España

La primera fotoperiodista española, Joana Biarnés, muestra su "pincelada femenina" en una antología de sus mejores obras

La fotoperiodista Joana Biarnés (Tarrasa, 1935), la primera con esta profesión en España, ha presentado este miércoles en Conde Duque el libro en el que se ha recopilado todo su archivo, 'Joana Biarnés. Disparando con el corazón', en el que se puede observar gran parte de la Historia y en el que queda constancia de la "pincelada femenina" con la que trabajó.

MADRID, 25 (EUROPA PRESS)

El título del libro hace referencia a que "es el corazón quien manda al cerebro disparar, no es el dedo". "He trabajado de todas las maneras, no siempre he utilizado la misma mirada, pero las fotos que transmiten algo es porque he disparado con el corazón", ha relatado Biarnés, quien quiso ser siempre llamada fotógrafo, y no fotógrafa, para "superar" a sus compañeros, todos hombres.

Biarnés ha contado con la presencia de la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, para acompañarla en el acto, donde han estado asimismo presentes gran cantidad de compañeros de la profesión que han mostrado su "admiración" hacia la fotoperiodista.

Ha sido la regidora quien ha dado paso a la fotógrafa en la presentación. La regidora ha puesto en valor la importancia de sus fotografías para "quien quiera estudiar parte de la historia de España" porque "explican lo que era una época". "Para entender el tiempo pasado, no hace falta solo estudiar los datos y leer lo que pasó, sino que es imprescindible ver las caras: queda reflejado la sonrisa, la rabia, la burla...", ha remarcado a continuación Manuela Carmena, quien ha destacado la "personalidad" de Biarnés.

Al comienzo de su intervención, la fotoperiodista ha tenido un emotivo recuerdo para su padre, a quien debe "no haber tirado la toalla", y quien le ofreció "todos los consejos y valores" que ha tenido presentes a lo largo de su vida.

EL NACER DE UNA FOTOPERIODISTA

Viajó con Raphael, estuvo tres horas en una habitación de hotel con los Beatles, fotografió bailando juntos a Nureyev y a Antonio 'El Bailarín' así como a Lola Flores y Audrey Hepburn. Pero los comienzos no fueron fáciles, como ella misma ha reconocido en declaraciones a Europa Press.

Al ser una "nefasta" estudiante, curioseó con la idea de ser telefonista, pero fue su padre quien la disuadió tras hacerle ver que "no iba a estar toda la vida la clavija". El padre, que realizaba fotografías para un periódico de la zona, no pudo acompañar un día a un grupo de excursionistas que habían descubierto una sima porque tenía pendientes otros trabajos.

Fue entonces cuando Biarnés --entonces Juanita-- decidió coger la cámara, un flash "que pesaba dos kilos" y se encargó de realizar el reportaje fotográfico. Otro punto de inflexión en su vida fue cubrir junto a su padre las riadas de Tarrasa en los años 60, con más de 700 muertos. "Ver a bebés ahogados en el barro, familias enteras atrapadas coche sobre coche... eso no se olvida, y me marcó profundamente", ha relatado emocionada.

Así, Biarnés decidió inscribirse en la Escuela de Periodismo de Barcelona, donde el profesor Del Arco, tras confesar ella que no le gustaban los toros "por la sangre", le envío un reportaje de prácticas sobre el matadero de la ciudad condal. Cuando entregó las fotografías, el profesor le aseguró que sería "una gran reportera".

UNA MUJER ENTRE HOMBRES

A partir de ahí, acompañó a su padre a partidos de fútbol, donde recibió insultos y el árbitro llegó a instarle a abandonar el campo. Pero ella mostró su acreditación como fotógrafo. Joana Biarnés ha asegurado que a pesar de ser una profesión en la que era la única mujer, "todos" sus compañeros la respetaron.

Si bien, ha reconocido que al verla "tan femenina, tan mona", estaban "un poco a la defensiva, un poco a ver qué hace". Joana Biarnés pretendía demostrar a los fotógrafos que "quizá" ella contaba con una "pincelada femenina que igual ellos no tenían".

Así, ha reivindicado que la mujer continúa aún con esta "lucha", también en el mundo del fotoperiodismo. "Ahora llegan a un periódico con una fotografía y al preguntar por la cantidad que les van a reportar, a continuación responden que lo que van a hacer es firmarla", ha recriminado.

Biarnés ha relatado que viajó a Madrid para cubrir un Mundial de Motociclismo, y que allí, tras entregar las fotografías, fue llamada de 'Pueblo' para incorporarse a la plantilla. Aceptó y se trasladó a Madrid, donde vivió un total de 22 años. "En 'Pueblo' todos luchábamos por la primera página; le debo a Madrid la parte profesional", ha aseverado.

LOS BEATLES

Joana Biarnés ha señalado que se sintió fotoperiodista tras pasar tres horas con los Beatles en una habitación de hotel. En aquel momento, recordó que su padre le había instado siempre a tener "la foto". En la rueda de prensa con el grupo, se dio cuenta de que tenía las fotos "que hacían todos".

Ella acudió entonces a Iberia para pedir un billete destino a Barcelona con los Beatles. Una vez en el avión, "temblando", se metió en el aseo, abrió la puerta --de corchetes-- y empezó a disparar hasta que fue descubierta por Ringo Star, pero ella ya tenía "la foto".

Una vez aterrizaron, fue detrás del grupo al Hotel Avenida Palace. Al estar el ascensor vigilado por los guardaespaldas, Biarnés subió hasta la suite en el montacargas. Fue también Ringo Star quien le abrió la puerta, y todos la invitaron a pasar. "Estuve tres horas con los Beatles en la habitación haciendo fotos como una loca", ha rememorado con una gran sonrisa.

Sin embargo, este gran trabajo tuvo también su "fracaso", ya que el periódico le dijeron que el Gobierno había dado orden de "no promocionar a estos chicos". "Aquello era un pedazo de reportaje, y lo regalé a 'Ondas', porque lo importante era publicarlo, que lo viera la gente", ha concluido.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint