España

El sucesor de Millet en el Palau encontró "indicios" de financiación irregular de CDC

  • Un exdirectivo de Ferrovial dice que los pagos al Palau eran legales
  • Dos empresarios han reconocido que facturaron trabajos a CDC
El expresidente del Palau y principal acusado del caso, Fèlix Millet. Imagen: EFE

El exdirector general del Palau de la Música Catalana entre 2009 y 2010, Joan Llinares, que entró en la institución después de descubrirse el desfalco, ha asegurado este viernes que encontró documentación que "coincide" con las acusaciones sobre la presunta financiación irregular de CDC hechas por Fèlix Millet, Jordi Montull y Gemma Montull en el juicio.

"Cuando escuché sus declaraciones respiré y pensé que casi no haría falta que vaya a declarar, porque lo que vinieron a contar, con más detalle, coincide con la documentación que nosotros aportamos al juzgado", ha dicho Llinares, que figura como testigo en la causa, en una entrevista en Catalunya Ràdio. 

En ese sentido, ha asegurado que el líder del PDeCAT, Artur Mas, "se tendría que haber arrepentido hace mucho tiempo" de la supuesta financiación irregular de la antigua CDC, y, de haberlo hecho, podría haber quedado en una anécdota.

Ha detallado que la primera documentación al respecto que encontró fue "un convenio entre el Palau y la Fundació Trias Fragas [de CDC] que desde un punto de vista de la gestión cultural no tenía ningún sentido".

Además, ha asegurado que encontró una carpeta en la que había "una relación de obra pública en la que estaba la L9 del Metro y la Ciutat de la Justicia, y operaciones de desglose donde había un 4,5%" de comisión.

Admiten facturaciones de trabajos para CDC

El exconsejero delegado de la empresa de publicidad Altraforma Miguel Giménez Salinas ha explicado en el juicio que CDC les llamó para que facturaran al Palau de la Música por trabajos que su firma en realidad había hecho para el partido. "Nos llamaron de Convergència y nos dijeron: factura aquí este concepto", ha explicado este viernes en su declaración como acusado en el juicio del caso Palau, y ha justificado que en su empresa aceptaron falsear estas facturas -de los años 2006 y 2007- porque lo que querían era cobrar.

A preguntas del fiscal anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, este directivo ha explicado que enviaron por correo al Palau de la Música estas facturas por trabajo a Convergència y que, por parte de la institución cultural, nadie se quejó de tener que pagar facturas del partido político. Giménez Salinas ha explicado que no sabe quién fue el cargo de CDC que les dio estas indicaciones porque de las gestiones concretas se encargaba la directora financiera de la empresa, que ya ha fallecido. Según el escrito de acusación de la Fiscalía, Altraforma facturó mendazmente al Palau un total de 190.778 euros: en 2006 por un importe de 60.000 euros y en 2007 otras dos facturas por valor de 69.298 y 61.480 euros.

También en este sentido ha declarado el gerente de la empresa Hispart, dedicada a montaje de sistemas audiovisuales en congresos y mítines, Juan Manuel Parra, quien ha asegurado este viernes que giró al Palau de la Música entre 2004 y 2008 un total de 13 facturas que correspondían a trabajos que realizó su empresa a CDC durante la campaña de 2004.

En su declaración como acusado, Parra ha explicado que quien le dijo que debía girar esas facturas al Palau por conceptos de la campaña de 2004 del partido fue el extesorero Carles Torrent, fallecido en 2005. Ha contado que las 13 facturas que se enviaron al Palau entre 2004 y 2008 por valor de 824.000 euros correspondían solo a trabajos del año de 2004, pero que tuvieron que espaciar así los cobros porque esa era la condición: "Fueron las condiciones que nos dieron, no pudimos hacer nada más".

Cuando murió Torrent en 2005, ha asegurado, habló con su sucesor, Daniel Osàcar, porque el Palau no pagaba algunas de las facturas, pero que él no estaba al corriente de nada, por lo que tuvo que volver a pedir ese dinero al Palau, concretamente al exdirector Jordi Montull, su persona de contacto en la institución. "(En referencia a Osàcar) Me dijo que no sabían nada de ese tema, que no tenían nada. Me fui al Palau a reclamar. Allí me dijeron que cuanto tuvieran dinero me lo pagarían", ha detallado.

Ha explicado que tras la campaña elaboraron los albaranes de todos los eventos de la campaña, que se entregaron al director de campaña y que una vez contaron con el visto bueno del departamento de contabilidad del partido, unos días después llamó para saber cómo se iba a pagar, y que Torrent le dio estas instrucciones. A preguntas de su abogado, ha explicado que cuando se destapó el caso su empresa llegó a un acuerdo económico con el Palau de la Música para devolver el dinero.

La versión de Ferrovial

Por otra parte, el exdirector de relaciones institucionales de Ferrovial Juan Elizaga ha asegurado que todos los pagos al Palau de la Música fueron por contratos de patrocinio "que no tenían ninguna irregularidad", con lo que ha negado que incluyesen pagos a CDC a cambio de obras públicas, tal y como sostiene la Fiscalía.

En su declaración como acusado este viernes ha explicado que les interesaba ser miembro de honor de esta institución porque era una entidad "con un prestigio impresionante" que permitía a la constructora introducirse en el mercado catalán. Estos patrocinios, por los que el Ferrovial abonó a la institución unos 11 millones de euros de 2001 a 2010, se cancelaron por dos razones: la llegada de la crisis económica y la fama que la institución adquirió después de la entrada y registro de los Mossos d'Esquadra en julio de 2009.

Elizaga ha asegurado que no conocía de nada a los extesoreros de CDC Carles Torrent -fallecido en 2005- y Daniel Osàcar, que era el cargo de CDC que según la Fiscalía iba a cobrar al Palau las comisiones al partido a cambio de obras públicas.

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

DURAJETA
A Favor
En Contra

ROBAN, Y ROBAN, Y ROBAN, Y ROBAN, Y ROBAN, Y ROBAN, ......Y NO PARAN DE ROBAR

Puntuación 2
#1