Buscar

La Guardia Civil formuló 104 denuncias a conductores entre Fin de Año y Año Nuevo por consumo de alcohol

2/01/2017 - 18:02

Otros 12 dieron positivo en el test de drogas en una campaña especial de vigilancia en las carreteras gallegas

A CORUÑA, 2 (EUROPA PRESS)

La Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil intensificó durante la noche del Fin de Año y Año Nuevo la vigilancia en las carreteras por posible consumo de alcohol y drogas en conductores con el resultado de 104 denuncias formuladas en toda Galicia por consumo de alcohol, según informa.

De ellos, a 13 se le instruyeron diligencias por un delito contra la seguridad vial al superar las tasas legalmente establecidas de 0,60 miligramos por litro.

Además de los positivos en alcohol, un total de 12 conductores fueron sorprendidos con resultado positivo en el test de droga. A todos se les impidió continuar viaje, quedando inmovilizados hasta la desaparición de las causas o hasta que se personó otro conductor habilitado que no consumió alcohol o drogas.

SANCIONES

"Una opción que, de haber sido tomada desde el principio, hubiera ahorrado las sanciones de hasta mil euros y pérdida de seis puntos en la vía administrativa y la suspensión cautelar del permiso de conducir y la correspondiente sanción económica de la vía judicial", añade.

Desde el Sector de Tráfico de la Guardia Civil en Galicia, se insiste en "la incompatibilidad" del consumo alcohol y drogas con la conducción de cualquier tipo de vehículo, "especialmente tras haber pasado una noche de fiesta", remrca.

Por otra parte, avanza que este tipo de dispositivos especiales se seguirán realizando durante el resto de fiestas navideñas, en las diferentes comarcas de Galicia con el fin de reforzar la seguridad vial en zonas o puntos de las vías susceptibles de que haya accidentes.

CASO EN COSPEITO (LUGO)

Como hecho más relevante, Tráfico destaca el de un conductor que tras sufrir una salida de vía y causar importantes daños materiales a su propio vehículo continuó circulando superando la tasa de alcohol permitida hasta ser interceptado en un punto de verificación de alcoholemia establecido en Muimenta-Cospeito (Lugo).

"De no haber sido interceptado este conductor, con toda posibilidad hubiera podido sufrir consecuencias mayores para él o para otros usuarios ya que circulaba invadiendo el sentido contrario sin hacer uso del alumbrado con visibilidad reducida por la niebla intensa existente en la zona", explican desde la Agrupación de Tráfico.