo en conexiones aéreas que los propios operadores privados no veían viables.

Desde la CUP, Benet Salellas ha considerado que el informe de la Sindicatura es tan solo la epidermis de la fiscalización, y Marc Sanglas (JxSí) ha admitido que la operación Spanair fue política, pero con el objetivo de solucionar la falta de inversión estatal en el Aeropuerto de Barcelona: "Se destinó dinero público a una causa pública".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin