Buscar

Los hogares baleares gastaron una media de más 4.300 euros en alimentación en 2016, superior a la media nacional

16/10/2017 - 14:40
Más noticias sobre:

Los hogares baleares gastaron una media superior a los 4.300 euros en alimentación, incluidas las bebidas en 2016, según el estudio Evolución del gasto de las familias españolas en alimentación 2014-2016, realizado por AIS Group.

PALMA DE MALLORCA, 16 (EUROPA PRESS)-

En concreto, el informe muestra que esta partida del presupuesto familiar ha aumentado un 1,55% respecto al año anterior.

A nivel nacional, los hogares españoles gastaron una media de 4.300 euros en alimentación (incluidas bebidas) el pasado año, según el estudio Evolución del gasto de las familias españolas en alimentación 2014-2016, realizado por AIS Group.

Según el informe, esta partida del presupuesto familiar continuó su tendencia al alza en 2016, si bien de manera "bastante más moderada" que el año anterior.

Así, entre 2015 y 2016 el incremento se situó en un 0,21 por ciento, unos 10 euros al año más por hogar, hasta quedarse en los 4.313 euros anuales de media.

Sin embargo, si se considera la evolución desde 2014, año en que se invirtió la corriente descendente del gasto de las familias en alimentación, el aumento se sitúa en el 2,67 por ciento, o lo que es lo mismo, en 2016 se gastaron unos 112 euros más de media por hogar más que en 2014.

Por comunidades, las familias vascas son las que destinaron más presupuesto a la compra de alimentos y bebidas en 2016 (4.863?), seguidas por las catalanas (4.791?) y las navarras (4.786?).

Los murcianos, aragoneses, gallegos, baleares y castellanoleoneses también presentan un gasto superior a la media nacional, mientras, en el resto de comunidades, el gasto baja de los 4.300 euros.

LOS QUE MÁS CRECEN

Los hogares catalanes son los que más han incrementado su desembolso en comida y bebida entre 2015 y 2016, unos 165 euros, es decir un 3,56 por ciento, pasando de un gasto medio de 4.625 euros en 2015 a unos 4.790 euros en 2016.

También en Aragón ha crecido el gasto por encima de los 100 euros en el último año, concretamente en casi 125 euros, un 2,83 por ciento, dedicando casi 4.510 euros a la compra de alimentos y bebidas en 2016.

Esta tendencia al aumento en el gasto se da en siete comunidades. A las ya mencionadas Cataluña y Aragón se les suman Andalucía (2,21%), Baleares (1,55%), País Vasco (1,39%), Comunidad de Madrid (1,04%) y Comunitat Valenciana (0,84%).

En el resto, el gasto medio de los hogares entre 2015 y 2016 ha disminuido. Estos descensos van desde los escasos 30 euros en Castilla-La Mancha (-0,73%), a los casi 290 euros de Extremadura (-7,74%).

Tras Extremadura las caídas más acentuadas en términos de variación porcentual son las de Galicia y Canarias, -6,70 por ciento y -4,96 por ciento respectivamente. Aunque a nivel monetario, son las familias gallegas las que más han reducido su gasto medio en el último año. De 4.770 euros en 2015 han pasado a 4.450 euros en 2016, o sea, unos 320 euros menos.

La carne es claramente el producto al que se destina la mayor parte del presupuesto en alimentación. Algo más de una quinta parte de lo que gastaron los españoles en alimentación en 2016 se fue a productos cárnicos, alrededor de 925?. Si bien este desembolso se redujo unos 50? de media respecto a 2015.

La carne corona la lista del gasto en alimentación de prácticamente todas las comunidades autónomas. Sólo Canarias relega la carne al segundo puesto en favor de las frutas y verduras.

Así si los hogares isleños destinaron unos 675 euros a cárnicos en 2016, su inversión en vegetales se situó en los 755 euros. No se trata de un hecho puntual, el que el gasto medio de las familias canarias en verduras y frutas superen al de carne es algo que lleva ocurriendo al menos los tres últimos años.

A nivel nacional, las frutas y verduras son la segunda partida de mayor gasto para los hogares en cuanto a productos alimentarios. De media en España en 2016 las familias destinaron casi 820 euros a la compra de este tipo de alimentos, unos 10 euros más que en 2015 y casi 60 más que en 2014.

Vascos, navarros y catalanes son los que más invirtieron a la compra de vegetales en 2016, por encima de los 900 euros. Extremeños (610?) y castellano manchegos (680?) son, por el contrario, los que presentan las cifras más bajas.

El pan y los cereales son el tercer gran grupo de gasto en alimentación de los españoles, aunque el presupuesto destinado por las familias ha caído de media unos 20 euros en el último año (un 3,35%), dejando el importe de 2016 ligeramente por encima de los 600?.

SUBE EL GASTO EN ALCOHOL

El aumento del gasto en alimentación, aunque mínimo, es generalizado en casi todas las partidas. Sólo la carne, los lácteos y los cereales han experimentado descensos.

Donde más se notan los ascensos son en los alimentos no pertenecientes a ninguno de los grandes grupos de productos (donde se incluyen por ejemplo la sal, las especias y los alimentos para bebé), y en las bebidas alcohólicas.

En los primeros la subida ha sido de algo más del 40 por ciento, pasando de un gasto de casi 160 euros en 2015 a uno de 220 euros en 2016. En cuanto al alcohol, el gasto se ha incrementado un 6,3 por ciento en el último año al situarse en los 190 euros anuales de media.

Baleares es la comunidad donde mayor ha sido el desembolso de las familias en estos productos, unos 280 euros, seguida de Cataluña con 220 euros, y Murcia y Madrid donde se rondan los 200 euros.

Quienes menos han gastado en bebidas alcohólicas han sido los extremeños, cuyo gasto se sitúa en algo más de 130 euros. No obstante, Extremadura es una de las comunidades donde más ha crecido el presupuesto destinado a la compra de estos productos, un 12,2 euros, sólo por detrás de Comunitat Valenciana (17%), Baleares (18,7%) y Navarra (28%).