España

Junta cree que a corto plazo no habrá repercusiones en la economía andaluza, pero las incertidumbres "son malas"

El consejero de Economía anuncia la creación de un foro para debatir con expertos sobre el futuro de Andalucía

El consejero de Economía anuncia la creación de un foro para debatir con expertos sobre el futuro de Andalucía

ANTEQUERA (MÁLAGA), 16 (EUROPA PRESS)

El consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano, ha señalado este lunes en relación con la situación generada en Cataluña que, en el corto plazo, "pensamos que no va a haber importantes repercusiones" en la economía andaluza y, en el largo, "habrá que ver cuál es la situación que queda de este asunto". Eso sí, ha advertido de que "las incertidumbres son malas para la economía".

Ramírez de Arellano, que ha presidido en Antequera (Málaga) el Foro de Coyuntura y Previsión Económica de Andalucía, ha recordado que el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha hecho ya "unas valoraciones de perspectivas" y "la incertidumbre siempre es negativa", por lo que "siempre es prematuro para llegar a conclusiones".

"Las incertidumbres son malas y negativas para la economía, eso está claro, a la hora de tomar decisiones de inversión", ha insistido el responsable andaluz de Economía.

Ha sostenido, además, que las incertidumbres son malas tanto para la propia Cataluña como para el resto de España, "aunque las previsiones que baraja el ministro no son muy distintas a las que barajaba hace poco tiempo".

En este punto, ha recordado que estamos en una etapa de salida de recesión pero "parece que se va a ralentizar y es algo que depende de muchos factores y no son sólo los de la situación de Cataluña", aludiendo, en este sentido, a otros factores internacionales como el 'brexit', la evolución de políticas proteccionistas, el proceso de cambio de la Unión Europea, políticas monetarias, etcétera.

"La idea es que son muchos factores, entre los cuales están los de Cataluña, pero es pronto para ofrecer una cuantificación", ha asegurado Ramírez de Arellano.

FORO

Por otro lado, el consejero de Economía y Conocimiento ha anunciado la puesta en marcha del Foro Antequera de Coyuntura Económica de Andalucía, con la participación de nueve instituciones expertas, de un foro de debate contribuirá a la planificación económica de la comunidad autónoma "con el fin de sacar el máximo rendimiento al actual dinamismo de la economía andaluza, que en 2017 terminará el año con un crecimiento del tres por ciento del PIB, además de analizar los posibles riesgos para poder tomar decisiones para minimizarlos"

Ramírez de Arellano ha destacado que la comunidad autónoma está convergiendo con Europa y "recuperando lo perdido con la gran recesión" y con cambios estructurales en su economía, con una importante apertura hacia la exportación".

En este escenario considera que el Foro permitirá por una parte transmitir a los principales analistas económicos las estrategias del Gobierno andaluz con el fin de que las tengan en cuenta a la hora de realizar sus valoraciones, así como generar debate y "consensos" sobre la situación económica y las perspectivas de futuro.

Ha dicho que es "un día importante, no solamente vamos a poner en marcha este foro, sino que vamos a impulsar en los próximos meses iniciativas parecidas, de análisis, y diagnóstico de políticas de la Junta, buscando ampliar el espectro de consenso y conocimiento de lo que se hace y analizarlo para poder implementarlo".

En concreto, se han dado cita representantes del BBVA, Funcas, la cátedra de Previsión Económica de la Universidad de Málaga, Ceprede, Hispalink, la Universidad Loyola de Andalucía y el Observatorio Económico de Andalucía, a los que se ha unido el Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, Airef, responsable de elaborar los proyectos de presupuestos de todas las administraciones públicas.

El consejero ha explicado que el foro, que se repetirá al menos una vez al año, inicia una línea de trabajo con las instituciones participantes, una puesta en común sobre la situación y las previsiones de evolución económica para la región, "lo que constituirá un elemento valioso en el proceso del diseño de las políticas económicas de la Junta de Andalucía".

Durante el mismo se han abordado las oportunidades y riesgos generados por las perspectivas de evolución positiva de los mercados mundiales, que favorecen a una Andalucía volcada en la salida al exterior, circunstancias como la situación de Cataluña, o el proceso del 'brexit', cuyo impacto dependerá del acuerdo que se cierre, así como el posible encarecimiento del precio del petróleo, entre otros elementos destacados.

"Andalucía esta convergiendo con Europa gracias al ritmo de expansión de su economía", ha valorado y ha subrayado que el reto es la convergencia interregional, que es una prioridad para las instituciones comunitarias y que para el Gobierno de España "debería serlo también".

ECONOMÍA ANDALUZA

Durante su intervención ha explicado que la economía andaluza ha acelerado a lo largo del año y ha logrado superar las expectativas marcadas por el Ejecutivo andaluz y también por los analistas. En cuanto a las cuentas de 2018, el consejero ha señalado que las previsiones sobre las que se basa el proyecto de Presupuestos estiman una subida del PIB del 2,6 por ciento el próximo año. Unas previsiones "prudentes, con un escenario de moderación para que las cuentas siempre tengan garantías de solvencia".

En este punto, ha subrayado que Andalucía está en un "momento de cambio estructural de su economía", donde las ventas a terceros países han batido récords históricos con más de 18.000 millones de euros entre enero y julio --20 por ciento más que el año anterior-- lo que ha supuesto un superávit de la balanza comercial de 1.900 millones de euros. Además, casi la mitad del crecimiento del PIB se debe a las exportaciones.

También ha señalado la necesidad de que las empresas que componen el tejido productivo andaluz ganen tamaño, aunque ha destacado asimismo que muchas pymes "han logrado afrontar la recesión mirando al exterior con éxito".

En la actualidad Andalucía tiene "una economía muy abierta, que quiere apostar por otros factores de competitividad, como su localización, el estar junto a una de las cintas transportadoras del comercio mundial", ha asegurado en referencia a las grandes rutas del transporte marítimo. Asimismo, ha defendido que la región debe convertirse en "una gran plataforma logística que sirva como dinamizador de los proyectos industriales".

Por otro lado, ha explicado que el Gobierno andaluz estima que el año terminará con un tres por ciento de crecimiento, lo que permitirá que se alcancen los niveles de PIB previos a la crisis y se recupere casi el 60 por ciento del empleo perdido. Además, está casi un punto por encima estimado por el FMI para la Eurozona y el previsto por dicho organismo para la Unión Europea.

INFRAESTRUCTURAS

Por otro lado, el consejero ha reclamado al Gobierno central que pague lo que debe a Andalucía y ha recordado que durante los cinco ejercicios de 2012 a 2016, la inversión pública del Estado en Andalucía ha estado de media 1,7 puntos por debajo de los valores legalmente previstos, acumulando un déficit de inversiones de 979 millones de euros, lo que representa un 0,67 por ciento del PIB de Andalucía.

Ramírez de Arellano ha explicado que el Ejecutivo central mantiene un volumen de inversiones del 13 por ciento del total nacional, "muy por debajo del 18 por ciento" correspondiente al peso de la población de Andalucía sobre el conjunto del país, tal como se recoge en la Disposición Adicional Tercera del Estatuto de Autonomía de Andalucía.

A esto se unen la infrafinanciación de la comunidad autónoma y a un montante "ridículo" del Fondo de Compensación Interterritorial, un instrumento para fomentar la convergencia entre territorios y que está en "mínimos históricos" con 460 millones, lo que supone unos 16 euros por habitante "cuando existe una brecha de unos 10.000 euros por habitante entre regiones".

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin