España

La Guardia Civil detiene a seis personas e interviene más de 3.000 plantas de marihuana en el Bajo Cinca

La Guardia Civil ha detenido a seis personas por cultivar marihuana en una nave abandonada, ubicada en el Bajo Cinca, incautándose de 3.036 plantas de cannabis y 15 kilos de cogollos listos para la venta. Los detenidos habían creado un complejo sistema de iluminación, climatización y riego.

HUESCA, 22 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil ha detenido a seis personas por cultivar marihuana en una nave abandonada, ubicada en el Bajo Cinca, incautándose de 3.036 plantas de cannabis y 15 kilos de cogollos listos para la venta. Los detenidos habían creado un complejo sistema de iluminación, climatización y riego.

Tres varones de 45, 52 y 57 años, vecinos de la provincia de Lérida, y dos varones de 48 y 63 años y una mujer de 23 años, todos ellos vecinos del Bajo Cinca, han sido detenidos como supuestos autores de sendos delitos contra la salud pública por cultivo y tráfico de drogas estupefacientes, blanqueo de capitales, defraudación de fluido eléctrico y pertenencia a organización criminal. Dos de ellos han ingresado en prisión, y el resto ha quedado en libertad con cargos.

Además, los agentes han incautado dos vehículos, uno de ellos de alta gama, más de 2.000 euros en efectivo, bombas de agua y de aire frío-calor, 12 aparatos de aire acondicionado, 12 extractores, 69 ventiladores, 147 lámparas, transformadores eléctricos, balanzas de precisión y numerosos útiles para el cultivo, manipulación, secado, conservación y disposición de la marihuana.

Las detenciones tuvieron lugar el pasado 13 de diciembre, en el trancurso de la operación 'Takama', iniciada por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Fraga (Huesca), y en ella han participado otras unidades del Cuerpo Armado. Las primeras investigaciones trataron de dilucidar si en el interior de la nave existía una plantación 'indoor' dedicada a este tipo de droga.

Los primeros indicios apuntaban a ello, y tras comprobarse que el consumo de electricidad rondaba los 320 euros diarios, y que el enganche a la red eléctrica era ilegal, los agentes continuaron la investigación, que se ha desarrollado en los últimos tres meses, y en los que se fueron identificando uno a uno a cada una de las personas que participaban esta actividad ilegal.

Dadas las pruebas de la existencia de un delito y una vez localizados todos los integrantes de la organización, el Juzgado de Instrucción nº 2 de Fraga autorizó la entrada y registro a la nave, así como a cinco domicilios ubicados en las provincias de Huesca y Lérida. Las plantas encontradas, cuyo peso rondaría los 700 kilos, estaban en avanzado estado de crecimiento y genéticamente modificadas para que no alcanzasen un gran tamaño, que su floración fuese más abundante y con una concentración de THC mucho mayor.

Con la operación 'Takama' se da por desarticulada una organización criminal que ha estado operando entre las provincias de Huesca y Lérida y que había organizado un entramado de cultivo de marihuana para su elaboración y venta, habiendo defraudado en torno a los 142.000 euros de fluido eléctrico.

WhatsAppWhatsAppTwitterTwitterLinkedinlinkedinBeloudBeloud
FacebookTwitterlinkedin