Buscar

PP critica el "capricho" de la red municipal de escuelas municipales y Gobierno destaca la bajada del precio del 65%

19/09/2017 - 12:40
Más noticias sobre:

El delegado de Economía y Hacienda, Carlos Sánchez Mato, ha defendido, entre otros aspectos, que la red municipal de escuelas infantiles ha conseguido rebajar un 65 por ciento del importe --cien por cien en el caso de las familias con más necesidades--, una red que ha sido tildada de "capricho" por el portavoz del PP en el área, Íñigo Henríquez de Luna.

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

"Menos mal que hemos tenido ese capricho", ha contestado Sánchez Mato en la comisión del ramo. Para el PP, todo esto se podría resumir con un "mucho ruido y pocas nueces" después de que 2016 "haya sido un año perdido, con un presupuesto de casi 3 millones de euros, de los que se ha ejecutado un cero por ciento".

También ha exigido al Ejecutivo municipal que "no utilice las escuelas infantiles como arma arrojadiza contra la Comunidad" ya que "la decisión lamentable de salir de la red supone aumentar el sobrecoste de 7,5 millones de euros". Por último, Henríquez de Luna ha apuntado que con el PP se construyeron 39 escuelas infantiles.

Carlos Sánchez Mato ha ironizado sobre el "capricho" que para el PP es la red municipal y más cuando en los momentos más duros de la crisis "se subieron los precios de las escuelas infantiles". Al PP le ha aclarado que todas las escuelas promovidas por Ahora Madrid tienen detrás sus estudios geotécnicos, no como las del PP, de ahí las goteras o los incumplimientos de la ley de contratos".

Ya están en su proceso administrativo final las escuelas de Valdezarza y Moratalaz mientras que en una próxima Junta de Gobierno dentro de este mes se aprobarán las de Butarque, avenida de Valladolid, Eros, María de Silos, el PAU de Arroyofresno, Moscardó y Castillo de Candanchú, todas listas en septiembre de 2018 y cuyas obras arrancarán en diciembre.

En cuanto a la ejecución, Carlos Sánchez Mato ha recordado al PP que las obras no se pueden pagar hasta que no finalicen, lo mismo que ocurrió con la M-30, por ejemplo, que hasta que las obras no acabaron la ejecución seguía siendo del cero por ciento.