España

El Ayuntamiento rescinde el contrato del transporte fluvial para ahorrar 1,2 millones

El Gobierno de Zaragoza ha acordado este lunes rescindir dos contratos de servicios de la sociedad ZGZ@: la explotación del sistema de transporte fluvial por el río Ebro, lo que permitirá ahorrar 1,2 millones, y la concesión de la utilización privativa del restaurante cafetería situado junto al embarcadero del Azud-Vadorrey.

ZARAGOZA, 25 (EUROPA PRESS)

En rueda de prensa, el consejero municipal de Economía y Cultura, Fernando Rivarés, ha detallado que se abonarán 300.000 euros en concepto de "indemnización" a la empresa concesionaria del transporte fluvial para rescindir este contrato.

Con este acuerdo "nos ahorraremos 1,2 millones de euros en las limpiezas que se hacían en el Ebro para que el barco pudiera navegar", ha apuntado Rivarés, para asegurar que "la empresa no ha puesto ningún problema y le sale a cuenta salir del servicio", ha opinado, al detallar que el pago se fraccionará, abonando primero 100.000 euros y después 50.000 euros al año hasta 2020.

Respecto al restaurante del embarcadero de Vadorrey, ha aclarado que esta empresa "nunca ha pagado el canon" por el uso de este espacio y ha explicado que el consistorio se quedará con las instalaciones y el mobiliario, por 128.823 euros, y se compensará a la compañía con la devolución del aval que habían entregado, por importe de 20.000 euros.

Este bien municipal se sacará de nuevo a concurso público para que otras empresas puedan optar a su gestión "pagando el canon", ha aseverado el consejero municipal, al indicar que la rescisión de estos contratos se analizará esta tarde en el consejo extraordinario que celebrará la sociedad ZGZ@.

Rivarés se ha referido a la situación de otros servicios vinculados a esta sociedad, como la gestión de las playas o de las pistas de pádel y deportivas (Soccer World). Estas empresas tampoco habían afrontado el pago de sus obligaciones desde 2008, si bien se están "poniendo al día" en estos impagos y en el caso de las playas se está viendo la "solvencia financiera y técnica" de la adjudicataria.

En su opinión, algunos de estos servicios eran "inasumibles" con la crisis y ha remarcado que "muchos de ellos están poniéndose al día". Por ello, no se plantea rescindir los contratos porque, además, habría que licitar de nuevo esos espacios y "en algunos casos" no habría empresas interesadas.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin