España

El ayuntamiento llevará a la comisión europea la venta de pisos de la emvs a fondos ‘buitre’

MADRID, 14 (SERVIMEDIA)

La Comisión de Investigación de la deuda del Ayuntamiento de Madrid, que analiza la gestión de las contrataciones realizadas por Ana Botella y Alberto Ruiz-Gallardón al frente del Consistorio, ha acordado llevar a la Comisión Europea la venta irregular de 1.860 viviendas sociales de la Empresa Municipal de la Vivienda y el Suelo (EMVS) a fondos ‘buitre’.

La comisión municipal, que presentó este miércoles su documento de conclusiones, ha acordado llevar a Bruselas esta operación con los votos favorables de todos los grupos políticos que forman parte de este órgano (PSOE, Ciudadanos y Ahora Madrid) porque consideran que existe una posible infracción del derecho de la competencia.

De momento, tan sólo se trata de una recomendación que traslada esta comisión al Gobierno municipal, pero el concejal de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, aseguró esta mañana que el equipo que lidera Manuela Carmena cumplirá con el mandato de este órgano que insta, además, a querellarse contra los anteriores directivos de la EMVS con el PP.

Contra los exresponsables de la empresa pública cabría, según la comisión, un delito por sustracción de cosa propia a su utilidad social, malversación de caudales públicos, fraude y prevaricación.

Esta comisión no permanente de investigación culminó con estas consideraciones el primer bloque, dedicado a las irregularidades de la deuda en la EMVS, mientras que próximamente continuará con el episodio dedicado a otra empresa municipal, ‘Madrid Calle 30’.

Como se pone de manifiesto en el dictamen de la investigación municipal, la EMVS vendió un total de 1.860 viviendas sociales en régimen de alquiler a fondos ‘buitre’ sin avisar a los inquilinos de que su arrendador había cambiado, pues pasó a propiedad de un fondo de inversión que podía cambiar las condiciones.

De hecho, según denunciaron todos los grupos presentes en la comisión, los inquilinos de estas viviendas no tuvieron opción a compra antes de que sus viviendas pasaran a manos de los fondos ‘buitre’, ya que tan siquiera supieron que ya no eran propiedad de la empresa municipal, algo calificado como “actuación despreciable” por la comisión.

162 MILLONES PERDIDOS

Esta venta a los fondos de inversión se produjo, además, por un precio notablemente inferior al recomendado, según reflejan los informes de la investigación municipal. Tal y como puso de relieve Sánchez Mato en la sesión de hoy, el quebranto económico para la EMVS con esta operación fue de 31 millones de euros.

Con esta transacción, la EMVS vendió estas viviendas sociales por 128,5 millones de euros a dichos fondos, pero su valor era de 291,4 millones según los precios oficiales de las viviendas de protección pública fijados por la Consejería de Vivienda de la Comunidad de Madrid, por lo que el perjuicio económico habría sido incluso mayor, de 162 millones de euros.

“LEY DE LA SELVA”

Para la concejala del PSOE Mercedes González, miembro de la investigación, esta operación se rigió por la “ley de la selva”, al tiempo que aseguró que se fraguó con “opacidad”. Explicó que la EMVS atravesó momentos difíciles en 2011 y 2012, lo que le llevó a tomar esta “decisión política” con estas consecuencias para “las 1.860 familias”, pero que en todo caso no es excusa.

El concejal de Ciudadanos Miguel Ángel Redondo, también miembro de la investigación, criticó la “nefasta gestión del PP” en el Ayuntamiento, ya que en esta venta los “damnificados” fueron “familias con escasos recursos”, mientras que los beneficiarios “fueron fondos buitre”, lamentó.

Por su parte, Sánchez Mato (Ahora Madrid) aseguró que en esta operación de venta hubo “dolo”, al tiempo que criticó que esta actuación no cuadra “con una empresa con objeto social”. También indicó que si la deuda fue lo que motivó la venta, bastaría con haber inyectado dinero público en la misma.

SIN RASTRO DEL PP

En esta comisión estaba invitado a participar el Partido Popular como grupo con representación en el Pleno municipal, algo que declinó. Tampoco han pasado por las diferentes sesiones de la investigación los llamados a comparecer, entre ellos Ana Botella, Ruiz-Gallardón o el exconcejal popular Pablo Cavero, que dimitió hace unos días.

Tampoco comparecieron los responsables de Fidere, uno de los fondos de inversión implicados, ni el ex consejero delegado de la EMVS, Fermín Oslé. El Pleno del Ayuntamiento reprobará, previsiblemente según indican fuentes municipales, a los responsables de esta venta de viviendas, incluidos cargos políticos que aún están por definir.

(SERVIMEDIA)

14-SEP-16

GIC/pai

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin