España

Garzón pregunta al gobierno si preve aparcar el "populismo religioso" y reconocer la aconfesionalidad del estado

MADRID, 05 (SERVIMEDIA)

El coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha dirigido varias preguntas al Gobierno para conocer si tiene previsto continuar con el "reconocimiento idolátrico al santoral católico" concediendo honores a santos y vírgenes o tiene previsto reconocer el carácter aconfesional del Estado aparcando el "populismo religioso".

Garzón ha dirigido varias preguntas por escrito al Gobierno, encabezadas con un recuento de Europa Laica correspondiente al año 2016, según el cual en España hay "105 alcaldesas perpetuas, casi todas vírgenes; 15 alcaldes perpetuos, la mayoría cristos; y 15 medallas de oro además de algunos otros honores militares a entes religiosos de todo tipo".

Una de las más polémicas, recuerda, fue la concesión en 2014 de la Medalla de Oro al Mérito Policial a la Virgen del Amor por parte del entonces ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz. La Audiencia Nacional rechazó la denuncia presentada y ratificó la concesión, y los recurrentes están a la espera de la decisión del Tribunal Supremo.

En 2013 Fernández Díaz ya había concedido la Gran Crus de la Orden del Mérito de la Guardia Civil a la Virgen del Pilar, y en 2015 condecoró a la Santísima Virgen de los Dolores con la Cruz de Plata de la Guardia Civil. Hace apenas tres meses, prosigue Garzón, su sucesor en el cargo, Juan Ignacio Zoido, condecoró con otra medalla policial a la Cofradía del Cristo de la Buena Muerte, patrón de la Legión.

LA MEDALLA DE CÁDIZ

En su exposición de motivos Garzón no menciona al alcalde de Cádiz, José Miguel González 'Kichi', que ha justificado la decisión del Ayuntamiento de conceder la Medalla de Oro de la ciudad a la Virgen del Rosario, patrona de la ciudad, alegando el componente popular, ya que lo habían pedido más de 6.000 firmas.

Sin embargo, tras exponer los ejemplos de los ministros del Interior añade: "Con poco acierto otras formaciones políticas y gobiernos locales se han unido a la cuestionable moda del Gobierno del Partido Popular de conceder medallas y condecoraciones a seres inanimados del santoral católico, de especial relevancia simbólica para muchas personas más allá de su religión pero que escapan por completo a lo que ha de ser una auténtica separación entre Iglesia y Estado".

Garzón ya se ha expresado contrario a esa decisión y los concejales de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Cádiz votaron en contra.

La coalición considera que esas condecoraciones quebrantan el carácter aconfesional del Estado y además con ellas se cae en algo "tan poco razonable como adjudicar méritos mundanos a meras represetaciones religiosas, dejando fuera de estas distinciones a miles de hombres y mujeres que trabajan cada día por mejorar la seguridad de todos, en condiciones a menudo precarias, mientras observan cómo las medallas y el reconocimiento público se las llevan las vírgenes y los cristos".

POPULISMO RELIGIOSO

Garzón asegura que en IU "comprendemos la devoción religiosa" de muchos ciudadanos y respetan sus creencias y el carácer popular de muchas de sus prácticas, "pero defenderemos siempre el carácter laico que ha de tomar el Estado, la separación efectiva que este debe tener de cualquier Iglesia y lo denigrante que resulta para tantos trabajadores y trabajadoras el que se concedan reconocimientos oficiales a estatuas, en una suerte de populismo religioso de poco encaje constitucional y democrático".

Garzón pregunta al Gobierno si "de verdad" cree que esos cristos y vírgenes atesoran "méritos reales a la hora de lograr un país más seguro", qué le parece que miles de personas que se dedican a ello cada día queden fuera de esos reconcimientos, y si tiene previsto "en algún momento" respetar el carácter aconfesional del Estado.

(SERVIMEDIA)

05-JUN-17

CLC/gja

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin