España

Junta trabaja con el sector en el nuevo Plan Integral de Comercio y el actual contará a su fin con evaluadores externos

El consejero de Empleo, Empresa y Comercio, José Sánchez Maldonado, ha indicado este jueves que su departamento ya está trabajando con el sector en el que será el VI Plan Integral de Comercio, mientras que ha señalado que el actual contará a su finalización con evaluadores externos de las universidades andaluzas.

SEVILLA, 9 (EUROPA PRESS)

En comisión parlamentaria, el consejero ha señalado que están trabajando en la evaluación del plan actual para ver "qué se ha hecho mal y cómo se pueden mejorar las actuaciones de cara al sexto plan", mientras que también se está dentro de un proceso participativo con todo el sector para realizar los diagnósticos que sirvan de base para la elaboración de un nuevo Plan Integral de Comercio, que será el futuro VI Plan.

Según ha indicado, el V Plan Integral del Comercio Interior de Andalucía presenta "un alto grado de realización" a menos de un año de su conclusión, un "avance" que ha sido posible por la colaboración activa de todo el sector y su "importante" consenso sobre el modelo comercial, siendo una "constante" la implicación de todos los actores socioeconómicos presentes en esta actividad para hacer frente, a corto y medio plazo, a los retos que tiene el sector.

Sánchez Maldonado ha defendido la acción administrativa planificada de la Junta de Andalucía basada en la importancia que el comercio interior tiene en Andalucía, tanto como subsector terciario cuya función principal es acercar la oferta de productos a los consumidores finales, ya sea directamente o a través de la distribución mayorista.

En esta línea, el titular de Empleo ha asegurado que la Junta ha venido trabajando de manera razonable con este V Plan, realizando actuaciones en cada uno de las tres líneas estratégicas que lo vertebran (potenciación del sector; empleo y apoyo a las pymes, y relación entre comercio, territorio, ecología y cultura).

Con respecto a la primera línea, el consejero ha señalado que el Gobierno andaluz ha defendido un modelo comercial basado en el equilibrio de formatos, en la participación del sector a través de sus organizaciones representativas, y en la adaptación a nuestras singularidades y a los cambios sociales y económicos.

La base para este modelo, ha explicado Sánchez Maldonado, es la Ley del Comercio Interior de Andalucía, que ha permitido reconocer al comercio, no sólo desde el punto de vista económico, sino también territorial, cultural e incluso como elemento de comunicación ciudadana, insistiendo en que "la política pública sobre el comercio debe ser favorable a la participación de los grupos socioeconómicos implicados en el sector".

De esta parte, ha nombrado al Consejo Andaluz de Comercio como instrumento principal a través del cual se ha reforzado esta participación y búsqueda de consenso. Además, a través de su Comisión de Planificación se ha puesto en marcha un proceso reflexivo, participativo y conjunto sobre la incorporación del sector a la economía digital, dando forma en junio a este proceso con la creación de cuatro grupos de trabajo sectoriales y uno de coordinación en el que participan las organizaciones económicas y sociales y los municipios.

REGULACIÓN DE HORARIOS COMERCIALES

El consejero también ha querido apuntar a la actual regulación de los horarios comerciales, ya que establece un sistema de contrapesos que adopta como máximo el mínimo de aperturas, es decir, diez domingos y festivos y 90 horas de apertura semanales, y como excepciones regímenes de libertad horaria que atienden a las demandas específicas y permiten la libertad horaria a todos los establecimientos menores de 300 metros de superficie de ventas.

Igualmente, ha recordado la aprobación en el Consejo Andaluz de Comercio de tres zonas de gran afluencia turística (Ayamonte, Manilva y Cádiz) con una duración de cuatro años y otras cuatro en lo que va de 2017 (Estepona, Marbella, Torremolinos y Benalmádena). Próximamente, ha avanzado el consejero, a lo largo de este mes, se celebrará un nuevo Consejo, en el que se debatirán nuevas solicitudes que también han iniciado su tramitación administrativa.

Por lo que respecta a la segunda estrategia, Sánchez Maldonado ha subrayado la creación de empleo estable y de calidad como eje transversal que conecta a los tres grandes actores del sector: consumidores, trabajadores, y empresarios. Así, ha querido remarcar el notable esfuerzo inversor de los últimos años de las empresas comerciales minoristas, procediendo del sector comercial una cuarta parte del gasto en TIC de Andalucía.

Por último, en el tercer eje ha precisado el papel crucial de la actividad comercial en el conjunto de la economía, a la vez que cumple una función decisiva en la transformación morfológica de las ciudades y es un eje esencial en el mantenimiento de una vida comunitaria equilibrada.

"Una estrategia sobre el comercio tiene que incidir en las conexiones entre territorio, ciudad, ecología y cultura", ha asegurado el consejero para luego considerar necesario el establecimiento de nuevas redes de confianza entre producción, distribución y consumo que se puedan traducir en formas de funcionamiento ampliamente positivas para las partes de la cadena productiva más enraizadas en el territorio andaluz.

"Las fórmulas de comercialización más cercanas son el mecanismo más importante para reducir la emisión de gases de efecto invernadero y luchar contra el cambio climático", ha aseverado Sánchez Maldonado.

Una de las acciones que se han llevado a cabo ha sido la reciente convocatoria de ayudas para la dinamización de centros comerciales abiertos con el objeto de potenciar el tejido comercial en los núcleos urbanos, apoyando tanto a sus asociaciones promotoras como a los ayuntamientos andaluces que cuenten en su municipio con estos formatos y otorgando el reconocimiento oficial a nuevos Centros Comerciales Abiertos de Andalucía.

La convocatoria se ha dotado con 774.000 euros destinados a ayuntamientos y 1.000.000 euros a las asociaciones promotoras de Centros Comerciales Abiertos, finalizando justo en el día de ayer el plazo de solicitudes. Junto a estas ayudas se ha incluido una línea de subvención dedicada con carácter general a fomento del asociacionismo comercial por un importe cercano a los 500.000 euros.

PP: "NO HABÍA INTENCIÓN DE LLEVARLO A CABO"

Por su parte, la diputada del PP María de la O Redondo ha criticado que la Junta, "desde el principio, no ha tenido intención de llevarlo a cabo", ya que "el plan está cuantificado en 94 millones cuando el presupuesto de comercio en los años de vigencia del plan ascendía a 65 millones".

La diputada 'popular' ha señalado que "no se ha ejecutado ni el 50 por ciento" del plan y "se ha dejado de invertir en comercio unos 45 millones de euros".

En este sentido, Redondo ha explicado que, en la ejecución del plan, "se ve que no había voluntad, ya que falta dinero por ejecutar". "De los tres años de plan, el presupuesto ha ascendido a 48 millones, de estos 24 millones no se han ejecutado y de los ejecutados diez han ido a comercio", ha explicado.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin