España

El presidente del TSJA alerta de las "presiones inadmisibles" contra quienes defienden el Estado de Derecho

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Aragón (TSJA), Manuel Bellido, ha manifestado su apoyo a los jueces, fiscales, letrados de la Administración de Justicia, funcionarios y fuerzas del orden que, "pese a sufrir presiones inadmisibles en un Estado de Derecho, están defendiendo en Cataluña la Constitución, el ordenamiento jurídico y los derechos de los ciudadanos".

ZARAGOZA, 29 (EUROPA PRESS)

Bellido ha inaugurado este viernes el año judicial de Aragón, en un acto en el que también ha intervenido el fiscal superior de la Comunidad Autónoma, José María Rivera, y al que han asistido la presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba, el consejero de Presidencia del Gobierno regional, Vicente Guillén, el Justicia de Aragón, Fernando García Vicente, y el delegado del Gobierno, Gustavo Alcalde, además de otras autoridades, diputados, jueces y fiscales.

En su intervención, Manuel Bellido ha dejado claro que "frente a los ataques a la Constitución y las leyes, los jueces tenemos clara cuál es nuestra función", aseverando que "la grandeza de nuestro sistema constitucional es que permite defender cualquier idea, aunque sea contraria al propio orden constitucional, siempre que se respete el sistema democrático, los derechos fundamentales y el imperio de la ley".

El presidente del TSJA ha subrayado que "la democracia y el principio de legalidad son inseparables", argumentando que la ley es la "esencia misma de la democracia, puesto que la voluntad general está representada expresamente en la ley".

Ha indicado que "la legitimidad de una actuación o política del poder público consiste, básicamente, en su conformidad a la Constitución y al ordenamiento jurídico", de manera que "sin conformidad con la Constitución no puede predicarse legitimidad alguna".

Manuel Bellido ha criticado a quienes tienen "una visión tergiversada de la democracia" y "pretenden vulnerar la Constitución española basándose en la legitimidad que les otorga representar a la mayoría de un Parlamento", recalcando que "no cabe contraponer legitimidad democrática y legalidad constitucional en detrimento de la segunda".

Ha recordado que el marco constitucional "ha permitido integrar a todos los ciudadanos pese a su diversidad cultural, política o de creencias".

"No debe cundir el desánimo" pese a la "incertidumbre", ha continuado Bellido, asegurando que el Estado de Derecho "es sólido" y que los valores constitucionales solo pueden ser garantizados desde el respeto a la ley. "Somos conscientes de lo que está en juego y defenderemos la Constitución española y el ordenamiento jurídico con prudencia y con firmeza", ha prometido.

MÁS JUZGADOS

El presidente del TSJA ha dedicado parte de su intervención a reseñar la situación del poder judicial en Aragón, reconociendo que "son demasiados" los asuntos que quedaban pendientes de tramitación al término de 2016, en total 39.412. Ese año, los jueces aragoneses dictaron 31.917 sentencias.

El número de asuntos ingresados en 2016, un total de 143.227, ha disminuido un 25,6 por ciento, lo que se debe --ha explicado-- a la reforma del Código Penal, que destipificó algunas conductas, y a la de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Ha reclamado un incremento de la planta judicial, apuntando que Aragón y el conjunto de España cuentan con una de las ratios europeas más bajas en el número de jueces, una situación que "puede mejorar" en los próximos meses, en alusión a la posible creación de dos juzgados de primera instancia en la ciudad de Zaragoza, un incremento "inferior a las necesidades", pero que "ayudará a mejorar la situación actual", fortaleciendo los juzgados de familia y de incapacidades.

EFICACIA

Por otra parte, el presidente del TSJA ha planteado que "las mejoras en la eficacia judicial favorecen un desarrollo más elevado de los mercados financieros, un mayor crecimiento y tamaño de las empresas y un fortalecimiento del mercado de alquiler inmobiliario", animando a reducir la tasa de litigiosidad, incrementar el número de jueces y la inversión en justicia.

Ha mencionado la implantación del expediente electrónico, un proceso con dificultades técnicas, agradeciendo al consejero de Presidencia del Gobierno autonómico el apoyo para llevarlo a término. Ha considerado necesario contar con la opinión de los profesionales y consolidar cada paso antes de dar el siguiente, así como formar a los usuarios.

Asimismo, ha elogiado la labor de los jueces aragoneses, en especial su profesionalidad y sentido del deber, "dando solución, en la medida de sus posibilidades, a los conflictos que la sociedad les presenta, en muchas ocasiones supliendo con su esfuerzo las carencias del sistema", destacando su vocación de servicio. Ha reivindicado la independencia judicial y ha reclamado mejores retribuciones y condiciones laborales para los jueces.

LEGALIDAD

Antes ha intervenido el fiscal superior de Aragón, José María Rivera, quien ha proclamado que la meta de la Fiscalía "no es otra que la defensa de la Constitución, de la legalidad y del cumplimiento de las resoluciones de los tribunales, lo que se traduce en la defensa de los derechos y libertades de todos los ciudadanos".

Se ha remitido a la reciente declaración del Consejo Fiscal para manifestar su apoyo a la labor que realizan los fiscales catalanes en defensa de la legalidad y del Estado de Derecho, "apoyo al que, por supuesto, nos sumamos todos los fiscales de Aragón, que seguiremos defendiendo siempre la libertad y la igualdad de todos los ciudadanos a través de la defensa de la Constitución, la defensa de la legalidad y la defensa del cumplimiento de las resoluciones de los tribunales.

José María Rivera ha dedicado gran parte de su discurso a analizar la reforma del Estatuto del Ministerio Fiscal, de la que el 9 de octubre se cumple el décimo aniversario. Esta reforma se centró en una nueva definición de la Fiscalía, la modificación del nombramiento y cese del fiscal general del Estado, el impulso a las especialidades, la nueva estructura territorial y la creación de unidades de apoyo.

Los fiscales se han situado a la "vanguardia" de la protección de los derechos de los ciudadanos con esta reforma, ha enfatizado Rivera, quien ha celebrado la creación de un sistema territorial "más eficiente". Ha mencionado el nombramiento del fiscal Felipe Zazurca como responsable provincial de Zaragoza, siendo sustituido por Juan Baratech en Huesca.

También ha aludido a la creación de las unidades de apoyo, una de ellas para asistir al fiscal superior de la Comunidad Autónoma, siendo la de Aragón "un referente" para el resto de regiones, por lo que mereció la felicitación del fiscal general del Estado. Fue creada el 9 de septiembre de 2009.

Esta unidad es "una pieza fundamental e indispensable" en todo lo relativo a la logística del funcionamiento de las fiscalías de Aragón, en especial las aplicaciones informáticas, adquiriendo "un especial relieve" en estos momentos de transición digital.

También es "fundamental" en las relaciones de cooperación institucional entre el Ministerio Fiscal y la Comunidad Autónoma, "que no hubieran sido tan fluidas como lo han sido hasta ahora sin la labor que desempeña la unidad de apoyo".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin