España

CyL registra 201 personas asistidas por temperaturas elevadas en julio, con 39 ingresos en hospitales

En junio fueron 120 asistencias con 28 ingresos

VALLADOLID, 27 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Sanidad ha registrado 201 pacientes asistidos por temperaturas elevadas a lo largo del mes de julio, de las que 39 precisaron ingreso en un centro hospitalario, aunque en todos los casos evolucionaron favorablemente y no se han notificado fallecimientos. En el mes de junio se registraron 120 asistencias y 28 ingresos.

Así se desprende de los datos del Sistema de Información sobre las Repercusiones en la Salud de las Temperaturas Elevadas (Siste), activado desde el 1 de junio y que permanece en funcionamiento, con carácter general, hasta el 15 de septiembre, han informado a Europa Press fuentes sanitarias.

En las dos últimas semanas de julio se notificaron más de la mitad de las asistencias del mes, con 118, que supone el 55,7 por ciento (65 del 18 al 24 y 19 casos del 25 al 31, un 30,7 y un 25 por ciento, respectivamente). En la primera semana se notificaron doce casos (5,7 por ciento); en la segunda 47 (22,2) y en la tercera 35 (16,5 por ciento).

La provincia que más asistencias ha notificado ha sido Valladolid (44, un 20,8 por ciento), seguida de León (38, un 17,9), Burgos (34, un 16 por ciento), Salamanca (28, un 13,2 por ciento), Ávila (22, un 10,4) y Segovia (17 (8 por ciento). Por detrás se situaron Palencia (16, un 7,5), Zamora (12, uno 5,7) y Soria, que fue la que menos notificó (sólo uno, un 0,5 por ciento).

En cuanto al perfil de los afectados, de los 201 casos, 119 correspondieron a hombres (59,2 por ciento) y 82 mujeres (40,8 por ciento). La edad media de los pacientes atendidos ha sido de 44,7 años con un rango de edad de uno a 96 años.

GOLPES DE CALOR

El diagnóstico más frecuente fue "golpe de calor e insolación", que se realizó en 104 pacientes (51,7 por ciento), seguido en frecuencia por los "efectos no especificados del calor" diagnosticados en el 29,9 por ciento de los casos (60 pacientes) por la Gerencia de Emergencias Sanitarias, debido a que la codificación de los diagnósticos en dicho Centro atribuyen un único código diagnóstico (T67.9) cualquiera que sea el efecto sobre la salud de las temperaturas elevadas.

Además, según el Sistema de Información, se registró la existencia de patología previa en 73 casos (36,3 por ciento), de las cuales las más frecuentes fueron la enfermedad cardiovascular (12,9 por ciento del total de pacientes) y la mental (7,5 por ciento). En 35,3 por ciento de los casos (71 pacientes) se declaró específicamente la ausencia de patología previa y en 57 casos (28,4 por ciento) se desconocía si existía enfermedad concomitante en el paciente.

En 124 casos (61,7 por ciento) se comunicó una causa favorecedora, destacando la exposición prolongada a temperaturas elevadas (56 casos; 27,9 por ciento del total de pacientes) como la más frecuente, seguida de la actividad lúdico-deportiva (39 casos; 19,4 por ciento) y la actividad laboral con 29 casos (14,4 por ciento). En el 36,8 por ciento de los casos (74 pacientes) se desconocía si hubo alguna causa favorecedora de la patología relacionada con las temperaturas elevadas y sólo en tres (1,5) se notificó la ausencia de la misma.

La Gerencia de Emergencias Sanitarias derivó a un centro hospitalario para su asistencia a 40 pacientes (66,7 por ciento), de los que 39 (65,9 por ciento) ingresaron en dicho centro. De los 59 casos atendidos en los servicios de urgencia de los centros hospitalarios públicos, 33 (55,9 por ciento) fueron ingresados en los mismos.

Cuatro de los 77 pacientes asistidos en Atención Primaria fueron derivados al hospital (5,2 por ciento) y dos de ellos ingresaron para recibir asistencia (2,6 por ciento). También fue necesaria la derivación a un centro hospitalario, sin necesidad de ingreso, en dos casos comunicados por un centro asistencial privado (40 por ciento).

En total se han registrado 74 ingresos en un centro hospitalario (36,8 por ciento de los casos) que evolucionaron favorablemente y no se ha notificado ningún fallecimiento por causas relacionadas con la exposición a temperaturas elevadas.

Respecto a las características de los 74 pacientes ingresados en un centro hospitalario, el 54,1 por ciento eran hombres (40 casos), con un rango de edad entre uno y 90 años. Los ingresos se produjeron en todas las provincias excepto en Soria y destaca Burgos (17 ingresos, un 23 por ciento), Salamanca (con 14, un 18,9) y Valladolid (13, lo que supone un 17,6 por ciento).

MES "MUY CÁLIDO"

En Castilla y León julio tuvo un carácter muy cálido en la mayor parte de la Comunidad, si bien en el Norte y el Este ha sido cálido, con carácter normal en el extremo Noreste.

La temperatura media se ha situado 1,5 grados por encima de su promedio, aunque 1,1 grados por debajo del registrado en el mes de julio del año anterior. Tanto las máximas como las mínimas se han situado por encima de su valor normal y, aunque han sido las temperaturas diurnas (máximas) las que han tenido mayor protagonismo en la anomalía mensual (1,9 grados por encima de la media), algunos valores de temperaturas mínimas también tuvieron gran relevancia.

Debido a los elevados valores de las temperaturas nocturnas (además de las diurnas) se destaca que durante el día 19 se sobrepasaron los límites de alerta en las provincias de León, Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora y el día 29 en Palencia, Salamanca, Valladolid y Zamora.

También se han registrado episodios en los que la temperatura se ha situado por debajo de lo normal, de forma que han destacado los valores térmicos correspondientes a los últimos días de la primera quincena.

Así, en el seguimiento continuo de las temperaturas y las asistencias notificadas se ha observado, en general, la coincidencia entre la mayor demanda asistencial y los días en los que se registraron las temperaturas más elevadas.

CONSEJOS

La Consejería de Sanidad aconseja especial protección frente al calor para las personas mayores, discapacitadas y menores de cinco años, además de las personas con enfermedades crónicas, quienes se mediquen habitualmente y las personas que realizan trabajos físicos intensos o deporte al aire libre cuando hay temperaturas elevadas.

Entre los efectos que produce el exceso de calor se encuentran los calambres, el agotamiento, la deshidratación y el golpe de calor, que tiene como máxima expresión nauseas, vómitos, dolor de cabeza, piel caliente y enrojecida, aumento de la temperatura corporal por encima de 40 grados inestabilidad al andar, mareos e incluso convulsiones y coma.

Para protegerse del calor se aconseja evitar salir de casa durante las horas centrales del día, beber más líquidos sin esperar a tener sed y evitar comidas copiosas, tomar verduras y frutas.

De la misma forma, se recomienda reducir la actividad física, descansar con frecuencia a la sombra y usar ropa de tejidos naturales, ligera y holgada, de colores claros, además de sombrero, gafas y cremas protectoras.

Otros de los consejos pasan por permanecer en espacios ventilados o acondicionados, utilizar las habitaciones más frescas de la casa, bajar persianas y cerrar ventanas durante el día, además de mantener los alimentos en el frigorífico y vigilar las medidas higiénicas de conservación, entre otras cuestiones.

En caso de que una persona sufra un golpe de calor se debe llamar al 112, colocar al enfermo en un lugar a la sombra, quitarle ropa para airearle y, en caso de estar consciente, colocarle con la cabeza ligeramente elevada y ofrecerle abundante agua. Asimismo, se aconseja refrescarle con agua o hielo, sobre todo cara y axilas pero no meterle en una bañera y, en caso de inconsciencia, colocarle tumbado de lado, con las piernas flexionadas y, en este caso, nunca darle líquidos.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin