Buscar

Cañizares recuerda a los fieles la necesidad de sostener la Iglesia en época de crisis para poder realizar su misión

14/11/2008 - 11:45

La Archidiócesis de Toledo presenta un Plan de Reajuste basado en la "austeridad" y con el que se podría rentabilizar hasta 800.000 euros

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

El cardenal arzobispo de Toledo y Primado de España, Antonio Cañizares, presentó hoy el "Día de la Iglesia Diocesana", que se celebrará el próximo domingo, 16 de noviembre, en el que recordará a los fieles su deber de sostener la Iglesia diocesana, "también en época de crisis, y cada uno en la medida de sus posibilidades", en sus necesidades económicas para poder llevar a cabo su misión.

En rueda de prensa, acompañado del vicario general y vicario económico, Juan Miguel Ferrer, y del gerente de la Diócesis toledana Anastasio García Hidalgo, Cañizares recordó que la Diócesis, como toda la Iglesia, se sostiene de las ayudas que recibe del conjunto de los fieles cristianos que la integran, y de manera muy concreta, con la aportación por la asignación tributaria al hacer la Declaración de la Renta.

En este sentido, explicó que los bienes patrimoniales productivos de la Iglesia son "escasos" e "incapaces" para poder llevar a cabo el servicio evangélico de la iglesia, y por ello agradeció estas contribuciones, "que hacen posible actuar en nuestras parroquias o en las misiones atendidas por pastores de Toledo, como Moyobamba, en Perú, así como la construcción de nuevos templos, o la sostenibilidad de obras apostólicas de las distintas delegaciones pastorales, y a los propios medios de comunicación sociales, que no tienen ingresos económicos propios por su actividad".

Para todo ello, Cañizares expresó su deseo de que los fieles puedan seguir ofreciendo esta aportación, que se pondrá en circulación y al servicio de las necesidades pastorales, educativas y de caridad, "muchos años más".

PLAN DE REAJUSTE.

No obstante, Antonio Cañizares evidenció que España y el mundo atraviesa una situación económica difícil "que requiere austeridad, esfuerzo, sacrificios económicos y solidaridad por parte de todos", lo que incluye también a la Iglesia que en Toledo ha elaborado un Decreto de Medidas Económicas o Plan de Reajuste, "publicado hace un mes", que contempla unos presupuestos para los próximos diez años "de austeridad".

En dicho plan de reajuste, el purpurado toledano señaló que "no habrá nada de despilfarros y nada de gastos inútiles ni superfluos", y "si es preciso, que lo es, también en la Iglesia, que ahorrará en lo que haga falta, como en una familia. Eso sí, con toda transparencia".

De esta manera, aparte del ejemplo, señaló que "la Diócesis muestra un espíritu de previsión ante eventuales situaciones que pudieran sobrevenir", apostilló, "porque la iglesia sabe vivir en escasez y bonanza".

Con esta manera de ver las cosas, señaló que "la iglesia cumple su misión educadora, también en el uso de los bienes", ya que "no puede renunciar a educar en el deber de sostener y promover una mentalidad de participación y corresponsabilidad en el mantenimiento de la iglesia".

Con este Plan de Reajuste, explicó el vicario general y vicario económico, Juan Miguel Ferrer, la Diócesis toledana prevé rentabilizar hasta 800.000 euros para los próximos cinco años, "a través de la racionalización y reutilización de espacios", que en su mayoría son espacios históricos, poco funcionales, y de un mantenimiento caro.

Según detalló Ferrer, la iglesia cuenta con un grueso de edificios muy amplio, "pero la mayoría de las veces son poco funcionales", por lo que el objetivo es "reutilizar los espacios, y saber aprovecharlos, por ejemplo aunando actividades pastorales, asistenciales o caritativas en el mismo lugar, para que los gastos de mantenimiento que tengan sean comunes, y así se disminuyan".

BALANCE 2008

Finalmente, Antonio Cañizares hizo un balance económico de este año, en el que se han dedicado casi tres millones de euros al cuidado de sacerdotes mayores; se han finalizado las obras en la Casa Diocesana de la Iglesia de Talavera de la Reina, se ha destinado una partida a los seminarios Mayor y Menor, y otro tanto a la atención de parroquias, como la de San Juan de la Cruz, en Toledo o de la beata Santa Teresa de Calcuta en Talavera de la Reina.

En este punto, el purpurado toledano señaló que la época de crisis, que está conllevando un aumento del paro, está provocando que haya aumentado la actividad de Caritas Diocesana, ya que mucha gente acude a parroquias, "sobre todo para pedir alimentos y ropa", y recordó la próxima apertura de un comedor en el Barrio de Santa María de Benquerencia.

Asimismo, presentó la cuenta de resultados económicos del año 2007, en el que los ingresos y los gastos se equipararon, ascendiendo ambos a casi 14 millones de euros. Resalta la cantidad recaudada por parte de las aportaciones de los fieles, cifrada en 1,6 millones de euros, o los ingresos por asignación tributaria, de más de 3,6 millones de euros.